Agustín D'Attellis: "Esta inflación es un rotundo fracaso de la política económica de este gobierno"

Economía 12 de enero de 2018 Por
Agustín D'Attellis: "Este aumento de la inflación muestra el rotundo fracaso de la política monetarista y especulativa de este gobierno"
Agust%C3%ADn-Datellis
Agustín D’Attellis Economista

El dato de inflación de diciembre (3,1% mensual), que cerró el año en 24,8%, es la evidencia del rotundo fracaso de la política implementada los últimos dos años por el BCRA. La concepción monetarista de la inflación, encarnada en el gobierno por Federico Sturzenegger, acumula ya dos años de muy altas tasas de interés, que fomentan la especulación financiera a la vez que actúan en detrimento de cualquier tipo de inversión productiva, y condiciona el crecimiento económico, al debilitar también el consumo interno.

Asimismo, esta misma política incrementó a niveles muy preocupantes la vulnerabilidad de la economía frente a los volátiles flujos de capitales especulativos internacionales. Al igual que en los 90, un resfrío en el sudeste asiático puede producir una neumonía en las pampas. 

El stock de Lebacs, que ha superado cómodamente el billón de pesos, actúa como una amenaza latente para la posibilidad de una devaluación abrupta del peso, dado el atraso cambiario generado por la propia atracción de capitales especulativos. Muchos costos a la vista, para ningún beneficio.

IMG_20180111_165727Al igual que en el 2016 la inflación 2017 derrotó al Gobierno

El único objetivo de todo esto era el control de un proceso inflacionario, que cierra el 2017 en el mismo nivel que se registró en 2015. Se adoptó un esquema de metas de inflación, que fijó un tope en 17% para 2017, y resultó superado en un 50 por ciento. Para el 2018 el propio BCRA fijó una meta de 10% de inflación, con tope en 12 por ciento, para modificarla a un 15% antes del inicio del año, minando así su base de sustentación, que es justamente la confianza en la propia meta.

La inflación núcleo que sigue de cerca el presidente del BCRA, desligándose del aumento en los precios de bienes o servicios regulados, aumentó desde 1,3% en noviembre hasta 1,7% en diciembre, demostrando que la inflación no es un fenómeno estrictamente monetario, sino algo mucho más complejo, que el gobierno subestimó. 

Hoy los datos corroboran el fracaso, mientras preocupa la insistencia en profundizar el rumbo.

Fuente: Infobae

Te puede interesar