Brasil: escándalo judicial, Lava Jato habría sido manipulado para perjudicar a Lula y al PT

Internacional 10 de junio de 2019 Por
La versión brasileña de la revista The Intercept publicó una serie de artículos con material desclasificado que dice haber recibido de una fuente anónima.
1560123776351

Estos artículos publicados que dice haber recibido de forma anónima, prueban una serie de maniobras judiciales entre el entonces juez Sergio Moro (hoy ministro de Justicia), que instruía la causa contra el ex presidente Luis Inacio Lula da Silva, y el fiscal Deltan Dallagnol, jefe de la llamada fuerza de tareas del Ministerio Público Fiscal.

El artículo está firmado por el periodista estadounidense Glenn Greenwald, ex columnista del Whasington Post y del periódico inglés The Guardian, experto en derecho constitucional y ganador del Premio Pulitzer. Allí recopila chats privados, grabaciones de audio y video, fotografías y documentación judicial aportados por una fuente anónima que “podrían tener consecuencias enormes sobre los indicios y supuestas pruebas de la Operación Lava Jato”.

El llamado Lava Jato no fue sólo clave para la detención de Lula sino también para el previo golpe de Estado contra la presidenta petista Dilma Rousseff y luego un elemento clave para garantizar el triunfo del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro, que premió a Moro con un cargo en el Gabinete. Una de las acusaciones clave para la detención de Lula (que era el favorito para las elecciones presidenciales de 2018) fue la acusación de haber recibido como soborno un departamento, para lo que nunca se presentó ninguna prueba concreta, por lo que el fallo de Moro se basó apenas en su “íntima convicción” respecto de la culpabilidad del ex mandatario. Tras conocerse la información, la ex presidenta Rouseff escribió desde sus redes sociales: “Los procesos judiciales viciados por el fraude en el Lava Jato deben implicar la libertad inmediata de Lula”.

panda-bonds-U30879502461EGC--620x349@abcSuceso inédito en Europa: Portugal emitirá deuda en moneda china

En los materiales utilizados para la investigación de Greenwald, Moro y los fiscales hablaban abiertamente del objetivo de evitar un triunfo del PT en las elecciones de octubre de 2018. En uno de los audios Dallagnol reconoce, respecto del presunto vínculo de Lula con el departamento: “Van a decir que estamos acusando sobre la base de una noticia de un diario y con indicios débiles… Entonces hay que atar el tema a algo bien fuerte. La ligazón entre Petrobrás y el enriquecimiento. Tenemos que preparar las respuestas correspondientes y tenerlas listas en la punta de la lengua”. A lo que Moro le responde: “Definitivamente las críticas a la exposición de ustedes son desproporcionadas. Siga firme”. Desde el Ministerio Público no desmintieron el contenido de los artículos sino que apenas aclararon que todas sus acciones se realizaron en el marco de la legalidad.

Otra de las preocupaciones de los fiscales tenía que ver con la posibilidad de que una entrevista a Lula desde la cárcel implicara aumentar las posibilidades de triunfo del candidato del PT Fernando Haddad, para lo que planean distintas estrategias para contrarrestar el impacto político de esa rueda de prensa. Allí se pronuncian varios fiscales con posiciones claramente anti PT, así como también una integrante de la Procuración General de la República, el órgano supremo que controla a los fiscales.

En otros audios y mensajes se puede ver cómo Moro coordina con la fiscalía las estrategias para maximizar el impacto de la acusación a Lula y contrarrestar sus estrategias de defensa. Según el artículo de The Intercept, queda claro que “los procuradores no son actores apartidarios y apolíticos sino que más bien parecen motivados por convicciones ideológicas y originados en el deseo de que el PT no vuelva al poder”.

Fuente: Informe Político

Te puede interesar