Odebrecht: cómo funcionaba la cartelización en la Argentina

Internacional 23 de mayo de 2018 Por
Un exdirectivo de Odebretch reveló que para ganar los contratos le imponían nombres específicos de las empresas constructoras argentinas con las que debían asociarse
20180523_102358

Un exdirectivo reveló que para ganar los contratos le imponían nombres específicos de las empresas con las que debían asociarse

El ex vicepresidente para América Latina de Odebrecht, Luiz Antonio Mameri, reveló ante los investigadores brasileños cómo funcionó la cartelización de las obras públicas en la Argentina durante la última década, como así también el pago proporcional de los sobornos dentro de cada consorcio o unión transitoria de empresas (UTE).

Convertido en delator premiado para reducir sus años en prisión, Mameri detalló que el entonces presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, contactó a los ejecutivos de Odebrecht en Buenos Aires para aclararle cuáles eran las reglas de juego que debían acatar si querían participar en alguna obra pública.

Según Mameri, Wagner les comunicó que no podían competir solos en las licitaciones, sino que debían asociarse a empresas locales, y que se les informaría qué consorcios ganarían cada licitación y cuánto deberían pagar a los funcionarios públicos como coimas.

 La confesión quedó registrada en los videos judiciales a los que accedió LA NACION, en donde se revelan los negocios oscuros de la compañía y la implicación de funcionarios y empresarios argentinos.

 Así, según Mameri, para que Odebrecht pudiera participar en la construcción de una planta potabilizadora de Aysa en Paraná de las Palmas, Wagner le impuso que debía asociarse con tres empresas locales: Roggio, Cartellone y Supercemento.

En la misma línea, Mameri detalló que cada empresa debió pagar sobornos por el equivalente a su participación en el consorcio, por lo que Odebrecht pagó coimas en esa obra de Aysa por el equivalente al 50% del total, mientras que la otra mitad habría quedado en manos de Roggio, Cartellone y Supercemento.

 Ante la consulta de LA NACION, las tres empresas acusadas por Odebrechtnegaron haberse cartelizado, como así también negaron haber pagado sobornos. Según plantearon sus voceros, los brasileños se "cortaron solos" para ejecutar el proyecto e imponerles condiciones a sus socios locales, por lo que afirmaron que si Odebrecht pagó coimas, las pagó sin siquiera informarles ni mucho menos pedirles autorización.

Te puede interesar