Que florezcan mil Gelbard

Empresas 08 de julio de 2019 Por
“El último gran dirigente empresario que tuvo el país fue José Ber Gerbard“, dijo Cristina Fernández de Kirchner en la Feria del Libro. Desde que la última dictadura militar intervino y liquidó la CGE, entidad fundada por el propio Gelbard, las pymes quedaron huérfanas de una dirigencia con peso político y capaz de incidir en las decisiones de política económica.
01-alfredoargento

“El último gran dirigente empresario que tuvo el país fue José Ber Gelbard“. Con estas palabras Cristina Fernández de Kirchner trajo a la memoria, durante su discurso en la Feria del Libro, al máximo dirigente de lo la burguesía nacional argentina, así como a la necesidad de un acuerdo entre empresarios y trabajadores que permita al país resurgir de la actual experiencia neoliberal. Pero lo cierto es que desde que la última dictadura militar intervino y liquidó la Confederación General Económica (CGE), entidad fundada por el propio Gelbard, las pymes han quedado huérfanas de una dirigencia con peso político y capaz de incidir en las decisiones de política económica, mas allá de que representan el 99 por ciento de las más de 610.000 empresas registradas en la actualidad y generan el 65 por ciento del empleo.

La idea de una burguesía nacional, en definiciones del historiador Jorge Schvarzer, hace referencia a empresarios que están comprometidos con un desarrollo económico y crecimiento del país, pues “esos objetivos no son altruistas, sino que coinciden, naturalmente, con sus propios intereses, o mejor dicho, con la percepción de sus intereses de mediano plazo”. En otras palabras, la CGE original planteaba que las políticas de “recetas basadas en el ajuste del cinturón”, tenían una premisa “inmoral, injusta, y por si ello fuera poco, totalmente ineficaz” pues “en nuestra concepción del proceso, no solo es justo mejorar el ingreso real de los trabajadores, sino que constituye un requisito para crear un gran mercado interno que sirva de expansión a las fabricas nacionales”.

Lejos aún de aquella CGE que supo contar con un millón trescientos mil empresas adheridas, y llegó a lograr que Ber Gelbard y su equipo técnico quedarán al frente del Ministerio de Economía durante el tercer peronismo, pero en vistas de continuar con el legado de de esta organización, empresarios de distintos rubros intentan desde hace tiempo poner en la agenda política la situación de las pymes y el desarrollo productivo, en una acción que se profundizó durante los últimos años, al calor de la destrucción de entre 10 y 15 mil pequeñas y medianas empresas, debido a las actuales políticas neoliberales. Cash entrevistó a estos referentes del empresariado pyme.

Ni una pyme menosSegún AFIP son 43 empresas las pymes que cerraron por día entre enero y abril de 2019

Ariel Aguilar - Agrupación Ministro Gelbard, vicepresidente Confederación General Económica de la República Argentina (CGERA).

ariel-20aguilar

"Somos un sujeto político"

"Estamos en el peor de los escenarios, con caída de consumo, suba de tarifas y combustibles que encarecen los costos de producción y logísticos, así como una tasa de interés que implica negociar los cheques al 70 por ciento en un banco o más del 100 por ciento en una financiera, y muchas empresas que están sufriendo embargos de parte de la AFIP. Todo esto no es una casualidad sino la consecuencia de políticas que tomó este gobierno, con Chile como modelo, donde no se tiene en cuenta a la industria. En cuanto a las medidas a tomar, hay dos etapas. Una de contingencia que incluya una administración inteligente del comercio exterior, el congelamiento de tarifas y combustibles, una tasa de interés que no supere el 25 por ciento y, fundamentalmente, una dinamización del consumo para reactivar el mercado interno. La segunda, debe discutir un nuevo esquema de derechos y reintegros para incentivar las exportaciones industriales, pensar políticas por cadenas de valor, y diagramar políticas agropecuarias con los pequeños productores para generar valor agregado.

Es necesario recordar que cuando Perón vuelve a ser Presidente en 1973 nombra a Gelbard, el representante de las pymes nacionales, como ministro de Economía, por lo que es la política la que decide darle un rol central a los empresarios nacionales, y no el empresariado pyme el que toma ese lugar como sujeto político constituido. Luego llegaron los industricidios de la dictadura y los noventa, y las pymes solo trataron de sobrevivir hasta el Gobierno de Néstor Kirchner, donde vuelven a ocupar un espacio importante y empezamos a organizarnos nuevamente. Hoy creo que la representación pyme está muy atomizada, pero trabajamos para lograr un marco de unidad, y durante estos años quienes día a día conducimos empresas y negociamos paritarias con el sindicato, que es con quien vamos a tener que construir la Argentina productiva que queremos, hemos dado pasos en ese sentido".

Leo Bilanski - Presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentino (ENAC)

Leo Bilanski ENAC

"Recuperar el entramado productivo"

"La presente situación económica para las Pymes es grave, en virtud de una recesión sostenida desde mayo del 2018 y que, según más de 500 empresarios de 17 provincias que releva la Asociación de Empresarios Nacionales, perdurará al 2019. Además cuatro de cada diez industrias pymes está en zona de vulnerabilidad económica, con un nivel de utilización de su capacidad productiva de un 52 por ciento promedio, es decir, en zona de cierre, y 50 pymes cierran definitivamente por día. Las principales medidas que deben tomar son la creación de un Ministerio Pyme y la administración inteligente del poder de compra del Estado Nacional y de las importaciones, para reactivar rápidamente el entramado productivo nacional. Además, suspender los aumentos de las tarifas por un año y los embargos a micro, pequeñas, y medianas empresas, e impulsar moratorias con condonación de intereses desde el 2015 al 2019. Como así también, impulsar un consenso productivo que administre un aumento de salarios y precios que permita reducir la inflación, siempre priorizando a pymes y cooperativas por sobre grandes empresas.

Desde la intervención de la CGE en 1976 nunca se pudo recuperar su vitalidad, a tal punto que la representación de las más de 3000 cámaras empresariales de Argentina quedó en manos del G6 (Bolsa de comercio, Cámaras de Comercio, Cámara de las Construcción, UIA, Sociedad Rural y bancos), de AEA, del CiCyP, del Coloquio Idea o del Foro de Convergencia. Todas esas organizaciones empresariales representan intereses de las grandes empresas. Por eso, creemos necesario para promover el interés nacional y conducirnos hacia el desarrollo, una nueva ley de entidades empresariales donde prime la democracia, la transparencia, la pluralidad y que las corporaciones no puedan torcer la voluntad de las pequeñas y medianas empresas".

Pablo Bressano – Presidente de la Confederación General Económica Metropolitana (CGE-Metropolitana)

pablobressano-0

"Lograr un acuerdo social"

"La situación actual de las Pymes es angustiante. La caída del consumo produjo una importante disminución en las ventas, lo cual se ve agravado por la suba de costos, entre las que se destaca los incrementos tarifarios de los servicios de luz y gas, así como el impacto de la devaluación. Esta combinación produjo no sólo una reducción de la rentabilidad sino resultados negativos. Esto impacta socialmente en la caída del empleo por parte de las pymes, que generan el 70 por ciento de los puestos de trabajo. Y se ve especialmente agravado cuando se recurre al mercado financiero, dado que las tasas de interés están a un nivel que hace imposible no sólo pensar en inversiones productivas, sino financiar el déficit de la ecuación económica.

Creemos importante lograr un acuerdo social político que permita una transición hasta alcanzar los objetivos de fondo y que incluya a todos los actores, como empresarios, sindicatos y profesionales, cuidando el equilibrio fiscal del Estado y una balanza comercial positiva alentando las exportaciones. En relación al movimiento empresario Pyme, este fue golpeado fuertemente en estos últimos años por las razones señaladas, lo que provoca que los empresarios estemos ocupados en resolver el día a día, aunque cuando se va observando que la problemática es general se comienzan a generar movimientos corporativos que tienen mayor fuerza, pero que si no son atendidos por el Estado, quedan relegados y decepcionados. Pero es necesario en el acuerdo político y social para el verdadero motor de la economía que son las pymes, profundizando las coincidencias para edificar una gran Nación y el bienestar del pueblo argentino".

 Eduardo Fernández - Presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME)

efernandez_0

"Recrear un movimiento empresario"

"El sector se encuentra en emergencia, con tasas del 70 por ciento que hacen inviable el financiamiento, ahogo impositivo, dependencia de importaciones que se encarecen, constante aumento de los insumos y tarifas dolarizados, todos costos que no pueden ser descargados en un mercado interno en caída permanente. Y vemos una total falta de perspectivas de recuperación bajo el actual modelo, ya que la “salida exportadora” que propone el Gobierno, solo puede beneficiar a menos de 9000 empresas. Resulta necesario para la sustentabilidad y el crecimiento de las Pymes que el Estado juegue un rol activo en favor del trabajo y la producción nacional, pero el gobierno actual es el ejecutor del modelo de los sectores concentrados de la economía y las finanzas. Por ello, dada la dimensión de los intereses a enfrentar se necesitará un gobierno con amplio consenso y apoyo popular. Entre las medidas que debiera adoptar se encuentran fortalecer el mercado interno con la recomposición del valor adquisitivo de salarios y jubilaciones; el control de las cadenas de valor; evitar abusos de posiciones dominantes de mercado y una financiación adecuada del consumo interno. En el plano impositivo, una moratoria amplia y generosa y una reforma impositiva que, sin desfinanciar al Estado, haga el sistema más progresivo, junto a una administración firme del comercio exterior.

En relación a la representación gremial, a lo largo de estos últimos años de destrucción masiva de empleo y de unidades productivas hemos visto el surgimiento y la consolidación de entidades y dirigentes que estamos dispuestos a recrear un gran movimiento empresario coherente con nuestras aspiraciones de un país productivo en un marco social mucho más democrático y solidario. A los planes neoliberales le corresponde la dispersión y cooptación de instituciones y dirigentes empresarios, así como el aislamiento en cámaras sectoriales con visiones limitadas, que a lo sumo se limitaron a reclamar temas muy puntuales, siendo sus dirigentes oficialistas de turno".

Marcelo Fernández – Presidente de la Confederación General Económica de la República Argentina (CGERA)

marcelofernandez-0

"Apostar a las pymes"

"Debido a la constante caída de la actividad económica, la situación de las pymes es de una severa crisis. Sufrimos altas tasas de interés para préstamos o créditos, que impiden la financiación para capital de trabajo o bienes de capital, y la recesión que se generó por la baja de la actividad en el mercado interno, debido a la fuerte caída del salario, que perdió poder adquisitivo ante la suba de precios, la consiguiente inflación, y por las tarifas actuales de los servicios públicos. Este es el combo perfecto para graficar cuál es la real situación de las pymes nacionales.

Es obvio que las expresiones opositoras a las políticas actuales son las que deberían llevar adelante las propuestas para revertir este presente, aunque no será sencillo, ya que resultará fundamental y necesario hacer importantes acuerdos con todos los actores sociales. Las medidas urgentes son recuperar el salario para reactivar el mercado interno, otorgar créditos a tasas pagables y competitivas, y darle un sentido más productivo y laboral a la economía que la actual centrado en lo financiero.

Para lograr un movimiento gremial Pyme con fuerza, es necesario apostar a los dirigentes y entidades representativas del sector pymes, donde cada empresario participe de su cámara sectorial y de la representativa de su distrito o región, y luego agruparse en una entidad de tercer grado que conforme una mesa directiva y de conducción con todos los sectores, algo que humildemente intentamos hacer desde CGERA".

Raúl Hutin - secretario de la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN).

raulhutin-0

"Seremos parte de la reconstrucción"

"Estamos viviendo una situación terminal, intolerable e injusta, y sabemos que nada cambiará de aquí hasta las elecciones, pero nuestro rol es resistir porque las Pymes seremos una parte indisoluble de la reconstrucción. Frente a la emergencia dramática en la que quedará el país, no debemos pensar en un espacio político específico, sino alinear a la mayor parte de la sociedad detrás de una mística, y prepararnos para un nuevo cruce de los Andes, como parte de una campaña de liberación nacional.
Las medidas inmediatas serán devolverle a los trabajadores activos y pasivos su dignidad a través de salarios acordes y paritarias libres, poner en marcha las pymes a partir de líneas de crédito específicas, tarifas adecuadas a la realidad del país, el cierre de importaciones que compitan con la producción nacional, y el absoluto impedimento de fugar capitales.

La razón por la que no existe hoy día una central como supo ser la CGE es profundamente cultural, llevamos demasiados años en la exacerbación del individualismo y la competitividad, donde todos prefieren ser cabeza de ratón antes que integrar un espacio amplio, aunque es cierto que nuestra dirigencia no surgió de un repollo, sino que es el reflejo de la sociedad. Por otro lado, la CGE nunca tuvo el liderazgo adecuado durante el gobierno nacional y popular, y se produjo una diáspora importante, que terminó perjudicando a todos. El Estado puede cambiar con rapidez está realidad, ya que en los grandes temas, las diferentes agrupaciones no tenemos gran diferencia, aunque cambiar esta realidad exigirá de convicciones profundas, que se enraizan con el concepto de ciudadanía, como parte de una comunidad llamada Patria-Nación".

Fuente: Página 12

Te puede interesar