Crisis y preocupación en Vaca Muerta: la actividad cayó más del 50% en octubre

Industria 02 de noviembre de 2019 Por
Hay 1500 operarios suspendidos. Solo YPF mantuvo el promedio pero renegoció contratos con empresas de servicio. El resto de las petroleras no sostuvieron su actividad y trabajaron con un bajo promedio
vaca muerta

Vaca Muerta comienza a mostrar preocupantes cifras de retracción que la alejan de aquel futuro pletórico de inversiones en el que se transformó en 2013 con la firma del primer contrato entre YPF y Chevron.

Las etapas de fracturas en el yacimiento no convencional cayeron en octubre un 53,84%, respecto de agosto pasado cuando el gobierno congeló el valor de los combustibles y del barril criollo con un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), según un reciente informe de NCS Multistage dado a conocer por Río Negro. Con esto el tipo de cambio quedó anclado en $45,19 y el barril Brent en US$ 59.

En octubre se concretaron 312 etapas de fracturas, en tanto que en agosto fueron 676 y en septiembre 508. El récord de facturas había sido en febrero pasado con 712.

Las fracturas son las acciones posteriores a la perforación propiamente dicha. Se realizan en la roca (shale) o en las arenas compactas (tight sands) mediante micro explosiones controladas e inyección de agua a alta presión con el fin abrir brechas hacia el petróleo y el gas atrapado en su interior. Cuando una empresa perfora pero no fractura se demora la producción de fluido que en definitiva es lo que se comercializa en el mercado.

alberto_fernandez_alan_monzonAlberto Fernández y una medida contundente: quiere suba salarial de 20% por decreto en diciembre

 De acuerdo a datos de la industria sacar un barril de petróleo en Vaca Muerta ronda los US$ 40 dólares.

Por otra parte, desde el gremio petrolero conducido por el senador Guillermo Pereyra se anunció la suspensión de unos 1500 operarios y la caída de 13 equipos de perforación en el periodo posterior al decreto firmado por el presidente Mauricio Macri.

En el mismo lapso, YPF congeló sus contratos con proveedores al dólar que le ordenó el Gobierno, provocando un efecto dominó en la caída de ingresos para las empresas de servicios de la Cuenca Neuquina. No obstante, la empresa nacional fue la única que sostuvo el promedio de su actividad en lo que va del año. “Hubo un cambio en los contratos, pero en función de que se mantuviera la producción”, argumentan voceros de la compañía. La firma completó en octubre 217 etapas de fractura lo que representó un 70% de la actividad en el yacimiento.

Las petroleras Total y Pampa Energía trabajaron a bajo ritmo. Pan American Energy asegura que mantuvo sus operaciones con normalidad.  Mientras que Pluspetrol, Shell y XTO- ExxonMobil no registraron actividad.

En la industria hay serias dudas de que se logre la meta desinversión de 2019 en Vaca Muerta que rondaba los US$ 5300 millones. Como es sabido, las firmas petroleras tienen reflejos rápidos y una vez que el gobierno estableció los límites del barril interno y congeló el valor de los combustibles modificaron sus agendas. La actividad mostró un declive ya durante fines de agosto y la tendencia continuó hasta el presente. No hay señales de recuperación para noviembre y diciembre, aseguran fuentes locales.

Las operadoras consultadas por Clarín prefirieron no hacer declaraciones oficiales por el momento. Entre tanto este jueves el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez se reunió con el presidente electo Alberto Fernández en sus oficinas de calle México.

“Fue una reunión muy positiva, muy agradable, muy descontracturada (hablamos) de todos los temas”, dijo a la salida del encuentro el mandatario provincial. “Conociéndonos y estableciendo los mecanismos de trabajo para llevar adelante propuestas que hagan al desarrollo del país. Son tiempos que exigen que todos, en el marco de respeto y las responsabilidades que nos ha dado el pueblo, nos pongamos a trabajar en equipo”, agregó.

Una voz cercana al gobernador Gutiérrez expresó a este diario que “existe incertidumbre y efectivamente la actividad está frenada producto del DNU, pero la expectativa es despejar esto y retomar el ritmo”.

Para Neuquén la caída de los índices petroleros se traduce en dinero contante y sonante. En agosto pasado la provincia recibió $3700 millones, en septiembre llegó a los $3100 millones, registrando una baja de $600 millones en sus cuentas públicas.

Por estas fechas Vaca Muerta mantiene una producción de unos 104.000 barriles diarios de crudo. Fuentes del sector aseguran que a pesar de la disminución en las fracturas el número se sostendrán en los próximos meses.

Fuente: Clarin

Te puede interesar