Telenovela: Ahora Cabrera le puso los puntos a la UIA

Gobierno 01 de marzo de 2018 Por
"Necesitamos que los empresarios estén a la altura de las circunstancias" afirmó el Ministro de la Producción Francisco Cabrera en respuesta a las críticas de la UIA
2574765h688

"Necesitamos que los empresarios estén a la altura de las circunstancias". Con esas palabras, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, cuestionó ayer a través de un comunicado las críticas que recibió el Gobierno de parte de la Unión Industrial Argentina (UIA) sobre el costo argentino, el aumento de las importaciones y el impacto de las subas de tarifas energéticas.

miguel acevedo uiaLa UIA se despierta de la siesta

La Argentina, estimó el ministro, requiere "empresarios protagonistas, que tomen una agenda ofensiva y no defensiva, para avanzar juntos en el camino de la transformación productiva, del crecimiento y de la inserción internacional".

"El problema no es que importamos mucho, sino que exportamos poco", dijo, y afirmó que las importaciones se vinculan con la mayor inversión.

Particularmente, ayer el INDEC dio a conocer el último dato de la actividad industrial de enero de 2018, en donde se presentó una suba de 2,6% con respecto al mismo mes del año 2017.

Según el Ministerio de Producción, en 2017, la Argentina importó menos en dólares que en 2011, 2012 y 2013; y en términos del PBI se encuentra en el nivel más bajo desde 2001. Además, 8 de cada 10 dólares importados se destinan a bienes de capital e insumos para la producción. "Los países que crecen, que se desarrollan, exportan mucho. El gobierno anterior destruyó la capacidad exportadora de la Argentina. Entre 2011 y 2015 las exportaciones cayeron 32% y lo perdido no se recupera de un día para el otro", añadió.

Además, el ministro Cabrera dijo que la proyección "compartida por la UIA" es que la industria crecerá 3% este año. "Hay heterogeneidad entre los sectores y entre las empresas hacia adentro de los sectores, pero la tendencia es clara y estamos trabajando con todos. En 2017 las exportaciones de Manufacturas de Origen Industrial (MOI) crecieron por arriba del 10% y esperamos este año tener un crecimiento aún mayor", afirmó

Anteriormente, la UIA criticó al Gobierno por el "crecimiento de las importaciones y la fuerte caída en el consumo", e informó que la producción industrial creció 1% en 2017, impulsada por la construcción. Sí coincidió con la cartera nacional de Producción en que la proyección de crecimiento se estima alrededor del 2% y 3%

La UIA explicó en su último informe que, luego de un primer trimestre de 2017 con una baja del 3,1%, la actividad industrial local repuntó con 2,2% en el segundo, y en el tercer período subió un 2,6%, aunque volvió a la baja en el último, con un crecimiento del 1,8%

not_913259_22_193247_mPara la UIA, la producción industrial creció 1% en 2017 y el empleo industrial 0,01%

Además, dijo que el crecimiento de la actividad industrial en 2017 fue heterogénea para los distintos sectores: entre los ganadores están aquellas áreas vinculadas a la construcción, pero lo contrario ocurrió en el sector textil y el del calzado.

Pero particularmente, la UIA sostuvo que el año pasado estuvo determinado por el déficit comercial, la baja del crecimiento de las exportaciones (0,9%), en comparación con la suba de las importaciones (19,7%).

Desde la oposición, el Diputado Nacional del Frente Renovador, José Ignacio de Mendiguren, antes de ingresar al Congreso para la apertura de las sesiones ordinarias, respaldó a la Unión Industrial y dijo que "hay que mejorar la competitividad" y que "mientras la Argentina siga con este costo local, hoy el mercado está comprador, no vendedor".

descarga vascoMacri inauguró las sesiones ordinarias y no se refirió ni a la industria ni al nivel de endeudamiento

"Hoy exportamos ahorro e importamos deuda financiera. A la larga, no vamos a tener capacidad de repago de deuda", advirtió el legislador nacional en las afueras del Congreso Nacional.

Luego, Cabrera destacó algunas medidas que tomó el Gobierno para potenciar el perfil exportador de la industria:

Eliminación de las retenciones a las exportaciones industriales. Los exportadores se ahorraron U$S 6000 millones en dos años.

Aumento de los reintegros a las exportaciones entre un 30% y un 80% después de que estuvieran congelados por 15 años.

Los créditos de comercio exterior destinados a empresas industriales durante los primeros nueve meses del 2017 alcanzaron un monto total de $3.259 millones (el 71,9% del total de lo desembolsado a comercio exterior).

Desarrollo de nuevos mercados para productos industriales, como el acuerdo con Colombia para exportar 42.000 vehículos anuales.

Eliminación de la obligación de liquidar las divisas por exportaciones.

Se está implementando la Ventanilla Única del Comercio Exterior (VUCE), y con Exporta Simple, las PyMEs pueden exportar productos a cualquier parte del mundo desde una computadora. En 2 meses fue utilizado por 160 empresas, y el 31% hizo su primera exportación.

Lanzamiento del plan Potenciar para multiplicar las multinacionales argentinas y del Programa de Desarrollo de Proveedores (PRODEPRO) para fortalecer la estructura productiva de la cadena de valor industrial y multiplicar las exportaciones de bienes con alto valor agregado.

Por último, el ministro repasó la realidad de los sectores más cuestionados por la UIA:

Tomates. "No es cierto que haya aumentado la importación de tomates en conserva: aumentó la importación de tomates enteros, pero cayó la de tomates en trozos que es mucho más importante en cantidades", explicó Cabrera. En total, las importaciones en 2017 cayeron 12%. "Tenemos un problema de competitividad en este sector, donde exportamos sólo 5.000 toneladas frente a una importación de 44.000 toneladas", agregó.

En 2017, cayeron 12% las importaciones de tomate en conserva respecto a 2016. Y hay que recordar que paga un 14% de arancel a la importación. Los no enteros (cubos, pulpa) cayeron un 28% en importaciones. Los tomates enteros en conserva crecieron en 2017 de 6000 a 12.000 toneladas.

Carrocería de colectivos de larga distancia. "Venimos trabajando bien con este sector y junto con las terminales para potenciar la demanda", dijo el ministro y contó que en Santa Fe cuatro compañías, que emplean alrededor de 500 personas, producen buses de larga distancia, pero la industria local "no tiene capacidad para abastecer al total de la demanda". En el caso de los buses urbanos, que se fabrican en el AMBA hay una mayor capacidad y el 100% del mercado es de fabricación nacional. A nivel consolidado, entre urbanos e interurbanos, el 75% del mercado es de producción nacional, según datos del Ministerio de Producción.
Textil. "El principio general es que queremos que el consumidor argentino acceda a ropa de calidad a precios competitivos, acordes al resto del mundo. La indumentaria en la Argentina tiene precios que superan hasta en un 50% el promedio internacional y el país está en el pelotón de naciones con la ropa más cara del mundo", dijo sobre este sector.


En el caso específico del sector textil y de confecciones, la Argentina, dijo, "aplica todos los instrumentos de política comercial disponibles, al máximo de la posibilidad de cada instrumento". Los aranceles están "en el tope máximo consolidado por la Argentina ante la OMC" (35% Argentina vs 17% de la media mundial). "Por cada dólar que cuesta la mercadería, el importador tiene que pagar 1,2 dólares en impuestos", explicó.

También hay medidas antidumping contra distintos países, como el denim proveniente de China e investigaciones abiertas para hilados sintéticos. Además se aplican elementos como la obligación de tributar un IVA adicional al importar prendas de vestir (+20% como retención de IVA).

"Un punto muy importante es que no hubo avalancha de importaciones. Entre 2015 y 2017 la importación de ropa quedó en valores similares, de menos de 9% del consumo aparente", puntualizó. Y dijo que los argentinos gastaron en 2017 en compras en el exterior tres veces más de lo que ingresa por el canal normal de importaciones. "Todo ello implica que con precios más competitivos hay una estructura comercial con potencial", analizó, y dijo que el contrabando 2017 disminuyó un 90% en 2017 respecto a 2015.

Calzado. "Igual que en textiles, el principio general es que queremos que el consumidor argentino acceda a calzado de calidad a precios normales. La importación es más alta que en el sector textil: llega a alrededor de 19% del consumo y es mayor que en años anteriores, pero sigue por debajo de la importación de 2009", dijo sobre el calzado. "Estamos trabajando con ellos para mejorar la competitividad y bajar los costos. Van a estar incluidos en la ley textil", añadió.

Y le puso números: en calzado deportivo, por ejemplo, los productos importados representan el 17% del consumo interno. En fabricación, solamente el 14% es 100% nacional. El resto del calzado deportivo que se produce en la Argentina tiene componentes importados. "El calzado deportivo en el país es, en promedio, 50% más caro que en Chile", dijo.

Muebles. "Es cierto que crecieron las importaciones, de US$90 millones a US$130 millones de 2015 a 2017, pero siguen siendo una proporción muy baja del consumo (alrededor del 7%). Estamos trabajando con ellos: hicimos una norma técnica de madera contrachapada y estamos trabajando en extenderla a muebles; tenemos una mesa foresto industrial que lanzó el presidente Macri, incluyendo el desarrollo de casas de madera; los bitrenes eran un pedido tradicional del sector para bajar costos logísticos y ya son una realidad", se explayó Cabrera.

Te puede interesar