Regalo de navidad: se preparan para impulsar la ley Galperin

Industria 25 de diciembre de 2018 Por
La ley de software vence el próximo 31 y la reemplazará cuando sea aprobada por el congreso a partir de marzo una ley de economía del conocimiento que abarcará desde la robótica hasta la biogenética. detalles del borrador que le llevaron a macri.
macri_galperin

En el marco de una mesa de diálogo en la que participa el Ministerio de Producción y empresas de la economía del conocimiento, se presentó el proyecto de ley que reemplazará, cuando la apruebe el Congreso a partir de marzo, al régimen promocional del software que vence el próximo 31 por una iniciativa mucho más abarcativa hacia otros saberes innovadores.

Junto a los representantes de empresas de la economía del conocimiento -entre ellos Marcos Galperín, que en entrevista con Revista Apertura mencionó durante el tema de las retenciones-, autoridades del Ministerio de Producción presentaron al presidente Mauricio Macri el proyecto de ley que promueve estas actividades y que nació a partir del diálogo con todos los actores afirmó el secretario de Emprendedores y Pymes, Mariano Mayer.

El proyecto busca duplicar el empleo del sector y multiplicar las exportaciones de estas actividades.

La iniciativa tiene como ejes facilitar la contratación y la capacitación de talento, promover las exportaciones e incentivar la innovación (I+D) y la creación de nuevos emprendimientos.

20181029181629_34992506_0_body-644x340La textil Tipoití suspenderá sus más de 700 operarios por un mes y medio

Se trata de una rama de la ingeniería que posee un notable crecimiento a nivel mundial.
Apunta a beneficiar a las empresas del conocimiento con una baja del impuesto a las ganancias y un adelanto del mínimo no imponible en materia de seguridad social que incentive la incorporación de talento, según Mayer.

Si bien Mayer aclaró que todo lo que contiene ese borrador está pendiente de consenso con otras áreas del Estado, como el Ministerio de Hacienda, lo que trascendió de la propuesta de Producción es lo siguiente:

En la ley de software se aplicaba el 60% de la tasa de del Impuesto a las ganancias , lo que daba este año un 14,6% y el año que viene, que la tasa bajará a 30%, daría un 12%. Lo que propuso Producción en conjunto con los actores de la economía del conocimiento fue que el sector pague una tasa de Ganancias de 15%.

0035942479Aplican retenciones a los servicios y esperan recaudar u$s 700 millones

Además, se va a una simplificación, según el borrador, porque no sólo pagan la tasa reducida sobre la actividad promovida que realice la compañía, sino sobre todas sus actividades. Esto no era así en la vieja ley de software.
El otro gran capítulo que tenía la ley de software y que se simplifica tiene que ver con las contribuciones patronales, que antes se convertían en un bono para pagar IVA y ahora se bajan al establecer un mínimo no imponible que, según el borrador a consensuar, sería dos veces el normal, con $ 35.000 que se irán actualizando.
O sea, los sueldos altos pagan contribuciones sobre lo que excede ese monto de $ 35.000. Para quienes perciban $ 100.000 empieza a no tener sentido el beneficio. Pero en el sector software, indicaron fuentes de la actividad, los salarios están entre $ 25.000 y $ 60.000, por lo que no habrá cambios prácticamente.

Otro aspecto a discutir es cuándo es elegible una empresa de una actividad que encuadra en la economía del conocimiento.

El requisito clave para obtener el beneficio es el porcentaje de la facturación de la compañía que se debe a la actividad promovida, aseguró Mayer. El borrador a consensuar pide que sea 70%, mientras que la ley de software pedía 50%. 

Por otra parte, se pedirá un mínimo de estabilidad, explicó Mayer, aunque se apuesta al crecimiento fuerte de estas compañías. Ese requisito consiste en mantener la cantidad de personal que se empleaba cuando se pidió el beneficio promocional.

Además habrá otros requisitos que se deberán cumplir dos de tres y serían los siguientes:

Acreditar mejoras en los procesos. Ya no se pedirían certificaciones ISO como en la ley de sofware.

3% de la facturación debería estar destinada a gastos en investigación y desarrollo o el 8% de esa facturación debe destinarse a gastos en capacitación.

El 13% de la facturación debería provenir de exportaciones.

Fijar las metas en términos de facturación, explicó Mayer, es para simplificar y abaratar el camino a las pymes, aunque los porcentajes del borrador que trascendió no necesariamente serán los definitivos.

Por otra parte, dijo que la meta de que las empresas gasten en capacitación de sus talentos es algo que salió de las conversaciones con los actores de la economía del conocimiento y que es bueno que no sea siempre el Estado el único que invierte en este rubro.

Fuente: infotechnology

Te puede interesar