Economias regionales: reclaman por la baja efectividad de la ayuda

Agro 19 de febrero de 2019 Por
El Gobierno excluyó a muchos sectores de la fruticultura del mínimo no imponible. Trabajadores que realizan varias actividades están fuera del decreto.
23881
Trabajadores tercerizados en plena cosecha del limón

El sector frutícola se queja por ser uno de los posibles perjudicados.
 
La mejora del mínimo no imponible para las economías regionales anunciado la semana pasada por el presidente Mauricio Macri, finalmente no es para todos. El Gobierno dejo sin el beneficio a los prestadores de servicio que son los que toman la mayor mano de obra en el sector frutícola.


El decreto 128 publicado el viernes contiene un anexo en el cual no queda claro el alcance de la medida. En ella revisten los códigos vía AFIP en donde están incluidos algunas actividades, pero no las especifica sino que habla en líneas generales de las mismas.

"Vamos a pedir una aclaración, porque no estarían en la lista los empleados de empaque, de fábrica de cosecha", advirtió a BAE Negocios, el presidente de la Federación Argentina de Citrus (Federcitrus), José Carbonell.

El presidente Mauricio Macri hizo anuncios para las economías regionalesMacri anunció baja de aportes patronales en las economías regionales

Por otro lado el decreto habla de la actividad principal, la cual en el caso de la industria citrícola es el jugo, pero en otros casos es la producción de aceites que es el principal valor del sector limonero que no sería de la partida. Esta misma situación se ve en las demás industrias como: arroz, legumbres, azúcar, etc.

Según el Gobierno, la medida alcanza en forma directa a 250.000 trabajadores, distribuidos en 24.000 empresas presentes en todas las provincias, con excepción de la Ciudad de Buenos Aires.


Desde el Ministerio de la Producción señalaron que para un salario promedio de $25.000, el aumento del mínimo no imponible a descontar significaría un ahorro en torno de los $2.000 por empleado durante 2019, es decir un 8% del costo laboral.

Habrá una presentación al ministro Dante Sica para saber qué actividades no fueron contempladas.

Sin embargo la noticia no abarcaría tanto. "El 90% de la mano de obra depende de los contratistas de trabajo que refiere al personal especial dado que se dedica a muchos cultivos, que no están en el decreto", afirmó el gerente de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados, Adolfo Storni.

Por lo pronto Carbonell adelantó que "se presentará un documento al ministro de la Producción, Dante Sica, para que se aclare sobre las exclusiones en lo que a la cadena concierne".

"El sector frutícola en general tiene un 20% de empleados permanentes y el 80% transitorios dedicados a cosecha, fábrica y empaque en momento en cuando está la fruta para su proceso cinco meses al año, actividades estas por la cual no vemos los códigos", afirmó el titular de Federcitrus.


Se entiende que el sector ahora busca ser cauto con una medida que finalmente no es tan buena como se creía.

Igualmente las economías regionales siguen insistiendo en la necesidad de resolver en el corto plazo la adecuación de los derechos de exportación, es decir pasar de $4 a $3 por dólar como tributo máximo y la extensión del plazo para el pago de dichos derechos para todos los exportadores en un mínimo de 120 días, entre otras medidas

Desde la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), su presidente Ángel Lotta sostuvo "que si bien es una iniciativa que se pedía, la misma es un paliativo dado que no es lo que esperábamos". "Hoy tenemos un sobrestock vínico que hay que sacarlos y para eso hay que bajar las retenciones y reinstalar los reintegros a la exportación", destacó.

Fuente: diario bae

Te puede interesar