"Vamos a defender el poder adquisitivo" José Ignacio De Mendiguren

El Secretario de la Producción asegura que el salario es central en el nuevo programa y le exige más al establishment: "ganaron en un año lo que perdieron en tres".

Nacional - Gobierno 07 de agosto de 2022 Editor Editor
de mendiguren
de mendiguren

El teléfono de José Ignacio De Mendiguren, flamante secretario de Producción del ministerio de Economía que comanda Sergio Massa, no para de sonar y es viernes a última hora. En un intermedio mientras desembarca en la oficina del otrora ministerio, atiende a Página I12. El "Vasco" es mesa chica del massismo casi desde la génesis del Frente Renovador y uno de los cuatro o cinco dirigentes que más escucha el actual ministro. La charla, en ese contexto, aborda un escenario más amplio que la mera política industrial y se centra en el modelo económico de Massa para el año y medio que le queda al gobierno de Alberto Fernández. 

"Hoy nosotros, en este plan, vamos a defender el poder adquisitivo", aseguró y recordó que los programas de estabilización "anteriores tuvieron como principal instrumento congelar salarios. ¿Qué le pidió el Fondo Monetario a la Alianza?, la tablita de Machinea; y con Cavallo y Patricia Bullrich fue directo sobre el sueldo de los jubilados". Funcionario en producción en el gobierno de Eduardo Duhalde y dos veces titular de la Unión Industrial (UIA), casa fabril que visitará este martes y donde tuvo en la elección última un fuerte enfrentamiento con Techint, también fue duro con los empresarios: "no puede haber actitudes normales o comunes de los empresarios en un contexto de inflación que no es normal, las actitudes deben ser excepcionales", expresó y resaltó que "muchos sectores ganaron en un año lo que perdieron en tres". 

 -El sector privado viene mostrando algunos comportamientos por lo menos cuestionables vinculados a remarcaciones de precios por encima de la lógica, y maniobras irregulares de comercio exterior. ¿Qué tipo de relación tendrá el gabinete económico de Massa y su secretaría con el poder económico?

-Vamos a tener toda la relación necesaria. Yo soy industrial, estoy convencido de este proyecto, y eso es imposible sin un empresariado. Pero esa relación se tiene que dar entendiendo que este gobierno le demostró al sector privado que en un período muy difícil como la pandemia y el post macrismo, el Estado efectuó el rescate más importante de los empresarios en la historia argentina. Es imposible que un gobierno que hizo eso, hoy no aspire a tener la mejor relación. Estamos padeciendo inflación pero con un resultado de miles de pymes activas y empresas vivas. Veníamos con Macri en un cierre sistemático, 40 pymes por día caían, y decían que había que acelerar el proceso. 

 -La pregunta venía, precisamente, porque esos sectores beneficiados son los que, en términos futbolísticos, no parecen haberle devuelto la pared al Gobierno, sobre todo en cuanto a precios...

-Estamos en un momento especial, esta inflación no es una inflación más, no la podes tomar como normal. Esta inflación, por su intensidad y particularidad, requiere un abordaje distinto, para lo cual hace falta un acuerdo político. No podemos desconectarnos de una realidad internacional. Estados Unidos, Europa, todos países que entraron a la pandemia con economías robustas, sin inflación, casi sin pobreza, con tasas de interés cero o negativas, salieron de la pandemia con inflación récord en el siglo. De todos modos, tenés que comprender, como empresario, que no estamos en inflación común, no puede haber actitudes normales o comunes, sino excepcionales. No podemos querer recuperar la renta anterior como si fuera una situación normal. Estamos recibiendo tarifas planchadas, créditos... yo pregunto... ¿entendemos que es algo especial lo que vivimos? Tiene que haber una actitud especial de los empresarios, de mayor colaboración, de no salvarse y remarcar por las dudas.

-¿Y eso lo comprenden los privados?

Lo tienen que entender. Entramos a este Gobierno con inflación, con pobreza, como yo digo... con el Renault 12 picado, sin frenos y gomas lisas. Ahora que venimos recuperando y pega en la canasta básica... macho... hay una situación dificilísima. Acá no hay responsabilidad de un ministro o un gobierno solamente, tiene que haber acuerdos, no podes ser hipócrita. Por eso me gustaría también que la oposición venga y diga que no está de acuerdo y proponga. Hay que tener humildad, no estar conspirando y forzando situaciones, hay que acercarse a ayudar porque acá no hay paracaidistas rusos, no hay ni una persona de las que critican que puedan aportar un éxito, todos experimentaron fracasos.

-Esta semana hubo muchas intimaciones a empresas por maniobras de comercio exterior, ¿ésa es una línea que se va a seguir controlando?

Eso es delito, ¿Cómo no lo vamos a hacer? Pero quiero aclarar que nuestra obsesión es estabilizar la economía en una primera etapa. La salida, esta vez, es generando valor. Hoy estas viendo las dos Argentinas, la de la especulación, que te lleva siempre a la crisis; y la real, y esa está reaccionando, produciendo. Lo que te desequilibra son las deudas que contrajiste en el Gobierno anterior y que fueron a la timba. Nosotros planteamos una negociación con los privados pero con compromiso: si querés tasa de interés, tomá tasa, si querés moratoria, toma moratoria... ¿querés que te pague los sueldos? ¿y vos qué me das? Hay que ser firmes, tengo fe en eso. Hay que dar pero exigir, si te doy una SIMI  autos te voy a exigir la mayor participación de partes. Muchos sectores ganaron en un año lo que perdieron en tres, todos los sectores, los del turismo y los otros. 

-Usted habla de otro perfil de gestión y distribución. La pregunta es ¿por qué ahora sí debería funcionar lo que no funcionó hasta hoy? 

-No va a ser fácil. Estamos en un problema grave a resolver en el corto plazo, pero le tenemos que dar empuje al poder adquisitivo del salario. Todos los planes de estabilización anteriores tuvieron como principal instrumento congelar salarios. ¿Qué le pidió el Fondo Monetario a la Alianza?, la tablita de Machinea; con Cavallo y Patricia Bullrich fue directo sobre el sueldo de los jubilados. Hoy nosotros, en este plan, vamos a defender el poder adquisitivo. Hay una diferencia profunda. ¿Se puede hacer una devaluación brusca sin que vaya a precios como dice la oposición? pregúntenle a Prat gay cómo le fue. 

-Usted es de los pocos en la mesa chica del ministro de Economía ¿Por qué confía en que es el momento de Massa ahora?

-El momento de Massa ahora es, primero, porque es parte de una coalición y siempre se preparó para liderar. La situación del país nos fue llevando a circunstancias donde su rol le hizo jugar otro partido. El le aportó a la coalición, mantuvo sus ideas sobre la deuda.

-¿Qué diferencias le encuentra con Guzmán, el ex ministro que más tiempo estuvo antes que Massa?

-En el caso de Sergio, tiene una amplitud mucho mayor, Guzmán era mas un técnico que tabajaba en soledad, y la economía no es una ciencia económica sino política y social. Había que ver la faz política de la economía, la gente, los actores sociales. No tenés que preguntar quién es quién, sino los tenés que conocer. Sergio los conoce. 

-Cómo van a terminar este año la economía y la industria? 

-Este año creo que vamos a crecer, tenemos que salir de este cuello de los dólares. La industria va a crecer un 6 por ciento, pero los insumos nos complican. Y el poder adquisitivo es central, porque con una inflación de este nivel tenés que reactivarlo. 

-Una última, ¿cuándo van a estar los dólares para sostener la demanda industrial?

-Buscamos negociaciones para reforzar reservas, pero creemos que a partir de septiembre, que se terminan los pagos grandes de energía, ahí va a haber posibilidad de recuperarnos. El objetivo es que las exportaciones las mantengamos en 90 mil millones, esa es mi obsesión.

Fuente: Página 12 

Te puede interesar
Lo más visto