Empresas reclaman cifra récord por importaciones y las multinacionales activaron la vía diplomática

Economía 04 de agosto de 2023 comunicacion comunicacion

624c5a966898e

Con saldos que se mantienen en pausa desde hace dos años, las casas matrices de compañías internacionales comienzan a presionar por sus divisas. Cuál es el volumen que se reclama.
La presión por los dólares de las multinacionales que operan en la Argentina comenzó a sentirse con más fuerza en los despachos del gabinete económico en los últimos meses, a través de agregados diplomáticos y referentes de cámaras de comercio que median frente a una deuda comercial que creció cerca de u$s 10.000 millones el último año, hasta los u$s 34.259 millones

En encuentros de tono formal y coloquial como agasajos y celebraciones, los ejecutivos que representan intereses de compañías internacionales ponen sobre la mesa los números y buscan abrir canales para destrabar compromisos que, incluso, superan los 2 años.

Aunque los cambios de regulación para acceder a divisas, girar utilidades y pagar importaciones no son novedad, los líderes de multinacionales lo asumen aun como una tarea que los pone a prueba de forma constante y lleva "al límite" los vínculos entre los CEO´s y sus partners fuera del país. 

"Los planteos se hacen; incluso nos han pedido documentación y se entregó detalle con montos y prioridades a la Secretaría de Comercio, pero cuesta lograr feedback", indicó el gerente de una Cámara que representa a más de 170 empresas. "Hay muy buen diálogo, pero hoy toda la atención se concentra en los permisos de importación", agregó.

En la misma sintonía, desde otro circulo privado indicaron que "los pedidos se vuelven pura burocracia en el contexto macro actual; sin embargo, mantenerlos vigentes es una obligación como representantes de capitales extranjeros que apuestan al país".

De cara al proceso electoral, que puede significar un nuevo rumbo en la administración del comercio internacional, cambie o no la gestión de gobierno, las grandes compañías buscan saldar sus deudas o al menos dejar los números claros ante las autoridades.

Por ahora, en un contexto de extrema restricción de divisas que obligó a cargar con mayores costos las importaciones, las perspectivas de reducción de deuda privada no son prioridad, según fuentes oficiales. Al contrario, el sector automotriz, que acumula deuda por u$s 8.000 millones, mantiene un compromiso de postergación de pagos: de 45 a 75 días en piezas y de 120 a 190 días en vehículos.

El podio deudor, entre 22 sectores, lo completan manufacturas (u$s 17.917) y Electricidad (u$s 1420 millones) y Comunicaciones (u$s 919 millones)

"Los últimos datos muestran que el sector privado acumuló financiamiento más o menos voluntario, frente a normas, falta de acceso a mercado de cambios, que representa más de 3 puntos de producto", señaló Daniel Marx, director de la consultora Quantum Finanzas.

En consecuencia, se acumula liquidez "extraordinaria" en el mercado interno. "Se nota en la emisión de Obligaciones Negociables que hacen compañías; parte llega vía depósitos, títulos o Leliqs" dijo, pero aclaró que aunque hoy es un tema "demorado", en algún momento "alguien lo va a tener que reordenar".

Por otro lado, algunos técnicos de la cartera de Economía, leen el endeudamiento comercial, como "señal de confianza" y garantía de reinversiones en el territorio nacional.

En el último trimestre, el nivel de deuda comercial superó el pico registrado en 2019, cuando el 40% de las compras al exterior se financiaban con créditos privados, según información que surge del análisis de los datos del Banco Central.

Tras alcanzar un extraordinario 58% en el inicio de la pandemia, la deuda comercial comenzó a descender hasta representar el 34% de las importaciones a mediados de 2022. 

Dólar agro, con fuerte liquidación en 4 días: los sectores que picaron en punta

Desde entonces, el Gobierno forzó a las empresas a financiarse a través de sus proveedores en el exterior lo que elevó el stock al 38% de las importaciones a fines de 2022 y a un récord del 41,6% en el primer trimestre del 2023 (u$s 34.259 millones). 

En ese sentido, en relación al perfil del endeudamiento, Claudio Caprarulo, director de Analytica advirtió que el cambio de composición en la deuda también modifica los acreedores. 

Mientras la deuda financiera suele ser con bancos y tenedores privados de deuda, la comercial se mantiene entre empresas del mismo grupo u otros proveedores comerciales. "Tenés más grados de libertad en la deuda comercial que en la financiera", indicó.

La deuda externa del sector privado sumó u$s 87.711 millones al cierre del primer trimestre del año, según el último relevamiento del Banco Central de la República Argentina (BCRA), lo que significó una suba trimestral de u$s 526 millones, a partir del incremento de la deuda comercial, mientras que la financiera mostró cancelaciones netas. 

En la misma línea, con respecto al primer trimestre de 2022, la deuda externa dio un salto de u$s 7.954 millones. En tanto, la deuda externa comercial del sector privado acumuló u$s 49.838 millones hasta marzo, al sumar u$s 888 millones en el trimestre y u$s 10.777 en la comparación interanual. 

En cuanto a las importaciones, la deuda totalizó los u$s 34.259 millones en el tercer mes del año -según las cifras del Central-, lo que reflejó un incremento de u$s 2878 millones en el trimestre y de u$s 9.766 millones en la comparación interanual, lo que representó un nuevo récord histórico en términos absolutos. 

"En un contexto de crecimiento de los bienes importados, el ratio de endeudamiento se ubicó en 41,6% reflejando un aumento de 3,5 p.p. en el trimestre", destaca el documento del BCRA.

En la distinción, por tipo de acreedor, destaca que las empresas relacionadas fueron quienes más financiamiento otorgaron para este tipo de operaciones con una posición de u$s 19.089 millones, siendo el registro más elevado desde el comienzo de la serie, con un crecimiento de u$s 2279 millones en el trimestre y de u$s 5.773 millones en el año. 

Por su parte, el resto de los acreedores totalizó una posición de u$s 15.170 millones,  con un aumento trimestral de u$s 599 millones y de u$s 3.993 millones en el año.  

Del lado de las exportaciones de bienes, la deuda externa alcanzó los u$s 5.086 millones lo que reflejó una caída de u$s 2351 millones con respecto al trimestre previo y de u$s 308 millones sobre el mismo periodo del 2022. 

La caída trimestral se explica por la cancelación de los anticipos comerciales y las prefinanciaciones otorgadas por entidades financieras del exterior tomadas en los dos trimestres anteriores en el marco del "dólar soja" sumado al impacto de la fuerte sequía y heladas tempranas sobre la producción y exportaciones de productos agrícolas y sus derivados. 

Por último, según el informe oficial, la deuda externa por servicios alcanzó a u$s 10.492 millones impulsando un máximo desde el inicio de la serie, con una suba de u$s 361 millones respecto del trimestre anterior y u$s 1.320 millones en la comparación interanual.

Te puede interesar
Lo más visto