Mundo Empresarial Mundo Empresarial

Mariano Hamilton y el "Nunca Más Económico": el libro que escribió junto con ENAC sobre el daño de las política neoliberales

El libro, realizado en conjunto con la Asociación de Empresarios Nacionales -ENAC-, propone pensar los procesos neoliberales que desarmaron la economía del país. Con diferentes testimonios de referentes en derechos humanos, Hamilton invita a reflexionar sobre el país que queremos

Nacional 10 de mayo de 2021 Colaborador Colaborador
533639_336

Con entrevistas a periodistas como Alfredo Zait y Alejandro Bercovich, referentes en derechos humanos como Estela de Carlotto y Adolfo Pérez Esquivel y funcionarias como Cecilia Nicolini y Ana Castellani, el periodista Mariano Hamilton se pregunta en el libro "Nunca más económico" por la batalla por el sentido a la hora de pensar en los desafíos de un país en el que el último gobierno neoliberal (2015-2019) dejó un endeudamiento de miles de millones de dólares y la desocupación llegó a los dos dígitos (10,6%).

En diálogo con Télam, Hamilton define al texto recién editado por Planeta como "una semilla que ojalá germine en algún lugar para que haya más argentinos que piensen que cuando estamos discutiendo la fuga de capitales, el mercado internacional, financiero, no estamos discutiendo sobre la guerra de las galaxias sino sobre el plato de comida que ponemos arriba de la mesa. Eso repercute en tu trabajo, en la baja del salario, en la miseria".

Organizado en capítulos, el libro cuenta con testimonios de Pedro Saborido, Marco Enríquez Ominami y los integrantes de la ENAC Roberto Villarruel y Leo Bilanski pero también con datos que funcionan como documentos de los procesos económicos de las últimas décadas.

nunca-mas-1ENAC lanzó su libro "Nunca Más Económico"

Pero el comienzo está marcado por las palabras de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la presentación de "Sinceramente" en Cuba, cuando en febrero del 2020, a poco de ganar las elecciones, alertó sobre el endeudamiento a resolver y llamó a revisarlo: Hamilton tomó esas palabras como prólogo de este trabajo.

"Todo lo que padecimos durante la dictadura, el menemismo y el macrismo lo podemos resumir en la batalla por el sentido, hacia dónde queremos apuntar, qué es lo que deseamos para nuestros hijos, para nosotros mismos. Si mirás el libro desde el principio hasta el final siempre se está hablando de esa batalla por el sentido, de qué país y qué mundo queremos", señala el periodista a propósito de esta obra que nació como un proyecto de la Asociación de Empresarios y Empresarias Nacionales para el Desarrollo Argentino (ENAC).

-T: ¿Cuál fue el disparador de este trabajo?

-Mariano Hamilton: Originalmente es un proyecto de la ENAC, cuyos integrantes armaron una página en la que tenían subidas entrevistas con Estela de Carlotto, Pérez Esquivel, Zaffaroni, Alfredo Zait y Ana Castellani. Me sumé al proyecto cuando ya estaba iniciado y puse mi experiencia para darle forma de libro. Al principio no estaba muy convencido del nombre porque no me parecía cruzarlo con el Nunca Más de los derechos humanos pero en las conversaciones Leo Bilansky y Robi Villarruel me fueron convenciendo. Sostenían que había que ponerle un freno al neoliberalismo y a esta sangría que padecemos cada tanto y ponían el ejemplo de la lucha de las Madres, las Abuelas. Y me pareció que tenían razón. Propuse sumar otras entrevistas y dividirlo en áreas temáticas: derechos humanos y economía, la batalla por el sentido y la economía, la soberanía y la economía, que me parecía que podían organizar el libro. Esto es más un trabajo colectivo que individual, más allá de quien esté en el crédito.

-T: En las entrevistas se destaca la resistencia al modelo neoliberal durante 2015-2019 como algo a lo que muchas veces no se le da la suficiente importancia...

-M.H.: El libro intenta hacer saltar varias luces de alarma que nos permitan tratar de no caer en el neoliberalismo otra vez porque los padecimientos fueron muchos. El gran quiebre durante el macrismo fue cuando quisieron ir por las jubilaciones y ahí se produjo un cambio en el clima social que evidenció la resistencia de la gente porque ni siquiera podemos decir que fue la de los sindicatos, que en ese momento habían aparecido muy poco. Pero es interesante lo que plantea Bercovich, esto de que los sindicatos le están hablando a un grupo de gente que es minoritario en la Argentina. El mercado informal, los monotributistas no tienen una representación gremial que los ampare entonces los sindicatos le están hablando a un 30, 40 % de la masa laboral de la Argentina pero con el otro 70, ¿qué hacemos?

-T: ¿Cómo influyó la pandemia a la hora de pensar estos temas?

-M.H.: El libro iba a salir en marzo del 2020 y cuando empezaron a pasar los meses dijimos "tenemos que incorporar la pandemia", si no estamos hablando de un mundo que no existe más. Siempre me interesó ser cronista de mi tiempo, que los libros reflejaran el momento en que fueron escritos. En mis novelas, que están ubicadas en la década del 70, hago un trabajo de campo muy extenso para que se fechan en esa época. Acá dije lo mismo: si miramos la pandemia de costado estamos en problemas. Incorporé así a Nicolini que en ese momento, noviembre-diciembre del año pasado, no era tan conocida y así pude articular también las nuevas tecnologías, para pensar qué batalla se está dando más allá de la producción y la economía. Tuve que reordenar los capítulos, las temáticas para ponerlo a la altura de la época que estamos viviendo.

-T: ¿Hubo algo que te haya sorprendido al revisar las entrevistas?

-M.H.: Me sorprendió el hilo conductor que muchos fechan en la dictadura, el menemismo y el macrismo. Yo lo llevaba para atrás, a dos episodios que son la precuela del neoliberalismo. Me refiero a la Revolución Libertadora con el proceso que llevó adelante Raúl Prebisch desde el Ministerio de Economía. Ahí se produjo el segundo gran endeudamiento que tiene la Argentina después de Rivadavia y la destrucción de todo lo hecho en el período del 46 al 55. Y un segundo episodio es el Rodrigazo y la representación de los economistas denominados Chicago Boys, con Martínez de hoz y los funcionarios que llevaron adelante todo el proceso neoliberal. Entre ellos hay un protagonista que participó en los 3 episodios, dictadura, menemismo y estuvo rondando el macrismo: Domingo Felipe Cavallo.

Otra cosa que me impactó, que señaló muy bien Ominami, es la capacidad de la derecha de apropiarse de las banderas del progresismo y la izquierda o de los movimientos populares. Escuchar hoy que la derecha defiende la libertad, la república, la educación, da cuenta de su gran impunidad.

-T: Hay entrevistas a tres funcionarias actuales. ¿Por qué acudiste a ellas?

-M.H.: Ana Castellani explica muy bien lo que fue la llegada al poder de los CEOs, cómo antes estaban en el gobierno y después pasaban al ámbito privado y en el último tiempo fue al revés: estaban en el ámbito privado y pasaron al gobierno. Los daños que esto genera esa postura depredadora que dice "no es lo mismo estar en una empresa privada, tenemos un tiempo acotado porque pueden no volver a elegirnos así que hagamos todo rápido". Y el planteo de que casi están haciendo un favor: "Voy a dejar de ganar la fortuna que gano en el ámbito privado y voy a ir a la función pública". Claro que para beneficiar al sector privado. A Gómez Alcorta la convoqué porque en ese momento era la defensora de Milagro Sala. Además como abogada trabajó acerca de cómo la derecha articula desde lo económico hasta lo represivo y cómo era el manejo que se hacía durante la dictadura para poder depredar a las organizaciones sindicales, algo que me parece interesante para dar cuenta de lo que pasó en la Argentina. Nicolini es una persona mucho más técnica y además vivió en España y Estados Unidos, entonces me interesaba ver cómo nos observaba. Su mirada es muy abarcativa porque no solo tiene que ver con la política nacional sino también con la internacional.

-T: ¿Cuáles dirías que son los mayores desafíos para impedir la implementación de un modelo neoliberal?

-M-H.: Bercovich dice algo muy razonable: lo que le faltó a los gobiernos nacionales y populares en la Argentina fue desarrollar bienes muchos más tangibles, más duraderos y cosas más persistentes en el tiempo, no solamente el celular, el viaje al exterior. El gran desafío es tratar de trabajar sobre los bienes duraderos de la población y el segundo es cambiar la matriz económica. Si pensamos que todas las soluciones van a ser el mercado y el consumo interno estamos complicados. Si no conseguimos convertirnos en un país que genere valor agregado, exportar e inclinar la balanza comercial hacia un lugar favorable, si no conseguimos tener una moneda soberana y dejar de pensar en dólares, va a ser muy difícil poder salir de la trampa.

Fuente: Telam

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias