Para Sica habrá recesión pero será corta

Gobierno 29 de julio de 2018 Por
Sica:"Esta desaceleración será más corta que las recesiones previas". El ministro destaca que el país ya está saliendo de la crisis cambiaria. Apuestan a 9 sectores para crecer.
dante-sica.jpg_147459497
dante-sica.jpg_147459497

Dante Sica lleva un mes al frente del Ministerio de Producción. Economista especializado en industria y comercio exterior, llegó al Gabinete en el último recambio con el que Mauricio Macri buscó reorientar la gestión, golpeada por la crisis cambiaria y el freno en la actividad.

-En las últimas semanas empezaron a aparecer indicadores negativos en la economía. ¿Hasta dónde llegará la caída?

-Lo que estamos viendo es que al impacto de la sequía se suma el impacto del cambio de precios relativos. En el tercer trimestre vamos a tener una desaceleración fuerte y en el cuarto podría empezar a aplanarse. Estamos saliendo ya de esta crisis cambiaria. En la medida en que el mercado termine de calmarse, vamos a empezar a tener un poco de soltura por la tasa de interés. Vamos a ver mucha heterogeneidad y va a ser una desaceleración más corta que las recesiones anteriores.

-¿Por qué sería más corta esta vez ?

-Todos los datos de consumo —autos, electrodomésticos, motos— venían creciendo fuerte hasta mayo. En junio ya se empiezan a desacelerar, pero hay otros indicadores que siguen creciendo fuerte. Por ejemplo, turismo. Los bienes durables son los que van a tener la desaceleración mayor. Sectores como textil y calzado están viendo una desaceleración de su consumo interno, pero con el cambio de precios relativos vemos que actividades que antes tenían una tasa de expansión baja se están recuperando vía exportaciones. Lo vemos en peras, manzanas, vid. Después de diez años volvieron las exportaciones de mandarinas a Brasil. Empieza a cambiar todo el mapa productivo.

martin_etchegoyen Renunció Etchegoyen molesto porque no lo hicieron ministro de producción

-Este año se esperaba que el país rompiera con el stop and go. Pero con la crisis esa chance se alejó.

-Somos muy optimistas con respecto a lo que viene. Esta caída va a ser más corta que en experiencias pasadas, vamos a terminar el año con mejores fundamentals en déficit fiscal y cuenta corriente y eso nos va a permitir construir con mayor solidez. Vemos hacia finales de año una recuperación. Ya estamos viendo proyectos de inversión en sectores durables. El año puede terminar todavía en términos positivos, con un crecimiento entre 0,5% y 1% del PBI.

-¿Es posible que la producción repunte con tasas por arriba del 45%?

-Lo que tenemos que pensar es que estas son unas tasas temporales de compromiso para poder frenar la crisis cambiaria. Nuestro primer objetivo en el Ministerio fue mirar la cadena de pagos en el corto plazo, tratando de aceitarla y de que no se genere ninguna ruptura. Es cierto que el mantenimiento de esta tasa a futuro claramente afecta el nivel de producción, pero a medida que vayamos saliendo de esta crisis cambiaria, vamos a poder bajar rápidamente la tasa de interés. Por eso salimos a hacer estas medidas de corto plazo, a suministrar financiamiento a las pymes para todo lo que sea capital de trabajo, que es lo que más se resintió en esta etapa.

-¿Cómo va a impactar la crisis en el empleo?

-Hasta los últimos datos de mayo no habíamos visto una caída del empleo, aunque las expectativas de que siguiera la expansión en la segunda parte del año quizás son menores, especialmente en la construcción. No estamos viendo un proceso de destrucción masiva o generalizada de empleo, sí estamos viendo que hay sectores que tienen problemas, en especial metalmecánica o textiles y estamos trabajando junto con el Ministerio de Trabajo. No vemos sectores en crisis, sí vemos empresas con problemas, en especial las más volcadas al consumo interno.

empleo.jpg_147459497 Cayó el empleo formal en mayo y hay más empresas con planes de reducción

-¿Cuál es la estrategia para apuntalar a estos sectores?

-Vamos trabajando con un gran instrumento, que hemos profundizado, que son las mesas sectoriales con las que buscamos mejorar la eficiencia y la competitividad. Estas mesas reúnen al sector privado, al sector sindical y al Gobierno. Ahí trabajamos desde la micro para ir destrabando cuestiones que hacen a la competitividad. Y por otro lado ponemos el foco en los problemas de corto plazo. Por eso lanzamos una línea de financiamiento para pymes con descuento de cheques a tasas del 29% a través de los bancos públicos. Está focalizada en capital de trabajo y en darle liquidez a la cadena. Ya tenemos casi 8.000 pymes que han ingresado y para fin de julio vamos a tener casi 10.000 pymes.

1532650736638 "6 de cada 10 Pymes están en situación de vulnerabilidad económica" Leo Bilanski en Olavarría

-¿Cuál es el plan para apuntalar las exportaciones?

-Estamos viendo una demanda muy fuerte. Sectores que hasta el año pasado eran demandantes de medidas de protección hoy están pidiéndonos ayuda para poder exportar. La implementación del sistema de Ventanilla Unica simplificó mucho los trámites, igual que el Exporta Simple, son cada vez más utilizados. Hay sectores, como calzado, que con este tipo de cambio pueden exportar a Chile o Colombia, mercados que son desafiables por el nivel de tamaño. También se está viendo un incremento de pedidos en vinos y en oliva, y se nota el impacto de la apertura de China y Japón con las exportaciones de carne que crecieron 60%. En los últimos dos años se abrieron 65 mercados para la agroindustria. Esta mejora que ha tenido el tipo de cambio está dando un aumento del crecimiento de las exportaciones muy fuerte.

-¿No hay riesgo de que la inflación se coma esta mejora?

-No, no pensamos que pueda haber un traslado muy fuerte. Lo importante es que no vamos a abandonar el programa más estructural: trabajar sobre todas las barreras que impedían la mejora de la competitividad. Por eso el programa de desburocratización sigue avanzando. Las mesas sectoriales son un elemento importante para avanzar en ese sentido. Cada vez más sectores están empezando a poner a la internacionalización como una variable importante en su estructura de negocios.

-¿Qué tienen previsto para Vaca Muerta?

-Vaca Muerta esta expandiéndose y en un proceso cada vez mayor de inversiones. Todos los pozos tienen mayor productividad de la esperada. Gracias a los acuerdos que se han hecho, ha habido una baja de costos importantes. El 13 de agosto estamos relanzando la mesa sectorial de Vaca Muerta junto con el ministro de Energía, Javier Iguacel, y estamos llevando al sector privado y a toda la cadena de proveedores. Lo hacemos porque empezamos a ver algunos cuellos de botella en la cadena de proveedores. Vaca Muerta va a ser uno de los grandes tractores de crecimiento de la economía de los próximos años. El desarrollo de esa cuenca nos va a permitir muy rápidamente volver a exportar gas y en los próximos tres o cuatro años vamos a tener el valor de la energía más competitivo de América Latina. Las mesas nos permiten trabajar sobre las trabas micro que de alguna manera impactan en los costos de la operación. Esto limpia bastante el panorama y mejora todo lo que es la eficiencia del sector.

Los 9 sectores que traccionarán la economía

El Ministerio de Producción viene trabajando con planes de mediano plazo para impulsar el crecimiento de nueve sectores con alto potencial para Argentina. En estas mesas sectoriales participan representantes del Gobierno, de las empresas y de los sindicatos para buscar resolver temas de financiamiento, exportaciones, logística, empleo, productividad y desarrollo de proveedores. Ya hay cuatro mesas en marcha y otras cinco se sumarán en las próximas semanas. Una de las más importantes será la de Vaca Muerta, según le detalló al Económico el ministro Dante Sica.

Vaca Muerta: la mesa se constitutirá en Neuquén el próximo 13 de agosto. Allí, los ministros Sica y Javier Iguacel (Energía) se reunirán con empresas y trabajadores para avanzar en los temas que permitan mejorar la productividad del yacimiento. “Estamos viendo que por el incremento de la producción se generan cuellos de botella entre los proveedores. Vamos a trabajar para solucionar eso”, dijoSica. Hoy hay 30 concesiones en el yacimiento: la meta es llegar a 100 en 2023. Entre 2018 y 2019 se esperan inversiones por US$18.000 millones, mientras que en los últimos cinco años el promedio de inversión anual fue de US$7.000 millones.

Textil y confección: “Tenemos un doble desafío que es dar una respuesta al sector para abordar la coyuntura y pensar también en el mediano plazo para consolidar un perfil productivo con un mayor perfil exportador”, indicó Sica .

Calzado y marroquinería: “Necesitamos trabajar con una mirada sobre el corto plazo para atender a la coyuntura, pero también definir un perfil productivo para el sector del calzado que incorpore diseño, certificaciones de calidad e innovación para potenciar las exportaciones”.

Línea blanca: “Hay mucho por hacer en cuanto al fomento de la actividad, especialmente para los próximos meses por las altas tasas de interés que tenemos que afectarán el consumo de bienes durables”, indicó el ministro. En ese sentido, el plan es trabajar con el Banco Nación en una línea de financiamiento para la demanda de productos de alta eficiencia energética y con el banco de Inversión (BICE) para el financiamiento de proyectos de inversión. Los otros ejes fundamentales serán el desarrollo de proveedores —con foco en la calidad—, la incorporación de las herramientas de la industria 4.0 y el fomento de las exportaciones.


Madera y muebles: “El objetivo fundamental de esta mesa es estimular el desarrollo del sector a partir de la promoción del diseño y la calidad en la producción de muebles”, señaló. “La Argentina tiene un potencial enorme por la extensión de los bosques nativos de alta productividad que tenemos y por la calidad de las empresas y profesionales del diseño. Los focos del trabajo de la mesa serán la apertura de nuevos mercados, el desarrollo de proveedores y la incorporación de innovación y diseño en los procesos productivos”.

Estas cinco mesas se sumarán a las cuatro en las que se viene trabajando en los últimos dos años.

Autos: se busca producir 1 millón de unidades en 2023 con un 40% de integración local de autopartes y exportar al menos un 35% a destinos extra-Mercosur. Hasta ahora hay inversiones en ejecución por US$5.100 millones entre terminales y autopartistas. También se trabaja en la reducción de impuestos internos. A nivel exportaciones se cerró un acuerdo bilateral con Colombia para el comercio sin arancel de un cupo de 42.000 vehículos. El sector representa el 6,6% de la producción industrial y emplea a 67.746 trabajadores distribuidos en 12 terminales y más de 500 autopartistas. Con US$7.360 millones, las exportaciones de autos representan el 11% de las ventas externas totales de la Argentina.

Maquinaria agrícola: el plan es duplicar las inversiones para alcanzar los US$1.000 millones entre 2018 y 2020, con exportaciones por US$700 millones, el triple del nivel actual. Hay 13.000 trabajadores directos y 30.000 indirectos, principalmente en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. El 96% de las empresas del sector son pymes. Buscan crear 2.000 nuevos puestos de trabajo.

Energías renovables: el objetivo es mejorar la integración local en 2023 en un 50% para los equipos de energía eólica y en un 35% en promedio para todas las tecnologías. Así se crearían 9.500 empleos industriales y otros 3.000 en operación y mantenimiento para el 2023. Las empresas del sector de energía eólica tienen en ejecución inversiones por US$4.000 millones en el marco del Plan RenovAR. La integración promedio de componentes nacionales pasó del 11% en la ronda 1 al 37% en los proyectos adjudicados para la ronda 2 del RenovAR. Hay 5.600 trabajadores en el sector. Hacia el 2025 se esperan inversiones por US$15.000 millones.

Comercio: se trabaja en el desarrollo del pago electrónico para mejorar los niveles de formalización y reducir el costo de la administración del efectivo. A través de disposiciones del Banco Central se ampliaron las opciones para el traslado de caudales para abaratar los costos para los comercios. Y se avanzó en la implementación de la factura electrónica. Además, la AFIPanunció mejora en los actuales planes de facilidades de pago. También se implementaron controles para la fiscalización de empleo registrado en supermercados minoristas y se trabaja en ampliar opciones de compensación al impuesto a los Débitos y Créditos. El sector nuclea a un millón de trabajadores repartidos en 160.000 empresas. El 99% son pymes.

Fuente:  clarin

Te puede interesar