Ganó la inflación: "Decidimos no tener meta para 2018" Sturzenneger

Gobierno 09 de junio de 2018 Por
El Banco Central dio por perdida la meta de inflación de este año y se comprometió a llegar al 17% en 2019
5b19e7946ddde_660_360!

El acuerdo al que el


El Gobierno reconoció que la promesa de bajar la inflación a un dígito pasa para el segundo año del próximo mandato presidencial, cuando si se dan las nuevas previsiones debería ubicarse en el 9 por ciento.

Si con la emisión de Lebacs el Banco Central buscaba controlar la inflación, con su recompra se espera una mayor inflación para este año. Por eso el presidente del Banco Central anunció nuevas metas de inflación -que a partir de este momento las fija la autoridad monetaria y ya no el Poder Ejecutivo- para los próximos años: 17% en 2019, 13% en 2020 y 9% en 2021.

Así la promesa macrista de reducir la inflación a un dígito pasa para el segundo año del próximo mandato presidencial.

Se trata del segundo cambio de metas en seis meses. Y deja al 2018 sin meta. "Decidimos no tener meta para 2018", dijo Sturzenegger luego de enfatizar que todos los demás países lograron combatir la inflación con metas y tipo de cambio flotante.

Según explicó, la política monetaria tarda seis meses en mostrar resultados "y prácticamente la mitad de este ya ha ocurrido", por lo que espera que para junio del año próximo la inflación esté en 21%, "un punto por debajo de las expectativas del mercado".

De metas hiperambiciosas a conformarse con terminar el mandato con 17%, la meta que originalmente era para el 2017, pero insistiendo con la tasa de interés como instrumento para hacer que este año la inflación "sea lo más baja posible". Y con el tipo de cambio flotante.

Según explicó el presidente del Banco Central, de ahora en más la autoridad monetaria se centrará en defender el nivel de reservas, razón por la que el tipo de cambio volverá a flotar. Por ende, sugirió que sacará mañana el techo de $25 que lleva dos semanas imponiendo en el Mercado Único Libre de Cambios (MULC) con su oferta diaria de 5.000 millones de dólares.

"Mañana volvemos a una situación normal de funcionamiento del régimen cambiario", aseguró Sturzenegger, aunque de inmediato aclaró que "un régimen de tipo de cambio flotante no quiere decir un régimen en el que nunca se interviene". 

En el mercado consideran factible que el dólar se dispare a $26,30 luego de la retirada de la presencia oficial en el mercado de cambios, aunque el mismo Sturzenegger antes hubiera asegurado que a $25, el dólar estaba "totalmente fuera de escala". Con el Tesoro vendiendo dólares del préstamo del FMI y más liquidación exportadora, en el mercado esperaban que bastara para que la moneda estadounidense encontrara un nuevo equilibrio, pero por encima de las previsiones de Dujovne y Sturzenegger.

Fuente: LPO

Te puede interesar