Mundo Empresarial Mundo Empresarial

Últimas noticias

El Gobierno decidió que la nafta continué congelada, al menos por un mes más

A través de un decreto publicado este sábado en el Boletín Oficial, difirió hasta el 31 de marzo el incremento de los tributos internos a combustibles líquidos que hubiera supuesto una suba promedio del 6%, de haberse implementado.

Gobierno 02 de marzo de 2020 Colaborador Colaborador
nafta

El Gobierno resolvió postergar por tercera vez un aumento de los impuestos a los combustibles, que hubiera habilitado una suba promedio del 6% en las naftas. La medida fue publicada este sábado en el Boletín Oficial y regirá hasta el 31 de marzo.

Ya en enero y febrero, Alberto Fernández  había decidido postergar esa actualización -la última, mediante el Decreto 118/2020 del 29 de enero- para evitar nuevos incrementos que impactaran en el índice de inflación. Los combustibles, vale recordar, tuvieron un incremento de casi el 50% a lo largo del año pasado.

"Resulta oportuno, en esta instancia, disponer un nuevo diferimiento de los incrementos en los montos del Impuesto sobre los Combustibles Líquidos (ICL)que han sido prorrogados por los Decretos Nros. 103/19 y 118/20", se anunció en los considerando del decreto 196/2020 publicado este sábado en el Boletín Oficial.

En tal sentido, también se suspendieron los incrementos de los montos del impuesto “derivados de la actualización correspondiente al cuarto trimestre de 2019".

empresa#VicentinGATE: Algodonera Avellaneda licenció 500 trabajadores, otra empresa arrastrada por la crisis

Desde el inicio del nuevo mes, por efectos de la reforma tributaria sancionada a fines de 2017, estos impuestos deberían trepar $ 3,17 por litro de naftas y $ 2,08 en gasoil. Si el Ejecutivo hubiera autorizado la suba,  el litro de nafta súper de YPF en la Ciudad de Buenos Aires hubiera aumentado un 5,9%, y el diesel común un 4,2%.

El Gobierno sí dispuso un alza de 10 centavos en bruto del Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC). El impacto, de $ 0,087 neto por litro de nafta y de $ 0,099 por litro de gasoil, muy probablemente será absorbido por las petroleras.

Indexación congelada

A fines de 2017, la reforma tributaria dispuso una indexación trimestral del ICL, cuyo cargo se traslada directamente a los surtidores. El año pasado, en plena escalada inflacionaria, Mauricio Macri resolvió diferir la actualización del impuesto. Al asumir en diciembre, Alberto Fernández hizo lo propio.

Las refinadoras venían reclamando un ajuste sobre el precio del petróleo crudo, que las habilite a recomponer sus deterioradas finanzas. El mes pasado le presentaron un plan al Gobierno para subir progresivamente hasta un 10% los precios en surtidor, pero ese borrador fue rechazado.

Ahora, por el efecto del coronavirus , el crudo bajó hasta los u$s 51,89 por barril y en Casa Rosada entienden que no hay razones para incrementar los combustibles en este escenario, lo que además le permite controlar la inflación.

Las refinadoras (YPF, Axion, Raízen y Trafigura) perdieron en los últimos dos años unos u$s 1600 millones, mientras que el Estado resignó casi $ 100.000 millones de recaudación por cambiar la fórmula de ajuste impositivo.

Fuente: El Cronista

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias