¿Una que les sale mal? Marcas textiles famosas se convocan luego de importar la temporada de verano

Comercio 10 de agosto de 2018 Por
Comercios premiun que importaron ropa, en convocatoria por la devaluación. Compraron temporada de verano a $19 y deben pagarlo a $28. De paso también ayudan a fundir a la producción textil nacional.
20180809_093350155_bae100818-004f01.jpg_541755376

La importación de indumentaria premiun dejó en concurso de acreedores a marcas de primera línea como consecuencia de la crisis cambiaria, debido a que compraron grandes lotes para la campaña del verano próximo con costos a $19 por dólar pero que deberán afrontar sus pagos a $28, lo que significó un aumento de costos proyectados del 40%, siempre y cuando se mantenga la paridad. El esquema económico se sumó a la "tormenta perfecta" que atraviesan las fábricas y comercios del sector, afectadas por la retracción del consumo, la presión impositiva récord y las elevadas tasas de financiación.

Fuentes del sector consultadas por BAE Negocios confirmaron que varias de las empresas que venden marcas de primer nivel ingresaron en crisis porque "compraron en el exterior las prendas de la campaña de verano a $19, con pagos a 60 y 90 días, y ahora deben pagarlas a $28, lo que les generó una crisis financiera muy compleja y casi terminal".

20180806063304_.comercio-minorista-descuentos-liquidacion-02.jpg_501420591 Según la CAME, las ventas minoristas pymes cayeron 5,8% en julio

Wanama y Legacy son las dos marcas que confirmaron la convocatoria de acreedores ante los conflictos en sus cuentas. A estas, se le sumarían Stone, Akiabara, Bendito pie, Garçon García y Agarrate Catalina. Además, se podrían sumar, según información del sector, Run Run, Tucci, Zohue y Muaa, entre otras firmas de primer nivel del sector indumentaria.

En la grave situación tuvo una fuerte incidencia la retracción del consumo, con un mercado interno a la baja, que "se profundizará en los próximos meses". Según fuentes consultadas, esta situación es "apenas el preludio de lo que va a suceder", y se lamentaron de que el Gobierno a pesar de haber admitido una situación de crisis para el segundo semestre, no tome medidas al respecto.

De este modo, la fiebre importadora que entusiasmó a empresarios mercantiles, a partir de la apertura comercial que implementó el gobierno de Cambiemos desde diciembre de 2015 y que llevó a una crisis profunda a la industria textil argentina, generó un efecto contrario.

"Hay funcionarios que no están midiendo realmente lo que va a suceder, que es mucho más grave de los pensado", le dijo a este diario uno de los referentes de la indumentaria. Entre las particularidades de la situación están los conflictos financieros a partir de la falta de recursos competitivos para hacer frente a los "ahogos" que sufren las empresas ante la crisis.

De hecho, se lamentaron que las entidades financieras hayan "desarmado" el acuerdo gubernamental de tasa cero para las cuotas fijas en 3, 6 y 12, que ahora tienen un costo del 7,5% para los bancos y que sumado a los costos tributarios llegan a un 10% del costo de la ropa.

20180808 - ahora 12 Se desploma el programa Ahora 12 por la suba del costo financiero, caen 22% las ventas

Sin acceso a préstamos por líneas financieras "inaccesibles" para enfrentar la crisis y con una fuerte retracción del consumo, las empresas admitieron que la temporada de verano será "la medida de la continuidad de los negocios de empresas locales y de franquicias internacionales con participación nacional". "Hay muchas marcas que están muy mal, pero ese listado se va a incrementar porque lo que viene es mucho peor", admitió a este diario un empresario textil.

Fuente: diario Bae

Te puede interesar