#LavaManos Para Belocopitt “La responsabilidad empresaria en la corrupción no es similar a la del Estado”

Opinión 06 de agosto de 2018 Por
El CEO de Swiss Medical y América dijo que el cuaderno gate “es una oportunidad para que salgan empresarios arrepentidos” y cargó sobre los gobiernos. El vaciamiento de Blue y los aportes truchos.
1533323792993

“Una bomba, ¿no? Si se investiga correctamente y se hace el seguimiento, puede tener una trama muy bien estructurada y no tan compleja de demostrar. Porque tenés horarios, fechas, podés hacer trazabilidad de las transacciones financieras de las compañías. Es más contundente que los propios bolsos de (el ex secretario de Obras Públicas, José) López que se vieron por televisión”, dice a Letra P Claudio Belocopitt, el CEO de Swiss Medical y Grupo América, sobre el escándalo de los cuadernos del chofer de la mano derecha del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido. Una causa que, por primera vez, empezó a poner bajo la lupa a los empresarios, la otra pata en el tango de la corrupción.

Belocopitt es un histórico del Círculo Rojo que se ha caracterizado por lecturas desacartonadas, en los años K y en el contexto de la gestión Cambiemos. Los plasma a lo largo de una charla sobre actualidad. “El Gobierno tiene que dar explicaciones de la situación de los aportantes truchos, porque es una barbaridad”, consideró sobre la causa que investiga financiamiento de la campaña 2017. Y pidió “transparentar” la forma de aportar, “quizás con un monto más elevado para los aportes privados, y no de forma anónima”.

Respecto del affaire de los cuadernos que se inició con las notas de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, fue un paso más allá y reclamó que los políticos que se encuentren culpables no vinculen las pesquisas a temas políticos: “Si existieron hechos de corrupción, no se puede seguir jodiendo con la política”, aseguró.

BIO. Se formó como contador en la Universidad de Belgrano. Es presidente de Swiss Medical Group, de ECCO Emergencia y Prevención, SMG Seguros y SMG-LIFE. El Grupo se creó en 1989. En 1991 empezó a construir la maternidad Suizo Argentina y en 1994 comenzó a devorar empresas. Primero fue Optar y más tarde Nubial, Medicien, Qualitas y Docthos. En el 2000 se expandió a Uruguay cuando compró las firmas Blue Cross y Blue Shield. En 2003 se metió en el negocio de los Seguros con SMG Life y tres años después inauguró la Clínica Los Arcos. En 2016, cuando el ex diputado Francisco De Narváez decidió vender, le compró su parte en América, quedando como socio de Daniel Vila.
 -¿Lo sorprendieron tantos empresarios involucrados?

-No, porque evidentemente para que se produzcan estos hechos tiene que haber dos partes. Por lo primero que se está mostrando, esto es un diario de la corrupción que puede derivar en un antes y un después.

-Al inicio de la gestión Cambiemos, Adrián Werthein, CEO de los W, pidió autocrítica por el rol de los empresarios en la década K. Después de eso, siguieron los escándalos con privados y Estado. ¿Hoy cómo lo observa?

-Por un lado, los empresarios, como los políticos, los periodistas y los deportistas, no abarcan un todo. Hay buenos y malos desde el punto de vista de la honestidad. Hay empresarios buenos y malos, no se puede tomar esto como una situación general. Por supuesto que los empresarios han tenido su parte, pero que esto no nos ponga de nuevo a pensar que es todo la misma cosa, todo una porquería. Porque no es así. El país está lleno de empresarios que se están rompiendo el alma sosteniendo las fuentes de trabajo, haciendo las inversiones, que viven con la dificultad diaria…

[La Cornisa] Entrevista a Adrián Werthein PROpaganda: Desopilante entrevista de Luis Majul a Adrián Werthein, a Gustavo Weiss y Claudio Belocopitt

-Pero hay sectores que están más directamente vinculados, donde la cuestión parece casi sistemática.

-Sí, pero quiero hacer una reflexión en este punto. El tema del club de la obra pública es algo que se habla hace mil años. La pregunta es: en todos los casos los empresarios son responsables, no tengo ninguna duda, pero no es la misma responsabilidad de los políticos. Porque el Estado siempre es más responsable. Esto que pasó es una oportunidad para ver si salen empresarios como arrepentidos. Hay que ver cuál es la realidad. Ahora, si se cuelan circunstancias extremas, un empresario de la construcción tiene una empresa con 5.000 pibes laburando, le tiene que pagar el sueldo todos los días y hay un club de la obra pública y te ponen la pistola en la cabeza, no está bien. La responsabilidad no

es la misma, porque el Estado fija las condiciones.

-Pero esos actores se plegaron a un sistema que funcionaba aceitado con esas reglas.

-Si el sistema funcionó así, está mal. Pero si hay una situación determinada que produce una distorsión absoluta… . Si vos me preguntas a mí, andá y denuncialo. Pero si (Roberto) Lavagna dijo que había un club de la obra pública, ¿por qué no fue hasta las últimas consecuencias? ¿Qué pasó? Era un funcionario que tenía peso específico, que estaba ahí, en el poder.

20180423 - angelo-calcaterra-odebretch #LavaGato El primo de Macri declara en la causa de los cuadernos de las coimas

-Antes de llevarlo a otro tema, ¿cómo evalúa la situación de Cristina Fernández? Fue citada como cabeza de una asociación ilícita por el juez Claudio Bonadío y muchos atan su futuro al del nuevo rumbo o no del peronismo.

-Llámese Cristina, Pedro o Juan, lo que se tendría que definir es que si han existido hechos de corrupción, no se puede seguir jodiendo con la política. Porque si no es una tomada de pelo. Lo primero que hay que hacer es ir hasta las últimas consecuencias y que oficialismo y oposición estén de acuerdo en eso. Tienen que dilucidar si hay hechos políticos o de corrupción y, si son de corrupción, te tenés que ir a tu casa. Estas es la discusión. Porque si todo acto va a ser una consecuencia política y esta es una herramienta que todos usan, mañana los que son hoy anti K la van a sufrir con el macrismo. Van a juzgar a tu funcionario y van a decir que es un hecho político, para cubrirse entre todos. Sino, sigue la joda y no cambia nada.

"un empresario de la construcción tiene una empresa con 5.000 pibes laburando, le tiene que pagar el sueldo todos los días y hay un club de la obra pública y te ponen la pistola en la cabeza, no está bien. La responsabilidad no es la misma, porque el Estado fija las condiciones."
-Antes de que estallara esta causa, el eje eran los aportes truchos a la campaña de Cambiemos. En ese tema del destino de dinero también se observa con cuidado a los empresarios que ponen plata. ¿Tiene una posición al respecto?

-Se pueden hacer distintas cosas. Para mí hay que transparentarlo bien, sería algo fundamental. El Gobierno tiene que dar explicaciones de la situación de los aportantes truchos, porque es una barbaridad. Y vuelven con esa idea de que este es el sistema de la política. Pero no, ni loco es el sistema de la política, cambialo. Si querés provocar cambios de fondo para lograr que la sociedad deje de estar tan escéptica y tan podrida, dolida y descreída, los que tienen la gran posibilidad son los políticos. Los que marcan las condiciones del juego.

-Los empresarios no parecen no querer contribuir a las campañas, la mayoría admite que pone.

-Lógico. Vamos a ser realistas: ¿por qué se generan estos caminos de necesidad? Porque la ley electoral tiene límites específicos a la plata que podés aportar. Y evidentemente, esta plata a los partidos no les alcanza.

-¿Por qué las campañas son muy caras o porque se la llevan?

-Todos dicen que son caras. Pero bueno, hagamos un reglamento más claro, quizás con un monto más elevado de aporte para los privados.

-¿Los CEOs estarían dispuestos a poner la cara, a estar identificados?

-Anónimo no debería ser, si querés transparentar no puede ser anónimo.

 

 

-Ahí tendrá problemas con los que ponen en varias campañas, que son muchos.

-Hay muchos que ponen en todas y no me parece mal. Pero, obviamente, en países más desarrollados está mucho más claro. Los sistemas de recaudación muy conocidos en Estados Unidos, saliendo a buscar plata de las compañías… salen a buscar desesperadamente y con nombres. Todo tiene que ir hacia una realidad más seria, porque si vos apoyás a un candidato y el día de mañana te perjudicás porque sale un problema legal, un escándalo y dicen “este puso para la campaña”, ahí se pudre todo. Nadie va a poner.

-En estos temas en particular, ¿ve más claridad que en los años K?

-Los nombres truchos del aporte de aporte de campaña son un extremo de desprolijidad. Y si antes se lo criticábamos tremendamente al kirchnerismo, ahora se lo tenemos que criticar tremendamente al Gobierno.

-¿Lo ve muy desprolijo a este gobierno?

-No,

creo que tiene errores claros, pero es mucho más prolijo. La base que te lo muestra son las mediciones, es el INDEC. Si ves los últimos números del trimestre le dan mal todas las variables, pero te las ponen, las muestran.

Los nombres truchos del aporte de aporte de campaña son un extremo de desprolijidad. Y si antes se lo criticábamos tremendamente al kirchnerismo, ahora se lo tenemos que criticar tremendamente al Gobierno.

-Me refería más a lo político, como el caso aportes, o bien la escasa comunicación y precarias conclusiones ante la escuela de Moreno en la que un escape de gas mató a dos docentes.

-La realidad es que el Estado tiene un funcionamiento que es lamentable. Por supuesto que no lo pudieron arreglar y no lo va a poder arreglar el gobierno que viene. Lo que estaría buenísimo de la política, sí, es que se hagan cargo. Todos estos ñatos de la oposición, el oficialismo, son todos responsables. Hay nombres que están desde que volvió la democracia y hablan como si no hubiesen estado. Forman parte de este sistema y son responsables. Lo de la escuela, ¿vos crees que todo el resto está en condiciones? Ni por asomo.

"Hay muchos que ponen en todas, y no me parece mal. Pero, obviamente, en países más desarrollados está mucho más claro. Los sistemas de recaudación muy conocidos en Estados Unidos, saliendo a buscar plata de las compañías… salen a buscar desesperadamente y con nombres."
-Usted gerencia una empresa de seguros y medicina privada, está íntimamente vinculado a un tema de agenda en medio de la crisis económica: el debate por el aborto legal. ¿Tiene una posición tomada?

-Institucionalmente creemos que lo primero que tenemos que entender es que tenemos empleados, profesionales y clientes que piensan de una manera y de otra. Lo primero que definimos es que no participamos en esta discusión, vamos a aceptar y respetar a rajatabla lo que la política defina. Por supuesto, con la objeción de conciencia para los profesionales que lo requieran, si la ley sale. Y cumpliendo todas las normas estrictas de seguridad que tenemos hoy.

-¿Su opinión personal?

-Sí, la tengo. Pero no quiero ponerme en el extremo. Lo que le he dicho a la gente, incluso en mi grupo de medios, es que todos pueden decir lo que quieran en el marco del respeto y que sea esta una gestión de los senadores para resolverlo.

-Ya que menciona a los medios, ¿por qué vaciaron de contenido periodístico a FM Blue, una radio que tenía un caudal de audiencia nada despreciable en esos ciclos?

-Porque, en definitiva, tenemos una radio con contenidos periodísticos, que es La Red, y queremos tener una FM principalmente musical, esa es la primera cuestión básica respecto a Blue. Igual, también se está analizando si, en determinados horarios, se va a hacer una cosa más periodística, pero la cuestión es que nos faltaba la pata musical. Tenemos un grupo que hace mucho vivo, mucha noticia, y necesitábamos algo más relajado.

-¿Con Spotify sirve tener una radio que pase música?

-Sí, porque la gente pone mucho FM para ir escuchando música. Y tiene cada hora el tema de las noticias de lo que está pasando. Es un mix.

" tenemos una radio con contenidos periodísticos, que es La Red, y queremos tener una FM principalmente musical, esa es la primera cuestión básica respecto a Blue."
-¿El interés en C5N lo abandonaron?

-No es que lo abandonamos, hoy C5N no está a la venta. Mañana, cuando la justicia determine qué va a pasar con eso, nosotros analizaremos cómo seguir.

-Telefónica salió al cruce fuerte de la concentración de Cablevisión y Telecom. ¿Los afecta como grupo de medios?

-Nosotros no estamos en el negocio del cable y la telefonía. En lo que estamos trabajando es en poder terminar de concretar los acuerdos con las telefónicas y los cables para poder monetizar como corresponde la emisión de contenidos. Dado que todavía hay lugares y sectores que no se están materializando.

-Para el negocio y la amplitud de información e ideas, ¿es bueno este nivel de concentración?

-Hoy es prematuro decirlo, hay que ver cómo se desarrollan las inversiones de los otros grupos. Obviamente, en ninguna actividad la concentración extrema es productiva. Pero también es cierto que los grupos que van a competir no son chiquitos, sino importantes.

Fuente: Letra P

Te puede interesar