La Corte a favor de Clarín: Convalidó una estafa millonaria a la Anses al impedirle al Estado controlar la fusión Cablevisión-Telecom

Política 23 de febrero de 2022 Por Colaborador
El máximo tribunal benefició al holding de Magnetto y dejó firme que el Poder Ejecutivo no puede controlar al Grupo Clarín aún cuando no cumple la ley.
BeFunky-collage (2)

La Corte Suprema convalidó una estafa millonaria del Grupo Clarín a la ANSES al dejar firme un fallo judicial que le impide al Estado controlar la fusión Cablevisión-Telecom. Es en una causa donde desde 2018 el holding que comanda Héctor Magnetto evita hacer la Oferta Pública de Acciones (OPA) obligatoria por la fusión de Cablevisión y Telecom, que significa ofrecerle a los accionistas de esas empresas comprarles sus tenencias ante el cambio de conducción de la compañía. ¿Quién está entre los accionistas perjudicados? La ANSES. ¿Cuál es la estafa? Ofrecían pagar menos de lo que valía cada acción y cuando el Estado, a través de la Comisión Nacional de Valores (CNV) objetó la maniobra, lograron varios fallos judiciales para que ese organismo no pueda intervenir. Ahora la Corte convalidó que el Poder Judicial le impida al Poder Ejecutivo controlar la fusión Cablevisión-Telecom y que el principal grupo de telecomunicaciones y una de las principales empresas del país pueda pasarle por encima a sus accionistas, entre ellos a la ANSES.

La ANSES tiene participación accionaria en Telecom y Cablevisión. Cuando se fusionaron, en 2018, ofrecieron pagarle 110 pesos la acción cuando ya valían 145. Por entonces implicaba una estafa de 8.400 millones por la diferencia entre los precios. La CNV objetó la maniobra pero Magnetto consiguió 2 cosas: que le adecuaran la legislación que obligaba a hacer la OPA a medida y una seria de medidas cautelares para que el Estado no pudiera intervenir. La Corte ahora avala todo en una causa que inició un tal Daniel Fernando Burgueño, un accionista suelto de Cablevisión que curiosamente hizo el mismo planteo judicial que la empresa pero en otro expediente. Típica maniobra de “forum shopping” de los abogados de Magnetto para administrar así el expediente y el juez más conveniente.

El favor de la Corte a Clarín salió la semana pasada, el 17 de febrero. Son en realidad dos fallos del mismo tema. En uno directamente rechazan intervenir en el tema con un párrafo donde utilizan una de las armas de discrecionalidad de la Corte, el artículo 280 del Código Procesal que les habilita decidir sin justificar nada. En otro de apenas una página dijeron que la cautelar por la que se queja la CNV ya venció y que “la Corte se abstiene de dictar pronunciamiento en la queja por considerarlo inoficioso”. Lo que no dicen es que la CNV pidió la intervención de la Corte en septiembre del año pasado, que la cautelar venció en octubre y que recién ahora se pronuncian para dejar todo como está, es decir, planchar el caso en favor de Clarín.

Ambos escritos los firmaron el presidente de la Corte Horacio Rosatti, el cordobés Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti. Parece que Clarín tiene una mayoría estable en la Corte y que no necesitó siquiera de su propio cortesano, Carlos Rosenkrantz, que advirtió hace un tiempo que comenzaría a intervenir en las causas de sus ex clientes. Esta vez Rosenkrantz no firmó, la mayoría necesaria ya estaba y se guarda para otra ocasión.

Opa Opa Opa
Este caso data del 2018, tal como informó El Destape en soledad. En ese momento este medio advirtió sobre la estafa que intentaba el Grupo Clarín, que implicaba por entonces unos 8.400 millones de pesos menos para la ANSES.

La fusión Cablevisión-Telecom fue el último gran beneficio que Magnetto le arrancó a Mauricio Macri. La autorización llegó a mediados de 2017 y la fusión se hizo efectiva a partir del 1 de enero de 2018.

Las empresas primero se fusionaron, luego Magnetto y sus lugartenientes tomaron el control de la nueva compañía. Al producirse esto, la empresa estaba obligada por ley a realizar una Oferta Pública de Acciones, una OPA. Significa que, como la empresa creció y cambió de conducción, les ofrece a todos los accionistas minoritarios comprarles sus acciones. Uno de esos accionistas minoritarios es aún hoy la ANSES a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). Es, de hecho, el más grande de los minoritarios, según la información de la propia empresa. Tiene el 9% de Cablevisión Holdings y el 11,34% de Telecom.

La fusión de Cablevisión y Telecom se aprobó a mediados del 2017 pero se hizo efectiva el 1 de enero de 2018. La ley estipulaba que tenían 6 meses para hacer la OPA. Lo hicieron recién el 21 de junio, a 9 días de que venciera el plazo.

Las fechas son la clave. El 26 de junio de 2018 Magnetto y sus socios anunciaron la OPA por la fusión y el 10 de julio le pidieron autorización a la CNV para avanzar. El 1 de agosto la CNV observó la OPA por considerar que el precio fijado incumplía con los principios de transparencia y protección al público inversor. O sea, querían pagarle menos a los accionistas, entre ellos la ANSES, como reveló en ese momento El Destape. La diferencia entre lo que le habían ofrecido a los accionistas ($110 la acción) y lo que valía en ese entonces ($145 la acción) equivalía a una estafa de más de 8.400 millones de pesos a la ANSES.

Los funcionarios de línea de la CNV no avalaron esta maniobra. Frente a eso, el Grupo Clarín logró que le cambien la ley para no hacer la OPA y listo. El cambio fue a través de una resolución de la CNV. En el inciso “k”, ironía o mojada de oreja, las autoridades macristas de la CNV avalaban la fusión: dice, sin nombrarlos, que la fusión Cablevisión-Telecom no necesita hacer una oferta pública.

Como les gusta repetir a los escribas del multimedio, esa resolución cambió las reglas del juego en medio del partido.

Pero también entre que anunciaron la OPA y la actualidad “pasaron cosas”. El precio de la acción aumentó. En la OPA, el 21 de junio de 2018 el precio ofrecido fue de 110,85 pesos la acción. A partir de ahí subió y el 20 de septiembre de 2018, llegó a un máximo de 147 pesos. Ese día Magnetto logró una cautelar para impedir que actúe la CNV, el organismo que debe controlar la OPA y cuidar los intereses de los accionistas minoritarios como la ANSES.

El favor llegó de la mano del juez José Luis Cassinerio, que estaba subrogando el Juzgado Civil y Comercial Federal 3 y le dijo al Estado que no podría controlar a Clarín. Eso fue convalidado por la Sala V de la Cámara Contencioso Administrativa, confirma de los jueces Pablo Gallego Fedriani, Guillermo Treacy y Jorge Alemany. De aquel fallo de la Corte Suprema que estableció la constitucionalidad de la denominada Ley de Medios ahora el máximo tribunal convalidó esta nueva estafa de Clarín hacia la ANSES. Los tiempos cambian.

La pista del dinero
La clave está en el precio de las acciones. Cuando Magnetto consiguió la primera cautelar la acción de TECO2, la denominación de Telecom en la Bolsa porteña, valía 147 pesos. En la OPA, sin embargo, habían ofrecido pagar 110 pesos. La ANSES tenía 246.018.839 acciones Clase B de TECO2. A un promedio de 145 pesos la acción por las variaciones de esos días, las acciones de ANSES valían 35.672 millones. La diferencia entre lo que quería pagar Magnetto y lo que valían esas acciones cuando logró la cautelar superaba los 8.400 millones de pesos.

Hoy la acción de Telecom vale 227 pesos. La diferencia hoy entre lo que quería pagar Magnetto y lo que valen sería de 28.784 millones de pesos.

Las acciones de Cablevisión Holding, la otra firma fusionada, también subieron. En octubre de 2018 rondaban los 285 pesos, hoy cotizan cerca de 785 pesos y llegaron a superar los 840. La ANSES tiene 16.257.029 de acciones. La diferencia entre lo que valían entonces y hoy es de 8.128 millones de pesos.

Fuente: El Destape web

Te puede interesar