La Cámara de importadores - CIRA - pide no cumplir normas legales mientras hace efectivo su lobby

Gobierno 23 de enero de 2018 Por
En un inquietante comunicado la cámara de importadores pide no cumplimentar las normas vigentes e informa sobre las gestiones de lobby que se cumplimentarán en favor de sus asociados.
573628
Ignacio Perez Riba, el hombre de los importadores en el Ministerio de la Producción

Mundo empresarial recibió un comunicado de la Cámara de Importadores de la República Argentina - CIRA -  en el que la institución pide a sus asociados no cumplir con una norma de la AFIP y de la Secretaría de Comercio de la Nación.

En rigor se trata de la resolución conjunta 4185-E suscripta por el administrador Alberto Abad y por el Secretaría Miguel Braun. La norma es estructural, refunda el “Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones”  (SIMI) e indica especialmente en el artículo 7 que "La Administración Federal de Ingresos Públicos realizará un análisis sistémico basado en niveles de riesgo y/o respecto de la capacidad económica financiera del importador para afrontar las operaciones que se pretendan cursar, y en caso de resultar pertinente, le solicitará información a través de un requerimiento electrónico."

En un "inquietante" comunicado, la cámara de importadores les recomienda a sus asociados "continuar con sus operaciones de importación de la manera habitual, a pesar de lo indicado en la Resolución conjunta 4185-E", en sintesis les indica no cumplimentar la norma legal y vigente.

Pero lo preocupante de la circular de la entidad que preside Rubén Oscar García de la firma de FV S.A. es que afirma que la postergación de la norma por más de 30 días y que "en ese lapso se revisará el artículo 7" algo que transparenta el íntimo vínculo entre la entidad y el Ministerio de la Producción de la Nación que conduce Francisco Cabrera.

Según lo indica el propio organigrama del Ministerio de la Producción (al 14-12-2017) el Jefe de Gabinete de Asesores (EE) es Lic. Ignacio PÉREZ RIBA, que además de ser militante del PRO y de la Fundación PENSAR , es hijo del ex presidente de la Cámara de Importadores, Diego Pérez Santisteban.

El vínculo directo entre los importadores y la mano derecha de Cabrera pondría claridad sobre el acceso privilegiado a la información que tiene CIRA pero aún yendo más lejos sobre las decisiones que tomará a futuro la propia AFIP y la propia Secretaría de Comercio lo que pondría en una situación clara de perjuicio económico para los empresarios que no cuentan con dicha información y que si están cumpliendo al pie de la letra las disposición legales vigente.

La duda que subyace a las decisiones políticas que toma el Ministerio de la Producción sobre si beneficia a los importadores en lugar de a los industriales que producen localmente se evacúa rápidamente. La balanza comercial para el año 2017 fue deficitaria en casi 9000 millones de dólares producto de la apertura indiscriminada de las importaciones y la caída de las exportaciones, situación que Cabrera debería estar solucionando y no profundizando como sucede al calor del verano. La "fiesta" de los importadores se riega con don perignon, vinos y mariscos, todos regalos que recibió el "jefe de asesores" de manos de importadores según consta en el registro de obsequios (en blanco) de la oficina anticorrupción, nimiedades frente a los verdaderos conflictos de intereses que debería investigar.

IMG-20180123-WA0000

Think Tank

Cabrera, Braun y Pérez Riba -y muchos otros funcionarios de la actual gestión nacional- tienen un denominador común: la Fundación Pensar, usina de ideas del PRO. El ministro de Producción fue su primer presidente, el secretario de Comercio fue director ejecutivo y el jefe de Gabinete del Ministerio ocupó el cargo de director de Relaciones Institucionales de la fundación, que se encuentra bajo investigación por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) por el presunto desvío de fondos públicos de la Ciudad de Buenos Aires hacia dicha entidad.

Un consenso inédito

Convocados por el Centro Despachantes de Aduana (CDA), importantes actores del comercio exterior  y cámaras empresarias suscribieron una presentación a la Secretaría de Comercio y la Administración Federal de Ingresos Públicos para que esos organismos se expidan sobre una serie de aspectos poco claros de la Resolución General Conjunta 4185-E y/o consideren una prórroga de su fecha de entrada en vigor, establecida para el 23 de enero.

Lo cierto es que el régimen de comercio exterior no tenía claridad procedimental, no la obtuvo con la norma 4185-E y tampoco ayuda el "berenjenal" comercial que realizan las empresas en particular para importar. Casi literalmente afirman en las notas a las autoridades que hay ciertos rubros que no saben que importaron hasta que los sacan del depósito aduanero, algo que favorece la evasión/elusión fiscal, perjudica la capacidad de controlar a la aduana los bienes que ingresan al país y limita la capacidad del Estado de administrar dinámicamente el comercio exterior.

En este sentido CDA convocó a representantes de  AIERA (Asociación de Importadores y Exportadores de la República Argentina), CAC (Cámara Argentina de Comercio y Servicios), CACIPRA (Cámara de Comercio, Industria y Producción de la República Argentina), CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), CERA (Cámara de Exportadores de la República Argentina), que se sumaron a evaluar cada artículo de la resolución y arribaron a un consenso sobre las dificultades planteadas.

Como resultado, y en un hecho inédito, las instituciones mencionadas acordaron realizar una presentación formal en conjunto, que ya fue entregada a las autoridades de aplicación (ver links de descarga).

Para descargar la Nota presentada al Lic. Miguel Braun

Para descargar la Nota presentada al Dr. Alberto Abad

CDA

Actualización boletín de CIRA del 24 de Enero del 2018

Te puede interesar