Córdoba: Casi el 12% de los locales comerciales en el microcentro están vacíos

Comercio 07 de enero de 2019 Por
#Recesion En los últimos meses, el número de locales comerciales vacíos en el Centro de la ciudad de #Córdoba aumentó significativamente.
06-Relevamiento-Locales-Centro_Ene_2019

En los últimos meses, el número de locales comerciales vacíos en el Centro de la ciudad de Córdoba aumentó significativamente. Según un relevamiento que hizo La Voz el pasado 3 de enero en las nueve manzanas con mayor actividad comercial del microcentro, sobre un total de 1.173 locales comerciales disponibles, 136 estaban vacíos. Ello equivale a una vacancia del 11,6 por ciento.

En abril del año pasado, antes de que la crisis del dólar impactara de lleno en la inflación y ello sobre el poder adquisitivo de la población, el número de negocios desocupados era de apenas 55, menos de la mitad de los que hoy están en esa situación.

La mayoría de los negocios desocupados están en galerías, pero creció más la vacancia en locales que dan a la calle.

 “El cierre de locales comerciales se venía notando desde mediados del año pasado, pero se profundizó en el último tiempo. Hay un combo muy fuerte de caída en las ventas y suba de los costos que hace que muchos comerciantes terminen cerrando sus puertas”, explicó Edgardo Calás, representante del Colegio Inmobiliario ante la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC).

“No es de extrañar este cierre de locales. Los comercios han atravesado un 2018 muy difícil y algunos no lograron que cerraran sus números como para poder seguir funcionando”, señaló por su parte Gastón Utrera, titular de la consultora Economic Trends.

“El primer impacto en el cierre de negocios lo sentimos allá por septiembre y octubre. Luego se estabilizó, hasta ahora, que esperamos que vuelva a observarse una caída en la actividad por la cuestión estacional”, dijo Cristian Pastore, director ejecutivo de la CCC.

“Hay mucha gente que no pudo aguantar el año, que fue durísimo para el sector”, explicó.

A la calle y bajo techo

El aumento en el número de locales desocupados se observa tanto en aquellos que dan a la calle como entre los que están en el interior de alguna de las muchas galerías que atraviesan las manzanas más comerciales de la peatonal.

De los 136 negocios vacíos detectados, 106 (casi el 80 por ciento) están en una galería. La mayor vacancia al interior de los pasajes comerciales no es una novedad, sobre todo por la mala administración o localización de algunas galerías. Pero hoy no deja de sorprender la cantidad de locales a la calle que están sin actividad, habida cuenta de que se trata de la mejor ubicación para un comercio que vive del flujo de gente. De hecho, en el primer semestre del año pasado apenas siete negocios vacíos daban a la calle, mientras que hoy suman 30.

Incluso, hay locales de grandes dimensiones y muy bien ubicados que están desocupados, como por ejemplo el de la esquina de Obispo Trejo y Deán Funes, donde antes funcionaba uno de los mayores outlets de indumentaria femenina; o el de Colón y Rivera Indarte, en el que hasta hace un tiempo operaba un negocio de telefonía celular.

La calle 9 de Julio, quizás la más comercial de todas las de la peatonal cordobesa, es, valga la paradoja, la que hoy muestra el mayor número de locales a la calle vacíos: 12 a lo largo de apenas tres cuadras.

IMG_20190106_175550Lavagna, el candidato de transición que pondera Uñac



En relación con los locales en galerías, la situación es dispar y depende de cada pasaje bajo techo. Por caso, hay algunas que casi no tienen negocios desocupados, como las galerías Rex o General Paz, mientras que otras, como el Paseo Santo Domingo, la Vía de La Fontana o el Pasaje Muñoz, muestran muchas vidrieras con el cartel de “se alquila”.

Por estos días, se observan también muchos negocios cerrados por vacaciones en el Centro, algo que por cierto es esperable por la época del año, aunque llama la atención que sean tantos. Para este relevamiento, se tomaron esos locales como ocupados.

Alquileres y suba de costos

El alto precio de los alquileres en el Centro y en buena parte de los corredores comerciales de la ciudad explica en buena medida esta alta vacancia de locales.

En la zona de la peatonal, un local de pequeñas dimensiones, de entre 20 y 30 metros cuadrados, puede costar alrededor de 30 mil pesos mensuales. Uno algo más grande, con un depósito en el subsuelo o en la planta alta, no baja de 45 mil o 50 mil pesos. Y de allí para arriba.

“Los propietarios de los locales están haciendo un esfuerzo por no aumentar demasiado el valor de los alquileres. Pero, a pesar de ello, hay inquilinos que deciden cerrar sus puertas. Y hay locales que, cuando quedan vacíos, luego cuesta volver a alquilarlos”, confió Calás.

“Antes de esta crisis, las actualizaciones de los alquileres se hacían cada tres meses. Pero ahora se están haciendo cada seis meses, con los propietarios tratando de no ajustar tanto los precios para no perder a sus inquilinos”, explicó Pastore desde la Cámara de Comercio.

Pero no sólo los alquileres presionan sobre las posibilidades de sobrevida de los comercios. Hay otros costos, como los servicios y los impuestos, que también terminan determinando el futuro de un emprendimiento.

“Los costos fijos, como los servicios o los impuestos, han pasado a ser costos variables, porque todos los meses suben y afectan la contabilidad de los negocios”, opinó Pastore.

“Es cierto que los costos han subido mucho este año, pero también es verdad que ese aumento no sería letal para algunos comercios si pudieran trasladar los mayores gastos a los precios. Lo que sucede es que, con una demanda tan deprimida, la única forma de vender es perder rentabilidad, y a veces con eso no se cubren los costos fijos”, explicó Utrera.

Esta situación –subrayó el economista– termina afectando más al comercio Pyme, que necesita una alta rotación para poder mantenerse.

Te puede interesar