Calzados Catamarca cerró y dejó 150 trabajadores en la calle

Industria 25 de septiembre de 2018 Por
suman 312 los despidos textiles Hubo manifestaciones en Casa de Gobierno y el Municipio. Producción prometió asistencia.

Finalmente, la planta de Calzados Catamarca cerró sus puertas dejando a 150 catamarqueños sin trabajo. No hubo telegramas ni notificaciones formales hasta ayer, cuando los operarios de presentaron en la planta ubicada en el área industrial El Pantanillo y se les impidió el ingreso. Con la medida suman unos 312 los despedidos en el rubro textil en lo que va del año.

Pese a que el cierre era inminente, los trabajadores aseguraron a El Ancasti que aún mantenían las esperanzas de que la firma decidiera rever la situación, ya que hasta el viernes se les pidió que terminaran de completar la producción y también recibieron el ingreso de materia prima.

La desolación se apoderó de los trabajadores pese a que verbalmente el gerente de la firma les informó que la indemnización total se hará efectiva en los próximos días.
Los textiles despedidos se manifestaron en el microcentro frente a Casa de Gobierno y al Municipio para exigir asistencia. También hicieron un breve paso por la boca de expendio de la firma, ubicada en Mate de Luna y Sarmiento.

El ministro de Producción, Daniel Zelarayán, fue el encargado de recibirlos y comprometió asistencia y contención, como sucedió en junio con los 67 despedidos de Alpargatas Textil.

En el encuentro hubo compromisos de que se trabajará en la reinserción laboral, en primera instancia para quienes cuentan con una edad avanzada. Sin embargo, Zelarayán destacó que la prioridad está en los primeros despedidos de Alpargatas que aún no lograron ser reubicados en su totalidad.
Sin embargo, las expectativas están puestas en que la provincia avance en la incorporación de plantas que puedan generar puestos y contener a los despedidos, que en lo que va del año suman por lo menos 312 en el rubro textil (Ver relacionado).

Paralelamente se gestionará el cobro de un seguro por desempleo plus, que podría elevar la cifra a un salario mínimo vital y móvil, tal como sucedió con Alpargatas.
Los desempleados también podrían acceder a un descuento o suspensión del pago de cuotas para quienes cuentan con viviendas sociales del IPV.

En la mesa de diálogo los desempleados pidieron expresamente contención psicológica debido a la situación traumática que les toca vivir, pues destacaron que la mayor parte de los casos se trata de personas de entre 40 y 50 años, con 20 y 30 años de servicio.

Otro de los planteos fue la necesidad de un resguardo judicial para evitar que las obras sociales dejen sin cobertura a los desempleados, tal como sucedió con los despidos en junio.
Por su parte, el intendente Raúl Jalil, en un breve encuentro, se comprometió a recibirlos en su despacho el próximo jueves a las 19.

Malestar
Los manifestantes expresaron su malestar con la Asociación Obrera Textil (AOT) por la falta de acompañamiento durante las protestas realizadas afuera de la planta y en el casco céntrico.
A través de los medios el titular del gremio, Jorge González, anunció a los desempleados que “el miércoles llegarán las cartas documento” y que luego se hará efectiva la indemnización total. Conocedor de la situación de la que viene hablando desde hace meses, el sindicalista se convirtió en una suerte de vocero oficial de la firma de capitales brasileros y dio a conocer los pasos anunciados a la patronal, pero sin involucrarse en las manifestaciones públicas.

En diálogo con Radio Ancasti, el sindicalista dijo también que en el transcurso de la jornada de ayer se harían efectivos los despidos de otros 51 trabajadores de Alpargatas. “La empresa se comprometió que el día miércoles empiezan a llegar los telegramas. Le hemos exigido a la empresa que en ese mismo telegrama se le explique cómo van a ser indemnizados”, dijo.

A diferencia de lo expresado por los despedidos, para González, “la gente ya sabía que la fábrica iba a cerrar, porque ha sido público todo lo que corresponde al cierre de la fábrica. La gente se enteró como correspondía y lo dije muchas veces; desgraciadamente me hubiera gustado equivocarme, pero no me equivoqué”, dijo.

Reiteró, además, que cobrarán un poco más del 100% de las indemnizaciones, ya que el gremio exigió que se tome como referencia el mejor sueldo del año, y no del último semestre, y que se aplique sobre el salario bruto y no el neto.

Pese a que el gremio había anunciado el viernes último el cierre definitivo de la planta, González negó conocer que se iba a realizar ayer y aseguró que la única respuesta obtenida por la patronal fue que obedeció una decisión expresa desde Brasil.
González dio más detalles de las decisiones patronales y anunció que ayer mismo Alpargatas enviaba otros 51 telegramas.

“En el día de la fecha (por ayer) van a ser despedidos 51 trabajadores de Alpargatas Textil. Se va a usar la misma política, se le va a comunicar a la gente que va a llegar el telegrama a su casa, una vez que termine el turno, le van a explicar cómo le van a hacer la liquidación. Le van a explicar todo como corresponde, con respeto”, dijo.

Crisis 

El rubro textil es uno de los más castigados por la crisis y en lo que va del año ya se perdieron unos 312 puestos. En solo tres meses, Calzados Catamarca y Alpargatas Textil despidieron a 268 catamarqueños. A ellos se suman una veintena en Nortextil; 18 en ARTEX SA y 6 en "12 de Octubre", según datos registrados por El Ancasti, aunque podrían ser más. Calzados y Alpargatas fueron las plantas más grandes de la provincia, empleando a más de 1.400 operarios. De aquel imperio textil solo quedarán unos 100 trabajadores y el panorama es incierto.

Te puede interesar