Calzado: Alpargatas despidió a 164 trabajadores de cuatro de sus plantas

Industria 03 de junio de 2018 Por
Desde 2017 dejó en la calle a 500 empleados, 15% de su plantilla. Silencio en las cámaras empresariales del sector.
20180530_090754690_bae310518-017f02.jpg_850066312

La crisis en la empresa brasileña Alpargatas no termina. En las últimas horas despidió a 164 trabajadores. Un total de 75 operarios de su planta de calzado de Santa Rosa de La Pampa, 32 de su textil de Catamarca, 36 de una planta catamarqueña, 8 despidos de la textil de Bella Vista de Corrientes y trece más en Florencio Varela. A este ajuste se suman 51 trabajadores que se adhirieron el retiro voluntario: 29 en la planta de calzado de La Pampa y 22 de las fábricas de Catamarca. Desde el año pasado, Alpargatas en total desvinculó a casi 500 trabajadores, el 15% de su plantilla total.

El proceso de ajuste empezó en los últimos meses, Alpargatas tenía 9 plantas y en 2016 cerró una en Villa Mercedes, San Luis y desactivó toda la línea de montaje de calzado que funcionaba en Florencio Varela. Ahora cuenta con 7 plantas, 4 dedicadas al negocio textil y 3 al calzado. Este mes, ya había suspendido 1.820 trabajadores en Corrientes y Tucumán. En la planta de Aguilares suspendió 1350 trabajadores del 21 al 28 de mayo y en Bella Vista había suspendido 470, a los que sólo les pagó el 70% de sus sueldos.

Desde la empresa, su vocero argumenta que el ajuste se debe a que "Alpargatas busca asegurar la sustentabilidad del negocio, que está muy afectado por la importación y la caída de las ventas. Por eso tuvo que adelantar vacaciones, suspendió trabajadores y abrió un retiro voluntario que ya está cerrado". En la empresa trabajan 2.800 personas y parte de su producción incluye la fabricación de 6 millones de pares de calzados. Un millón se importa.

Tras los despidos, la empresa firmó un acuerdo con el ministerio de Producción, por el cual se los incluye en el plan de Transformación Productiva. De acuerdo a la antigüedad y salario de cada trabajador, tienen derecho a un subsidio que puede durar hasta un año. "Si bien hoy es de $3.000, puede elevar su valor. Además, los trabajadores son anotados en un registro del Anses, para tratar de ayudarlos en su reinserción laboral", explican desde la firma brasileña.

El panorama es desalentador. Los trabajadores de Alpargatas viven la angustia de recortes en sus salarios, suspensiones y despidos. Luis Salado, delegado gremial en la planta de Alpargatas en en Tucumán, dijo que "nos atemoriza la falta de venta y la competencia desleal a raíz de la importación, que aumentó muy fuerte en el primer trimestre del año, lo que obliga a frenar la producción. Se está trabajando con

el 55% de la capacidad instalada de la fábrica de Tucumán, que cuenta con 1.350 trabajadores que producen calzados para la empresa Topper, en tela y cuero".

El secretario general de la Asociación Obrera Textil correntina, Raúl Esquivel, señaló que "si sigue esta política comercial, la industria textil argentina tiene destino de muerte". Según informaron los operarios, la planta hoy trabaja al 40% de su capacidad instalada. Todavía no está claro, el futuro de Alpargatas en el país.

Fuente: diariobae

Te puede interesar