Los sindicatos textiles de Tierra del Fuego se plantan ante la reforma laboral

Sindicatos 24 de enero de 2019 Por
#ReformaLaboral Esta mañana se realizó la conferencia de prensa que estuvo encabezada por los gremios del SOIVA, AOT y SETIA, por la angustiante situación del sector textil. Ademas, participaron gremios enrolados en la CTA Autónoma y la CGT.
multimedia.normal.9f7e208b132b340c.736574696120636f6e666572656e6369615f6e6f726d616c2e6a706567

En un duro documento hacia los gobiernos Provincial y Nacional los gremios textiles se manifestaron por la crisis en el sector.

Por la dignidad de los trabajadores y trabajadoras.  Por el rechazo a salarios de hambre. Por nuestra soberanía. Por la industria nacional. Por Tierra del Fuego. Por las conquistas logradas. Por la memoria de quienes nos precedieron y nos enseñaron a luchar orgullosamente por nuestros derechos. Por la clase obrera. Por argentina. -

 Como todos sabemos nuestra querida República Argentina está atravesando una crisis económica, social y política sin precedentes.

Estamos gravemente heridos por el MODELO POLÍTICO NEOLIBERAL que lleva adelante el GOBIERNO DE CAMBIEMOS y por medio del cual ha demostrado al pueblo desde que asumió el poder en ARGENTINA que su forma de hacer política es:

 ●       La entrega de SOBERANÍA, la pérdida del salario, la pérdida de mano de obra argentina.

●        La falta de beneficios para potenciar las economías regionales, la degradación de la clase obrera, el sometimiento de nuestros jubilados a la indigencia.

●       El despoblamiento de la Patagonia llevado adelante a través de un ataque sistemático, macabro y traidor por parte de medios de comunicación afines al poder, instalando en la sociedad la idea de que somos caros de mantener para el estado, con el único fin de entregar nuestra geografía y sus recursos a otras banderas.

●       Particularmente en Tierra del Fuego, arbitrar los medios para administrar una crisis aún mayor entre los habitantes y los sectores industriales (entre otros) para reducir a fondo todas las alternativas que brinden una subsistencia digna y promisoria a quienes aquí hacemos soberanía. De este modo, una vez asfixiados, obligar a las familias a tomar la decisión más triste de todas… ABANDONAR LA TIERRA EN LA QUE DECIDIMOS VIVIR.

Lo antes mencionado es sólo una parte de la historia y de la manera de hacer política por parte de este Gobierno Nacional, dado que faltaría mencionar infinidad de medidas que ha logrado llevar adelante el gobierno actual y que perjudicaran a la clase obrera por las próximas décadas.

Ese fue el modelo político que llevaron adelante desde el primer día.

No crean los trabajadores y trabajadoras que el gobierno se equivocó y no tiene rumbo.

IMG_20190123_072456_272Reforma laboral: ensayan la flexibilización en el sector textil

No nos engañemos más. No esperemos nada más. Porque no hay nada más que lo que venimos padeciendo desde su asunción.

Debemos también hablar de los docentes, médicos, enfermeros, fuerzas de seguridad, trabajadores estatales y tantos otros que permanecen en la lucha constante por salarios dignos y condiciones de vida decentes para todo el conjunto de argentinos y argentinas.

Esto marca a las claras que en la Argentina de hoy no hay absolutamente un sólo compañero o compañera que haya sido beneficiado por este modelo político.

El mercado interno está totalmente quebrado al provocar el derrumbe del único patrimonio que tiene un trabajador. Ese patrimonio es el salario que percibe mes a mes e inyecta nuevamente en la economía.

Si no hay salarios dignos un trabajador o trabajadora no tiene futuro. Si no hay sueldos que puedan cubrir las necesidades básicas no hay futuro.

Si padecemos una inflación abismal que licua los sueldos, si vivimos en una economía dolarizada con salarios en pesos no hay futuro para la clase obrera.

La pequeña y mediana empresa es el motor de la economía. Y cuando decimos PYME Hablamos de la PYME industrial, del taxi, del kiosco, de la panadería, del restaurant, del bar, de las tiendas de ropa, la peluquería, el almacén, etc.

Nadie desconoce que al caminar por cualquier cuadra de cualquier barrio de nuestra extensa república nos vamos a encontrar con el mismo panorama: trabajadores y trabajadoras que se quedan en la calle, empresas y locales de cualquier rubro que tuvieron que cerrar sus puertas ante la falta de consumo al no haber plata en los bolsillos de la gente.

 Los compañeros y compañeras estatales de la provincia de Tierra del Fuego en particular, sin desmedro de los padecimientos de la generalidad, son víctimas del ajuste que aplicó el gobierno de Bertone – Arcando, con el aval de la legislatura cómplice, que el 8 y 9 de enero de 2016 aprobaron el paquete de leyes que fueron el laboratorio del ajuste a nivel nacional: reforma previsional imponiendo un cálculo del haber jubilatorio inferior; quita de derechos a las personas con discapacidad; creación de la AREF, unificada a la AFIP y con atribuciones extraordinarias sobre los contribuyentes; suspensión de las paritarias; pago de “paliativos” por decreto en reemplazo de recomposición salarial acordada en paritarias; persecución policial y judicial a dirigentes gremiales y uso discrecional de herramientas administrativas para manejar el estado con absoluta impunidad, ignorando la legislación vigente con el aval de funcionarios judiciales adictos.

Todo esto redundó en un congelamiento salarial durante tres años y medio, y la instauración de un estado de temor y amedrentamiento en muchos compañeros y compañeras del sector público. La paz social que dice haber recuperado Bertone es la inmovilidad del terror.

El rol de complicidad del Ministerio de Trabajo de la provincia, en manos del incalificable Claudio Carreras, fue determinante para que este cúmulo de abusos pudiera concretarse.

Al deterioro de la calidad de vida de los trabajadores y trabajadoras y sus familias que se produjo por estas medidas inusitadamente insensibles, suman ahora un incremento al precio de servicios esenciales para la supervivencia en nuestro territorio: la exorbitancia de las tarifas de electricidad y gas hacen de esos insumos artículos de lujo para muchos de nuestros conciudadanos y los colocan en una situación de vulnerabilidad social alarmante.

 Pero lo más lamentable de todo es la complicidad y la connivencia de algunos dirigentes políticos y empresariales que avalan esta destrucción.

Son estos cómplices quienes apoyan el relato y que lo llevan por cuanto medio les sea posible, argumentando que éste es el camino.

Son ellos quienes le piden paciencia al pueblo con la panza llena y con grandes cuentas bancarias.

Son ellos quienes nos venden lo que jamás va a suceder.

Son ellos quienes tienen el poder de generar opinión haciendo confundir a los ciudadanos y así lograr la pelea del trabajador contra el trabajador, del ciudadano contra el ciudadano, de pobres contra pobres.

Son ellos quienes operan con algunos medios hegemónicos anti-patria la instalación de información basura para distraer la atención de la ciudadanía de las reales intenciones que tienen para con nuestro pueblo. Así sucedió con la reforma previsional. Lo mismo sucede con la reforma laboral que intentan imponer para lograr el sometimiento y la esclavitud de los trabajadores y trabajadoras, para que resignemos conquistas que se lograron en base a lucha y por las cuales tantos de nuestros compañeros han dejado la vida para llevar a la clase obrera a lo más alto.

Son ellos los que han instalado esta idea de que los trabajadores y trabajadoras tienen la culpa de todo lo malo que sucede en Argentina.

Son ellos quienes dicen que el trabajador es un alto costo que paga el empresario y por eso se funden las empresas.

Son ellos quienes pretenden llevar adelante un plan estratégico desde lo discursivo hasta la implementación de alternativas posibles para sacar adelante su situación financiera.

Son ellos quienes proponen salarios de hambre para el sostenimiento de las fuentes de trabajo y así cuidar sus empresas.

 En este momento, precisamente el sector textil es uno de los rubros más castigados pasando por uno de sus peores años.

Con una caída del 40% (por ciento) en las ventas del sector.

Las cadenas de pago están totalmente cortadas. Los servicios aumentaron en algunos casos más de un 500%. No hay créditos. Se pagan tasas de hasta un 100%. Los impuestos varios que las empresas deben afrontar se han convertido en impagables.

La apertura de la importación se sumó a los ingredientes de este cóctel asesino de nuestra industria, entre tantas otras cosas que hacen tambalear el sector.

Ahora proponemos detenernos por un segundo y reflexionar entre todos:

 ¿Podremos decir ahora que en estos párrafos donde hablamos de la INDUSTRIA TEXTIL hemos hablado de la realidad que viven los empresarios?

¡No!

Es así: estamos hablando de las empresas.

Estamos hablando de empresas que pertenecen a las CAMARAS EMPRESARIAS DE TIERRA DEL FUEGO.

U.I.F (UNION INDUSTRIAL FUEGUINA)

C.A.F.I.N (CAMARA FUEGUINA DE LA INDUSTRIA NACIONAL)

Dichas empresas son quienes se presentaron ante el MINISTERIO DE PRODUCCION Y TRABAJO para solicitar ante esta cartera una serie de medidas para salvaguardar las industrias radicadas en TIERRA DEL FUEGO y las FUENTES LABORALES.

¿De qué hablan las medidas que intentan llevar adelante?

 

●       Reducción de adicionales de convenio y conquistas logradas desde hace más de diez años para los trabajadores y trabajadoras de TIERRA DEL FUEGO.

●       Congelamiento salarial para los nuevos aumentos paritarios del 2019.-

  Y con eso hemos dicho todo.

Bajar salarios. Ajustar a través del bolsillo de los empleados.

 Volviendo a lo antes expresado, nos hacemos tres simples preguntas:

 1- ¿Son los trabajadores responsables de las medidas adoptadas por el Gobierno?

2- ¿Son los trabajadores responsables de la recesión económica que vive nuestro país?

3- ¿Son los trabajadores responsables de las muchas empresas que padecen el ahogo que impone este gobierno a la INDUSTRIA NACIONAL?

La respuesta rotundamente es NO.

 Los trabajadores y trabajadoras son el eslabón más importante de la cadena; los que aportan a sus empleadores mano de obra de excelencia y calidad para poner en el mercado productos de primera; los que hacen, con esfuerzo y trabajo, que las ganancias de las empresas en los últimos años (al menos hasta fines del 2015) hayan sido considerablemente grandes como para tener la posibilidad de poner sus activos en dólar futuro, tal como los indican los datos publicados de forma oficial y que cualquiera puede buscar.

 Entonces decimos que la postura adoptada por las cámaras empresariales es totalmente vil y cobarde.

Decimos que pretenden empresas ricas con empleados pobres.

Decimos que no tienen la valentía y la honestidad de otros empresarios ejemplares que, lejos de intentar rebajar salarios, despedir compañeros y compañeras, y cortar el hilo por lo más delgado, toman decisiones con responsabilidad sabiendo que los culpables no están abajo, que no son los trabajadores.

Los únicos responsables son los Gobiernos y empresarios que llevan adelante este modelo político de hambre y destrucción.

Decimos a la gobernadora Bertone que la defensa de la soberanía, de la industria y de los trabajadores y trabajadoras de nuestra provincia no se hace pagando espacios en los medios nacionales para despegarse del gobierno nacional hoy, porque está en campaña, cuando la realidad marca que fue su mejor aliada desde el minuto uno de la gestión.

Por todo lo expuesto instamos a las empresas a deponer su actitud y a contribuir a mesas de diálogo para reclamar al gobierno entre empresas y trabajadores medidas que nos devuelvan la producción, los salarios dignos y apostar entre todos a un futuro estable y duradero.

En Tierra del Fuego debemos exigir prorrogar el subrégimen por los próximos 50 años de la ley 19.640. Subrégimen que da origen, espíritu y sustento para seguir haciendo viable la subsistencia de los habitantes y las industrias en nuestra querida provincia.

Sabiendo que los trabajadores:

NO VAMOS A ACEPTAR SALARIOS DE HAMBRE.

NO VAMOS A ACEPTAR DESOCUPACIÓN.

NO NOS VAMOS A ENTREGAR.

DEFENDEREMOS NUESTRA FUENTE DE TRABAJO, NUESTRA INDUSTRIA, LAS EMPRESAS, LOS SALARIOS, LAS PARITARIAS DIGNAS.

SIEMPRE EN PAZ Y CON UNIDAD.

ESTO LO SACAMOS ADELANTE ENTRE TODOS.

HACE UN TIEMPO FUE UN SECTOR, DESPUÉS FUE OTRO. AHORA SOMOS NOSOTROS: MAÑANA TE TOCA A VOS.

 EL CULPABLE ES EL MODELO, NO LOS TRABAJADORES y TRABAJADORAS.

 Río Grande 24 de enero de 2019

Te puede interesar