En qué se diferencia el nuevo esquema para importar SIRA, del ya conocido SIMI

El nuevo esquema elimina la incertidumbre. Los controles se concentrarán en las empresas y la AFIP ganará terreno. Se reduce el plazo de vigencia de las declaraciones juradas. Dudas de los importadores con el BCRA

Economía - Empresas 14 de octubre de 2022 Colaborador Colaborador
aduana-afip

El nuevo esquema para administrar las importaciones que va a impulsar el gobierno a partir de este mes, denominado Sistema de Importaciones República Argentina (SIRA), trasladará gran parte de los controles hacia la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que tendrá la última palabra.

exportación-de-serviciosCambios en las importaciones: Nuevo sistema pone en duda a empresas que ya piensan en utilizar "dólares propios"

A diferencia del Sistema Integrado de Monitoreo de Importaciones (SIMI) vigente hasta ahora, el nuevo esquema tendrá una trazabilidad casi total, desde el momento en que se inicia un trámite, lo que a su vez le permitirá al ministro de Economía, Sergio Massa, llevar un control en tiempo real del movimiento de dólares y de mercaderías que entran y salen del país.

A diferencia de las SIMI las SIRA tendrán una fecha certera en la que la empresa va a poder acceder al mercado único y libre de cambios. La plataforma que se va a usar es la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE), que permite compartir datos entre diferentes organismos del Estado que intervienen en el proceso del comercio exterior.

Las SIMI generan un alto nivel de incertidumbre a los importadores que desconocen en general si a pesar de contar con un documento aprobado, pueden comprar divisa.

Las SIRA contará con una Cuenta Corriente Unica del Comercio Exterior, en la cual se irán asentando cada movimiento. 

Ambos sistemas tienen en común que las declaraciones juradas que generen tendrán un plazo de vencimiento. Pero con el nuevo esquema el mismo se va a reducir de 180 a 90 días.

En el nuevo esquema la AFIP va a tener un papel preponderante. El eje va a ser la medición de la Capacidad Económico Financiera de los importadores (CEF).

En febrero de este año el organismo que ahora conduce Carlos Castagneto había logrado frenar casi durante 20 días las importaciones. Casi todas las empresas pasaron a no tener CEF para las operaciones que declaraban.

Importadores consultados por Noticias Argentinas indicaron  que si bien el nuevo esquema de SIRA tendrá menor grado de incertidumbre, “los controles van a ser por empresa”.

De hecho, la AFIP va a profundizar los controles de  inconsistencias económicas de los importadores, uso “abusivo” de recursos judiciales, demoras en trámites impositivos. 

Se supone que a diferencia de las SIMI, cuando el importador vaya al banco, la entidad financiera va a cargar los datos en una terminal del Banco Central que le indicará al momento si está dentro de los límites para comprar dólares. Los que fija el BCRA son de 105% respecto de los dólares comprados en 2021 y del 170% en relación al 2020.

Si es una pyme, podrá comprar el equivalente al 115%. Actualmente, el empresario debe esperar al menos 24 horas.

La gran duda de los importadores consultados por NA es saber si el Banco Central tendrá el mismo criterio que la Secretaría de Comercio a la hora de determinar si la empresa tiene cupo para acceder a dólares oficiales. El gran problema que denunciaron los empresarios es que al llegar al momento de acceder al MULC, las entidades financieras le informaban que estaban pasados de los límites

Te puede interesar
Lo más visto