Mundo Empresarial Mundo Empresarial

Últimas noticias

Reconocen como gremio a los trabajadores de la economía popular

La Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) contará con una personería social, podrá formular un estatuto, afiliar trabajadores y conformar una comisión directiva.

Economía 11 de marzo de 2021 Colaborador Colaborador
utep-20foto-20pepe-20mateos-4

El Gobierno de Argentina anunció este miércoles la creación del Registro de Asociaciones de Trabajadores de la Economía Popular y de Subsistencia Básica (Ratepsb), lo que en términos concretos significa un primer reconocimiento gremial de los trabajadores informales nucleados en organizaciones sociales. 

Esta decisión, pionera en Latinoamérica, buscará dar más representatividad y permitirá canalizar en forma más ágil las demandas de esos movimientos.  

A partir de la firma del acuerdo, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) contará con una personería social, podrá formular un estatuto, afiliar trabajadores y conformar una comisión directiva provisoria. Además, apunta a pertenecer a la Confederación General del Trabajo (CGT), la central obrera más importante del país.

6037adafa2b0fLos sueldos mejorarán 7,7% con el proyecto de Ley de Ganancias

¿Qué es la UTEP?
Lanzada como gremio en diciembre de 2019, la UTEP engloba a trabajadores de cuidados, recicladores, vendedores ambulantes, artesanos, pequeños agricultores, productores independientes, así como cooperativas, fábricas recuperadas y "todas las formas de organización del trabajo que son creadas por el pueblo", explicó el secretario general, Esteban 'Gringo' Castro, a RT. 

Para la UTEP, este reconocimiento simboliza la posibilidad de avanzar en la formalidad de un gremio que agrupa a millones que no tenían un ámbito institucional para poder hacer llegar sus reclamos de forma colectiva.

Va a ser el sindicato de "un sector que no tiene patrón visible, y por lo tanto no tiene recibo de sueldo en relación de dependencia", añadió el referente. También aclaró que el gremio defenderá a todos, sin importar si son afiliados o no. 

En esta organización participan la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Frente Popular Darío Santillán (FDPS), todos espacios representativos de las luchas obreras surgidas durante la crisis de 2001 en Argentina. 

La necesidad de integrar a un sector cada vez más importante
En la actualidad, en Argentina hay 6 millones de personas inscriptas en el Registro de Trabajadoras y Trabajadores de la Economía Popular (Renatep), lanzado a mediados del año pasado por el Gobierno nacional. El Renatep les permite a los miembros de este sector acceder a programas de empleo impulsados por el Estado como Potenciar Trabajo, seguridad social y capacitación; participar de redes de comercialización y tener acceso a herramientas crediticias y de inclusión financiera.

El anuncio de la creación del Ratepsb, realizado por el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, desde la sede de la cartera en Buenos Aires, resulta clave para un país que ya tenía problemas de desempleo —actualmente hay un 11,7 % de desocupados—, y que, devastado por la pandemia, ha visto crecer el trabajo informal como alternativa a la falta de oportunidades en el mercado laboral formal. 

Desde el comienzo de la crisis sanitaria en marzo de 2020, con el otorgamiento del Ingreso Federal de Emergencia (IFE) por parte de la Casa Rosada para solventar la debacle económica, quedó en evidencia por la cantidad de trabajadores informales anotados que hay más de 9 millones de personas "en condiciones de invisibilidad económica", señala el 'Gringo'. "Es decir, hacen a la economía, pero no son tenidos en cuenta para cuestiones crediticias, ni para mejorar sus condiciones laborales", agrega. 

"Este sindicato representará a parte de la clase trabajadora que va quedando al margen no del sistema, sino de la formalidad del sistema", afirma el dirigente Castro. Y explica que los movimientos prefieren dejar atrás la idea de ser "desocupado". "Yo en los 90 dejé de ser un trabajador metalúrgico y pasé a ser vendedor ambulante. Trabajaba el triple y ganaba la mitad, pero no estaba desocupado. Eso lo revertimos con el concepto de la economía popular y dignificamos nuestro ser y nuestro sentir en el discurso"

Este dirigente social, con un largo recorrido militante, destaca el diálogo que vienen llevando las organizaciones de base con el actual gobierno de Alberto Fernández. Castro fue recibido en junio del año pasado por el mandatario peronista, quien, según el 'Gringo', se comprometió a hacer todo lo posible para el tratamiento de proyectos que tengan que ver con la economía popular.  

Hace dos semanas, la Casa Rosada lanzó el Consejo Económico y Social (CES), un ente inspirado en su homónimo de las Naciones Unidas, con participación de trabajadores, empresarios, académicos, científicos y de la sociedad civil, que apunta a generar acuerdos, planes y proyectos de "desarrollo con inclusión". Representada por Esteban Castro, la UTEP también forma parte del CES.

"Es la primera vez que somos convocados para discutir un proyecto de país. Esto no quiere decir que no vaya a haber conflictividad en algún momento, pero hay un diálogo bastante fluido y el presidente toca en sus discursos el tema de la economía popular", destaca Castro.

¿Un logro de trascendencia internacional?
En 2014, convocados por el Papa Francisco, movimientos populares de todo el mundo se reunieron en el Vaticano y desde entonces los encuentros se repiten cada año en distintas sedes. Allí comparten experiencias de lucha para el acceso a la tierra, el techo y el trabajo, y escuchan "la voz amplificadora" del Sumo Pontífice, cuyo discurso es "una bendición para los movimientos populares", considera Esteban Castro. 

Si bien existen en toda América Latina organizaciones o confederaciones sindicales tradicionales que permiten o promueven la afiliación de estos trabajadores informales, no es común que estas tengan su propia estructura administrativa como sindicato. Por eso, el dirigente de la UTEP cree que lo conseguido con el Estado argentino "puede contribuir" a que avancen otras experiencias similares en la región.

"El proceso de concentración económica es tan fuerte que deja cada vez más sectores de la economía afuera. Pero dicen que las crisis son una oportunidad. Tenemos que aprovecharla y generar experiencias comunitarias, algo que la clase media ha ido perdiendo por incorporar conceptos más individualistas y globalizantes", concluye Castro.

Fuente: Actualidad.rt

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias