Hood Robin y los muchachos de Aranguren

El Presidente se empecinó y vetó el intento opositor de ponerle un tope a la disparada de las tarifas. Por encima del disgusto mayoritario puso su compromiso con un pequeño grupo de petroleras y empresas de transporte y distribución de electricidad, que llevan ganados miles de millones.