Desde la UIA aconsejan que también desplacen a Miguel Braun

Industria 21 de junio de 2018 Por
Para Industriales, Sica estará condicionado si en su Gabinete se mantiene el poder de Braun. Piden desarticular el peso de los importadores corriendo también a Ignacio Perez Riba.
160225192512-cnne-argentina-commerce-secretary-miguel-braun-dusa-00023729-full-169

Los empresarios ligados a la UIA redoblaron las relaciones que mantienen semanalmente, con llamados y encuentros informales, para poder reconfigurar el rompecabezas que significó el desarme de parte del Gabinete económico del Gobierno nacional. Lejos de los festejos, los industriales empujarán con fuerza para que el secretario de Comercio, Miguel Braun, y su equipo más cercano dejen esa área a la que consideran clave para un cambio a favor de la producción nacional.

Los dueños de las fábricas están convencidos que la etapa Cabrera estuvo signada por la relación que Braun y varios hombres de su entorno mantuvieron con la Cámara de Importadores, los mayores ganadores de la apertura comercial con el mundo, al ritmo del hundimiento local. "Te recomiendo que te reconviertas y fabriques cerveza artesanal", era una de las recomendaciones que surgieron desde ese entorno.

Fuentes de poder dentro de la UIA confiaron a BAE Negocios que la permanencia de Braun, Shunko Rojas (subsecretario de Comercio Exterior) e Ignacio Pérez Riba (jefe de Gabinete del Ministerio de Producción) en el nuevo esquema "dejará atado de pies y manos a (Dante) Sica para imponer un plan de acción que sea consecuente con su mirada industrialista".

Los empresarios fabriles, sin embargo, evitaron mantener contactos con funcionarios nacionales. Ninguno en la casa de Avenida de Mayo 1147 fue consultado por la designación de Sica. "¿Por qué ahora nos van a hacer caso a nuestros pedidos?", se preguntaron ante el éxito de las presiones para modificar nombres y formas de acción.

La designación del consultor -que asumirá mañana- significó para los industriales la reactivación del canal de diálogo que se había roto con Cabrera. Sin embargo, confiaban más en la recomposición de la relación que en la reconversión de Braun y sus asesores en favor de la industria nacional con mecanismos para resguardar a las fábricas hasta lograr un equilibrio de competitividad.

 Los argumentos sobre los tiempos que llevará la configuración de reglas técnicas, más el rechazo de la OMC a herramientas como las DJAI, sirvieron para desactivar el pedido de barreras a la importación. Pero dentro de la UIA se instaló la idea de utilizar reglamentos que están en funcionamiento en otros países o bloques comerciales para proteger a productos que son afectados por la libertad comercial desleal al trabajo local. Ese aporte estuvo lejos de la atención de los encargados del Comercio Exterior argentino, que aclararon que el camino era el marcado.

La salida de Cabrera de Producción activó posibilidades de cambios en provincia de Buenos Aires. La gobernadora María Eugenia Vidal, integrante de la mesa chica de Cambiemos y una de las que habría inclinado la balanza para el desplazamiento del exministro, podría promover la salida de su hombre en Producción, Javier Tizado, quien había llegado a ese cargo a partir de la recomendación de Cabrera.

Tizado mantiene un vínculo aceitado con los industriales bonaerenses aunque los empresarios admitieron que la "falta de recursos que tiene el área no lo convierte en mago", en referencia a la falta de resultados a los problemas de competitividad del sector. Los industriales afirman que el problema no es el ministro sino la ausencia de políticas para el sector de parte de la propia gobernadora Vidal.

Te puede interesar