Economía de Francisco: El Papa no se olvidó de los trabajadores y aseguró que hay que "discutir el modelo de desarrollo"

En la ciudad de Asís el papa Francisco reunió a jóvenes de todo el mundo para proponer una nueva economía de paz. Un modelo económico sostenible, integral e inclusivo

Economía - Internacional 26 de septiembre de 2022 Colaborador Colaborador
cq5dam.thumbnail.cropped.500.281

"Transformar una economía que mata en una economía de vida", es uno de los mensajes transmitidos hoy por el papa Francisco a los jóvenes de 120 países del mundo que acudieron a la ciudad de Asís con motivo del evento "La economía de Francisco".

papa franciscoEl Papa Francisco se dirigió a los empresarios y les pidió que paguen los impuestos: "Es una forma de compartir la riqueza"

El encuentro de dimensión global organizado por el Pontífice ha puesto en marcha un proceso de diálogo inclusivo y de cambio hacia una nueva economía que ponga en el centro la humanidad de las personas junto a la sostenibilidad y la inclusión.

El Santo Padre pidió a los economistas, empresarios, investigadores y universitarios -entre ellos de la Argentina- que sean activistas del mundo de hoy “Si no tienen nada que decir, ¡al menos hagan ruido!”, dijo entre risas el Pontífice a los jóvenes.

“La situación es tal que no podemos esperar a la próxima cumbre internacional: la tierra arde hoy, y es hoy que debemos cambiar”, dijo el Pontífice.

“Una nueva economía, inspirada en San Francisco de Asís, hoy puede y debe ser una economía amiga de la tierra y una economía de paz”.

Este año es la primera edición en presencia del evento que algunos han llamado anti-Foro de Davos de los católicos, en referencia al encuentro del capitalismo económico mundial que se desarrolla todos los años en Suiza.

El Papa volvió a pedir a los jóvenes empresarios que el trabajo esté en el centro de la economía, cómo ya se lo había dicho recientemente a los empresarios italianos de Confindustria: "No se olviden del trabajo, no se olviden de los trabajadores". "El trabajo ya es el desafío de nuestro tiempo, y será aún más el desafío de mañana. Sin un trabajo digno y bien remunerado, los jóvenes no llegan a ser verdaderamente adultos, aumentan las desigualdades. Por eso, mientras se crean bienes y servicios, no se olviden de crear empleos y para todos”, dijo el Pontífice citando expresamente la condición de la mujer.

Una economía sustentable e integral
El Papa Francisco habló también de la economía y de la sostenibilidad que tiene que ver no sólo con el medio ambiente sino también con la inclusión al manifestar que "las relaciones de las personas se están empobreciendo, especialmente en Occidente, las comunidades son cada vez más frágiles y fragmentadas. La familia, en algunas regiones del mundo, sufre una grave crisis, y con ella la aceptación y el cuidado de la vida.El consumismo actual busca llenar el vacío de las relaciones humanas con bienes cada vez más sofisticados -¡las soledades son un gran negocio en nuestro tiempo!- pero así se genera una hambruna de felicidad”.

Lo más visto