Mundo Empresarial Mundo Empresarial

Últimas noticias

exportaciones

China se afirma como el principal socio comercial de Argentina: US$ 1.358 millones en junio

Editor
Economía 09 de agosto de 2020

El intercambio con China -importaciones + exportaciones- sumó US$ 1.358 millones en junio pasado y concentró el 13,9% de los envíos locales y el 21% de las compras argentinas, con lo que el país asiático se mantuvo como el principal socio comercial de la Argentina, según un análisis del Instituto de Estrategia Internacional (IEI) de la Cámara de Exportadores.

Ya rige el nuevo criterio de administración de las importaciones

Empresarios confirman que ya se aplica el sistema de monitoreo que había sido abandonado por Macri y que permite tener 60 días para evaluar qué se importa

Gobierno 05 de enero de 2020 Editor Editor
Importación-y-Exportación-Marítima-De-Carga-consolidad_eam_colombia

Mientras todavía tienen bajo estudio nuevos productos para incluir bajo el paraguas de control, el Gobierno de Alberto Fernández no perdió el tiempo y ya reflotó el sistema de Licencias No Automáticas (LNA), de modo que ahora habrá más de 1.300 productos para los cuales los funcionarios se podrán tomar hasta 60 días para habilitar u objetar, en caso de haber alguna irregularidad, los pedidos de importación.

Las LNA consisten en un procedimiento administrativo por el cual se requiere de la presentación de una solicitud como una condición previa para efectuar la importación de la mercadería alcanzada.

La cartera encargada de monitorearlas, en la práctica y según la Organización Mundial del Comercio, dispone de hasta 60 días para autorizar dicho pedido y otorgar la licencia, si no se registra ningún problema -como puede ser que el producto ingrese a precio de dumping-.

"Hablamos con la Secretaría de Industria y nos confirmaron que las Licencias No Automáticas ya están funcionando y que van a aplicar los dos meses que permite la OMC", aseguró a iProfesional un empresario que mantiene un contacto fluido con la administración de Alberto Fernández y que pidió off the record.

Así, se puso fin a la etapa que había inaugurado el macrismo, que primero desarticuló parte del mecanismo de control, eliminando productos del listado: en 2018 se habían llegado a desactivar 314 LNA de un universo de 1.600, es decir, cerca de un 20% del total.

Bienes metalúrgicos, hilados, derivados del plástico, celulares, televisores y equipos de aire acondicionado fueron algunos de los artículos que dejaron de estar bajo este mecanismo de control.

Sin embargo, luego no hizo falta seguir desmantelando el sistema: si bien no las eliminó de manera oficial, la aprobación de las solicitudes de importación por parte de la gestión macrista pasó a ser automática. De modo que las LNA perdieron toda su razón de ser.

Ahora, con el plazo de 60 días el Gobierno cuenta con un período para estudiar qué es lo que quiere traer el importador y de qué origen, así como los precios a los que se pretende entrar la mercadería, entre otras variables sensibles.

Los funcionarios contarán así con margen para monitorear si un bien está entrando por debajo del valor de mercado (lo que se conoce como dumping) o si, por el contrario, hay empresas que apelan a sobrefacturar importaciones para –de una manera ilegal- hacerse de más dólares al tipo de cambio oficial y sacarlos del país.

No es una maniobra nueva, por cierto: en épocas en que Ricardo Echegaray estaba al frente de la AFIP, el gobierno de la entonces presidenta Cristina Kirchner cursó decenas de denuncias contra empresas –algunas multinacionales- por supuestos casos de sobrefacturación.

"Lo único que le pedimos fue evitar que se demore la entrada de insumos o materias primas que requieren las industrias para operar. Y nos aseguraron que no deberíamos tener ningún problema", agregó la fuente consultada.

La inquietud de este empresario obedece a los problemas que tuvieron durante las épocas en que Guillermo Moreno era secretario de Comercio y se llegaba a tomar más de 180 días.

Con ese plazo, Moreno se aseguraba un freno a las importaciones. Sin embargo, como esto iba en contra de las normas de la OMC, la Argentina recibió denuncias ante la OMC por parte de la Unión Europea y los Estados Unidos, entre otros. Además, se llegó a afectar el ingreso de materias primas e insumos, generándole un problema también a los industriales.

Sectores bajo la mira


Los empresarios que ya tuvieron encuentros con el ministro Matías Kulfas o con el secretario de Industria Ariel Schale, responden a las más diversas ramas de actividad. Entre las mismas figuran:

-Línea Blanca

Los directivos tuvieron una reunión preliminar en la que los funcionarios les confirmaron que había arrancado un monitoreo más exhaustivo con las LNA.

Los empresarios le advirtieron al Gobierno por un ingreso excesivo de productos terminados desde China, México y Brasil, que poseen una capacidad instalada que multiplica varias veces a la de Argentina. Algunas de esas operaciones "se realizaron antes de que asumiera el actual Gobierno y a precios muy bajos, casi al costo de la materia prima. Así se hicieron un stock porque sabían que se venían mayores controles", advirtió un industrial, en diálogo con este medio.

Según el directivo, en el mejor momento del sector, entre el 93% y el 95% de los productos comercializados en el mercado doméstico eran de producción nacional y el resto era cubierto por modelos de heladeras importadas de alta gama.

"Ahora estamos en una relación 80-20, con muchos equipos que compiten con los de fabricación nacional. Nuestro objetivo es ir hacia un nivel 90% local y 10% importado o menos", acotó.

De la mano de estos mayores controles que impuso la gestión de Fernández, el directivo aseguró que "hasta se está volviendo a hablar de activar nuevas líneas de producción e incorporar más modelos de  heladeras no frost, una categoría que hoy está dominado principalmente por equipos del exterior".

-Productos de cuero


El sector, representado por la Cámara Industrial de Manufacturas del Cuero y Afines (CIMA), viene de celebrar un triunfo simbólico:  YPF decidió volver a comprar sus pelotas de promoción veraniega en la Argentina, más precisamente a una Pyme de Bell Ville, en lugar de importarlas de Asia.

Según datos del sindicato de esta rama de actividad, en la Argentina se consumen 4 millones de pelotas anuales de las cuales 3 millones vienen del mercado asiático.

"¿Cuál es la ganancia de comprar un poco más barato en un país, si después es necesario socorrer con planes sociales a la gente que pierde el empleo por esa importación?", afirmó Luciano Ciambella, presidente de CIMA.

En paralelo, el sector está dialogando con el Gobierno para incluir en el listado de las LNA a las carteras de cuero, las cuales se empezaron a importar desde Colombia, India y China.

"Se producían en la Argentina, con un alto nivel de calidad y de un día para el otro empezaron a traerlas del exterior. Estamos hablando con el Gobierno con la idea de monitorear este flujo que llega de afuera", indicó una fuente sectorial.

-Juguetes

Valores criterio, para evitar que un producto entre por debajo de determinados niveles de precios; licencias no automáticas y normas de seguridad forman parte del combo de medidas que buscarán potenciar a la industria nacional del juguete.

El sector advirtió que hoy hay 548 importadores en un mercado completamente recesivo, por lo que se están "canibalizando" entre sí, rematando el exceso de stock y empujando a las fábricas de juguetes al cierre, según advirtieron.

Además, le informaron al Gobierno que ingresaron productos importados desde Asia a precios de dumping, "en los cuales la industria nacional tiene oferta competitiva".

Más allá de las LNA, los industriales le propusieron a Kulfas reflotar el acuerdo que el sector había alcanzado con supermercados y cadenas, por el cual se comprometían a no importar productos que sustituyeran a los de fabricación nacional y así mantener un nivel 50-50 entre juguetes nacionales y del exterior.

Si bien era un acuerdo entre privados, el mismo era monitoreado por la Secretaría de Comercio, hasta que dejó de ser avalado por el gobierno de Macri, en 2016.

-Calzado

Desde la industria del calzado aseguran que están atravesando un momento crítico, de la mano de una caída fuerte del consumo, agravando los efectos de la competencia de calzado asiático, de bajo precio.

"En 2014 llegamos al récord de producción, con 125 millones de pares fabricados en el país. En 2018 cerramos en 80 millones de pares y este año estaremos un 10% por debajo. La situación es desesperante", advirtió.

Sin embargo, con el cambio de administración, el sector del calzado pasó a estar entre los más monitoreados con el sistema de las LNA. 

-Electrónica


Con el objetivo de incrementar la competencia y bajar precios, el gobierno de Macri había eliminado todas las LNA para celulares, equipos de aire acondicionado, televisores, microondas y otros dispositivos que se producen en Tierra del Fuego.

"Hoy no tenemos ninguna herramienta para protegernos de las importaciones", confirmó un empresario vinculado con la industria, en diálogo con iProfesional.

"El pedido de volver al régimen de Licencias No Automáticas es un planteo que le hicimos desde el primer día a la anterior gestión cuando las eliminaron. Pero nunca nos atendieron", señaló una fuente gremial.

Ahora, el sindicato, que está en sintonía con el flamante gobierno de Gustavo Melella, está llevando este planteo a la mesa de trabajo.

La producción de celulares cerró el 2019 cerca de las 7 millones de unidades, el nivel más bajo en una década, según cifras que manejan en el sector. En el caso de televisores, se produjeron cerca de 2 millones de equipos, el peor registro desde que Cristina relanzara el régimen.

-Indumentaria


Es uno de los sectores que más conoce el funcionario que se debe ocupar de administrar las licencias no automáticas y cualquier otra herramienta vinculada con el monitoreo del comercio exterior: Ariel Schale. 

Schale es muy reconocido entre los empresarios Pyme, dado que se venía desempañando en los últimos años como director ejecutivo de Fundación ProTejer.

Y fue durante el último tramo de su gestión que dicha Fundación presentó un informe alertando sobre los efectos de la competencia que llega del exterior. 

Según advertían desde la entidad, cuando Schale todavía era su director ejecutivo, durante el periodo 2015-2018 el ingreso de ropa se disparó un 123% en volúmenes. Y si bien en 2019 bajó por la crisis y la devaluación, se ubicó casi 80% por encima del 2015. Además, el año pasado se confirmó el cierre de más de 300 empresas. 

"Estamos más tranquilos. Sabemos que estamos mejor 'custodiados' ahora", afirmó un reconocido empresario del sector textil, en referencia al recambio que llegó con el actual Gobierno. 

Fuente: iprofesional

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias