Mundo Empresarial Mundo Empresarial

La regulación de los alquileres en Catalunya es bajar los precios en sus primeros tres meses

Desde septiembre, cuando entró en vigor la ley que limita los alquileres en Catalunya, los precios han bajado un 4,12% en Barcelona y un 2,7% en Catalunya. En el trimestre anterior, cuando no se aplicaba la ley, habían subido un 2%.

Internacional 05 de marzo de 2021 Colaborador Colaborador
f19468c1-aed9-47e8-bb08-3c2f0ebfa03e_alta-libre-aspect-ratio_default_0

En los tres primeros meses de vida de la ley que pone límites al aumento de precios de los alquileres, las rentas han bajado un 4,12% en Barcelona y un 2,7% en toda Catalunya. Y no, no se trata solo del efecto de la pandemia: cuando no existía regulación alguna, entre enero y septiembre de 2020, meses que coincidieron con el parón económico provocado por el coronavirus, el precio de los alquileres había aumentado en un 1,03%.

El hecho de que se traten de datos oficiales de L’Agencia de l’Habitatge de Catalunya que se pueden consultar en el portal de la Generalitat y no estadísticas de “dudosa fiabilidad en portales inmobiliarios investigados por manipular precios”, dice el Sindicat de Llogaters (sindicato de inquilinos) de Catalunya, hace que sean mucho más fiables.

Para esta organización, clave en la elaboración y aprobación de la primera ley que regula el precio de los alquileres en el Estado español, los datos son “excepcionalmente buenos” y desmienten la mayoría de los argumentos sostenidos por los grandes intereses financieros e inmobiliarios.

cabaAlquileres: Después de un año, en abril se termina el congelamiento

La bajada de un 4,12% del precio medio de los alquileres en Barcelona en el último trimestre de 2020 “no se puede desvincular de la ley que regula los alquileres”, defienden. En la ciudad de Barcelona, el precio ha bajado casi el doble que en el segundo trimestre de 2020, de abril a junio, cuando los alquileres bajaron dos puntos. Y contrasta con los datos del tercer trimestre, entre julio y septiembre, cuando los alquileres no bajaron sino que subieron un 2%.

La tendencia se repite en toda Catalunya y se evidencia en los sitios más castigados por la especulación inmobiliaria, precisamente en aquellos en donde se aplica la regulación de los alquileres. 

Para el Sindicat de Llogaters, la experiencia de los tres primeros meses de regulación de los alquileres echa por tierra muchos mitos sobre el control de la rentas. “A pesar de las previsiones apocalípticas de la patronal inmobiliaria”, señalan, que auguraban que el control de los precios se derivaría en una contracción de la oferta, los primeros datos constatan que el número de contratos ha crecido con la regulación.

En la ciudad de Barcelona, en el primer trimestre se produjeron 27.847 contratos de alquiler. Después de bajar casi a la mitad en el siguiente trimestre, en los meses de confinamiento, el número de operaciones volvió a recuperarse a los antiguos niveles en el tercer trimestre y volvió a crecer aún más, hasta llegar a los 29.608 contratos, tras la entrada en vigor de la regulación.

“A pesar de que muchas inmobiliarias vulneran la ley sistemáticamente, la realidad demuestra que es una herramienta imprescindible con la que la población que vive de alquiler tiene más margen para negociar”, sentencian desde el Sindicat de Llogaters.

La ley que regula los alquileres, aprobada el 22 de septiembre de 2020, impide subidas del precio y obliga a bajar los más altos en las 60 localidades catalanas consideradas tensas. La norma se encuentra actualmente en debate en el Constitucional tras un recurso del PP que fue admitido por el tribunal y es la principal referencia del movimiento de vivienda y los partidos que defienden la regulación de los alquileres para su aplicación en todo el Estado con su incorporación a la ley de vivienda que prepara el Gobierno.

Fuente: El Salto

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias