Comienza la gira de Alberto por Rusia y China: Ruta de la Seda, represas argentinas y más fondos para las reservas locales

Política 01 de febrero de 2022 Por Colaborador
Con el mandatario ruso almorzará y buscará mantenerse alejado del conflicto por Ucrania, mientras que con el presidente chino irá a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno.
multimedia.normal.951a0614dc8b9958.616c626572746f2d6665726e616e64657a2d6176696f6e2d3334333433345f6e6f726d616c2e6a7067

A la 22 de este martes 1, Alberto Fernández emprenderá su viaje a Rusia y China para el tantas veces mentado encuentro con sus aliados de estos dos años: Vladimir Putin y Xi Jinping.

Con el mandatario ruso almorzará el jueves, en el Kremlin. Será un encuentro en el que el argentino buscará mantenerse alejado del conflicto por Ucrania en un difícil equilibrio con Washington. Sólo estará en Moscú unas horas. Con el presidente chino tendrá varias actividades, entre ellas la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno, el viernes 4, y la otra es la bilateral entre ambos, del domingo 6. Eso en Beijing, donde el sábado hará una serie de visitas a los emblemáticos lugares que mezclan la historia antigua del Imperio y el triunfo de los comunistas.

alberto chinaLitio y autos eléctricos: La apuesta de China en el país

En tanto que el lunes 7, ya de regreso a la Argentina y con escala en Madrid, viajará a Bridgetown, para encontrarse con la primer ministro Mia Mottley, buscando festejar el hecho de que Barbados se acaba de independizar de la corona británica. 

Alberto F. emprende este viaje aliviado, tras el principio de entendimiento con el Fondo Monetario Internacional anunciado el viernes, que apunta a cerrar una reprogramación de pago de la deuda de U$S 44.000 millones, y el que también seguían con atención en Rusia y China, pero sobre todo con los chinos, que tienen en carpeta un tendal de proyectos de financiamiento para obra pública y un posible refuerzo para las magras reservas en divisa del Banco Central con una ampliación del intercambio de monedas ya existente (U$S 20.000 millones) que quiere Argentina.

Para el caso, en los últimos días, el embajador en Beijing, Sabino Vaca Narvaja, transmitió varias veces el mensaje chino de que había que "cerrar con el Fondo de la mejor manera". Las negociaciones para el nuevo swap las lleva adelante el titular del BCRA, Miguel Pesce, con el Banco Popular de China. Las repercusiones del acuerdo con el Fondo en toda la prensa oficial china fueron satisfactorias.

Uno de los aspectos más importantes de este viaje es la adhesión argentina a la Ruta de la Seda, por la que China financiará casi una veintena de proyectos ya visualizados. Será el canciller Santiago Cafiero, hombre de confianza del Presidente y el único ministro que viaja a Rusia y China, quien estampe la firma en el memorándum de entendimiento de la iniciativa conocida también como "Una Franja, Una Ruta", con las autoridades de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (la CNDR). Eso implicará tomar deuda con China, y entre los proyectos más importantes para los asiáticos figuran la reactivación de las obras en las represas de Santa Cruz -de las que China se había retirado molesta por la falta de avance en las mismas- y el interés por la construcción de una central nuclear, proyectos ferroviarios, eólicos y su participación en la hidrovía.

Alberto Fernández partirá el martes en un vuelo charter de Aerolíneas Argentinas, con una discreta comitiva que al momento no incluye  a uno de los hombres de más vínculos con Washington -el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz Aterrizará en Moscú el miércoles a las 14 horas de Argentina, las 20 en Rusia. El ministro de Economía, Martín Guzmán, iría a Rusia,  a la que le ha pedido ayuda económica, pero no se sumaría a Beijing. Tampoco viajará esta vez la primera dama, Fabiola Yáñez, porque su embarazo, ya está muy avanzado.

Serán de la partida esta vez, además de Cafiero,  y los gobernadores Axel Kicillof -por empezar, ha cultivado su propia relación personal con el presidente Xi y la central nuclear se instalaría en la provincia de Buenos Aires-; Raúl Jalil; de Catamarca, y Arabela Carreras, de Río Negro. Es de la partida, el amigo del Presidente y titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, Eduardo Valdés, quien esta semana también acompañó a Cristina Kirchner a Honduras; y el senador Adolfo Rodríguez Saá. Llama la atención que tampoco viaje el ministro Jorge Taiana, teniendo en cuenta la cantidad de proyectos en Defensa que querrían firmar en Buenos Aires con Moscú y Beijing.

Viajan el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; la asesora presidencial Cecilia Nicolini -que negoció la llegada de las vacunas Sputnik V, aunque ahora ya no habrá más compras del fármaco ruso que conectó fuertemente a los dos gobiernos en un principio de la pandemia del coronavirus- y viaja la secretaria de Deportes y presidenta del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard), Inés Arrondo; más el intendente de José C. Paz, Mario Ishii.

Y viaja la empoderada vocera presidencial Gabriela Cerruti,  que tendrá un protagonismo en este viaje inédito. Ocurre que no hay periodistas argentinos acompañando al presidente. Según dicen en el Gobierno, debido a que Rusia como China exigen estrictas condiciones para quienes entren a sus territorios -los chinos mantienen lo que llaman política de "tolerancia cero"-, no hay prensa en este viaje. Por eso, lo que se sabrá del viaje será estrictamente lo que los funcionarios deseen transmitir a nivel oficial. Incluso se observa en la agenda que el embajador Eduardo Zuaín organizó una conferencia de prensa entre Alberto y Putin con derecho a una pregunta para un ruso y otra para un argentino. El curso de los hechos es de lo más curioso. Dependerá de "Gaby" Cerruti saber la verdad de lo que ocurra teniendo en cuenta lo dificil que también es para la prensa libre trabajar en Rusia y China. 

La agenda de viaje hasta este domingo es la siguiente: Fernández almorzará con Putin el jueves a las 13 de Moscú y partirá a Beijing a las 18.30, del mismo día. Si el presidente ruso viaja a los Juegos Olímpicos de Beijing se volverán a verse en la capital china el viernes 4. Antes, el mandatario argentino será distinguido como Profesor Honoris Causa por parte de la Universidad de Tsinghua; visitará el Museo del Partido Comunista Chino, y participará de la Ceremonia de apertura de los juegos Olímpicos de Invierno 2022, que Joe Biden boicoteó. A la noche del viernes, el jefe de Estado va a visitar la mítica Ciudad Prohibida.

Y el sábado a la mañana de China -la noche del viernes en Argentina-, va a visitar el Mausoleo de Mao Zedong, donde dejará una ofrenda floral. Al mediodía de China, arribará al Gran Palacio del Pueblo al almuerzo de todos los jefes y jefas de Estado y Gobierno invitados por Xi a los Juegos Olímpicos. Y por la tarde, Alberto va a visitar a la delegación Olímpica argentina y después una conversación virtual con las misiones diplomáticas de Latinoamérica y Caribe, como presidente de la CELAC.

Su encuentro con Xi será el domingo a las 11.50. Después, el Presidente visitará el Centro Tecnológico de Huawei, líder de la tecnología del 5G; irá a la Gran Muralla, en Mutianyu; y a las 14.45 chinas (las 3.45 de la mañana en Argentina) partirá a Madrid, donde estará sólo horas. El lunes 7, estará en Bridgetown, y a la primera ministra de Barbados la verá recién el martes 8, con el cambio climático como tema de conversación.  Ese día vuelve a la Argentina, sin hora aún de partida.

Te puede interesar