Mundo Empresarial Mundo Empresarial

Últimas noticias

CAME y CGERA no recibieron el apoyo de ningún funcionario nacional

A pesar de los millonarios esfuerzos en marketing de la CAME y de la CGERA para "vender" que el Presidente Alberto Fernández sellaría el acuerdo entre ambas entidades para eregirse como la representación pyme oficial terminó en un acto vació completamente de autoridades nacionales y provinciales. Las causas.

Política 19 de diciembre de 2019 Editor Editor
IMG_20191219_073558

A lo largo de toda la semana los whatsapp acumulaban decenas de mensajes con la misma foto, un flyer convocante a un encuentro organizado por la CAME y la CGERA, para bendecir por Presidente Alberto Fernández el acuerdo que terminó por cooptar a la CGE histórica, y que promete ser la alianza en defensa de las pymes que no supo, no pudo o no quiso ser entre diciembre del 2015 y diciembre del 2019.

En el caso de Marcelo Fernández había prometido a un grupo de whatsapp de dirigentes partidarios, políticos en funciones y retirados que "Alberto sería el anfitrión de la jornada y que contaba con todo el apoyo de ellos". Las comunicaciones por las redes estuvieron a la orden del día para convencer, con el sello de la CGE de gelbard, que la unidad federal pyme pasaba por parque norte.

pymes_4719CAME y un multimillonario almuerzo para acercarse al Gobierno

Desde el Gobierno Nacional habian mantenido reuniones privadas con el Presidente de la CAME al que le transmitieron claramente los cuestionamientos que las pymes tienen sobre las prácticas dirigenciales que han mantenido esta entidad estos años, muy lejos de los aceptables por el sector, y le pidieron que se ordenen internamente para establecer un nivel de diálogo razonable. "No queremos entidades obsecuentes pero sí que representen la agenda de las pymes, con democracia, algo que no se hizo en estos 4 años que pasaron" le habrían transmitido a Beltrán quien incluso habría estado de acuerdo con este diagnóstico.

Lo cierto es que con el correr de los días la actividad  tomó conocimiento y muchos dirigentes lejos de la información interna se acercaron a ver lo que finalmente fue un acto vacío de contenido político.

Corría la hora de la convocatoria y ninguna autoridad se hacía presente. Lo cierto es que ya se habían manifestado las pautas para asistir pero no estaban dadas las condiciones por incumplimiento de Fernández y de Beltrán y ningún funcionario se hizo presente.

Fuentes oficiales transmitieron en off a este medio que "no pueden respaldar a dirigentes que se dedican a perseguir a pares que no piensan igual, el Presidente propuso poner a la Argentina de pie pero en el marco del respeto de la democracia, no de la censura o de las maniobras espurias, no compartimos esos valores".

Durante las horas previas, y timoneado por José Bereciartúa, la CAME realizó un encuentro de su comité de presidencia. Durante la mañana corrieron fuerte los rumores de que un grupo de dirigentes le pediría la renuncia al Secretario General José Bereciartúa, militante confeso de Macri, para descomprimir la situación, pero el hecho no sucedió.

Mientras Gerardo Díaz Beltrán y Marcelo Fernandez esperaban en parque norte el Presidente Alberto Fernández almorzó con la poderosa cúpula de AEA y les pidió que lo ayuden a poner a la Argentina de pie.

Cantos de sirenas

Cuando la idea que Alberto Fernández se haría presente corrieron los partes de prensa que indicaban que toda la cúpula de la CGT se haría presente para sellar este "pacto social" hecho a medida por la CAME. Sin embargo sólo Héctor Daer, aliado y amigo de Marcelo Fernández, se hizo presente.  Fue el único dirigente de peso que le dió algo de legitimidad a la actividad y al que invitaron rápidamente a subir al escenario. Ni siquiera Cavalieri, el Secretario gral de la FAECYS, con quien CAME firmá paritarias se apersonó.

Un día antes, visto la "relevancia" que tomaba esta actividad  la entidad empresaria de Carlos Heller, APYME, decidió sumarse a último momento a la alianza CAME CGE CGERA. Así se lo manifestó Julián Moreno, su vicepresidente, sorpresivamente a una docena más de entidades pymes con la que habían conformado la Mesa Nacional de Unidad PYME. Si bien no se hicieron declaraciones formales, cayó como un balde de agua fría, el saltó horas antes de la jornada "que no fue" por parte de un espacio muy crítico a la CAME y a la CGERA como es el que conduce Carlos Heller. 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias