Mundo Empresarial Mundo Empresarial

La Justicia falló contra Quilmes y la marca quedó expuesta por su práctica monopólica en el mercado

Fue gracias a una denuncia de la firma Otro Mundo, que probó que su producto fue expulsado de bares y góndolas gracias a los contratos extorsivos del gigante cervecero, al igual que otras 3.000 cervecerías de todo el país. El fallo abre la puerta a discutir la concentración en alimentos y bebidas.

Empresas 06 de septiembre de 2021 Colaborador Colaborador
0772AFE3-775F-4911-A4AF-5D3D14E25F3A

Con una multa de 150 millones de pesos, y el pedido expreso de no “establecer ningún tipo de acuerdo comercial (formal o informal) con los puntos de venta que tenga por objeto o efecto generar restricciones verticales sobre los canales de comercialización”, la Justicia falló en contra de la Cervecería y Maltería Quilmes S.A.I.C.A y G. por considerar que su accionar violaba la Ley 25.156 de Defensa de la Competencia.

“Yo creo que la multa, como sanción, no es ejemplificadora, si uno lo mide respecto del daño que estas conductas han generado hacia el mercado, con los consumidores, y con las empresas demandantes”, explica Pablo Fazio, empresario pyme, miembro de la Cámara de Cerveceros Artesanales de la Argentina, y accionista principal y fundador de Otro Mundo Brewing Company, la cervecería que impulsó la demanda contra Quilmes.
Se trata de la segunda denuncia que el gigante cervecero que comercializa las marcas Quilmes, Stella Artois, Budweiser, Brahma, Patagonia, Corona y Andes, entre otras, recibe por parte de Otro Mundo, aunque la primera fue archivada.

Mauricio macriObligan a Molinos a pagar Ganancias obtenidas en el exterior

Esta sentencia -donde se verifica que la demandada incurre en “conductas de carácter exclusorias de competidores, que redundaría en una menor oferta de productos, menor calidad y mayor precio, en perjuicio de los consumidores”- establece un hito ya que les pone un freno a las conductas anticompetitivas en un mercado por demás concentrado.

“El mercado de la cerveza en la Argentina es un oligopolio, pero ¿cuál es el lugar que tienen los pequeños productores frente a estas prácticas extendidas entre los jugadores que concentran el mercado? No tienen ninguna defensa”, sostiene Fazio en diálogo con Canal Abierto.

Según explica el empresario, que encabeza esta pelea desde sus comienzos, en 2002,  la deslealtad comercial de esta con concentración se verifica en todo: “son las sillas, los bares, los descuentos, los incentivos, son los metros lineales de exhibición en los supermercados. Nosotros vendíamos nuestros productos en el Cerro de Esquel, y venía Quilmes y cerraba un contrato de exclusividad, y el dueño del local devolvía la mercadería. Hemos sufrido quince años de esto. Dábamos dos pasos para adelante y uno para atrás, porque cada vez que construíamos una relación con un punto de venta venían y nos lo sacaban. Pero no poniendo sus productos en la carta y competimos por la preferencia del consumidor, nos sacaban de la carta, impidiendo que continuáramos comercializando nuestro producto”.  

Un hito en el mercado
Esta situación no está restringida sólo al rubro de las cervezas. Los mercados de bebidas y alimentos están concentrados “producto de que los distintos gobiernos de diferentes banderas políticas siempre han consentido todo tipo de concentración. Y cada una de esas concentraciones ha ido en detrimento de la producción, de la inversión y de la generación de trabajo”, recuerda el empresario pyme.

Por su parte, el propio Alberto Fernández culpó, cuando aún era candidato, a la concentración económica de su responsabilidad en la inflación y puso como ejemplo a las cervecerías. “La industria láctea está en manos de dos grandes empresas. La industria cervecera está en manos de tres empresas, cuando uno empieza a revisar eso y se da cuenta que el nivel de concentración es enorme”,sostuvo en septiembre de 2019 en declaraciones al Canal TN.

Para Fazio, el mercado en pocas manos y el permiso tácito que habían tenido hasta este fallo las grandes empresas para violar sistemáticamente la Ley “en el tiempo terminan deteriorando económicamente a una marca y te cansan espiritualmente”.

Y finaliza: “Hay más de 3.000 cervecerías en la Argentina que sufren estas prácticas, que están repartidas en todo el país y que emplean a más de 6.000 personas. Otro Mundo tuvo la valentía de ponerse al frente de este reclamo y conseguimos una sentencia, pero es un emergente de esta realidad. Lo que dejó de estar en discusión con este fallo es que las prácticas anticompetitivas están probadas”.

Fuente: Canal Abierto

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias