Mundo Empresarial Mundo Empresarial

"No hay expectativa que haya devaluación luego de las elecciones", Martín Guzmán

El ministro de Economía remarcó que "el tipo de cambio real está bien, estamos cada vez más fuertes" y volvió a descartar un salto devaluatorio. Asimismo, consideró que el entendimiento con el Club de París "va a dar un horizonte de mayor previsibilidad".

Economía 27 de junio de 2021 Colaborador Colaborador
martin-guzman-1

El Ministro de Economía, Martín Guzmán, volvió a descartar la posibilidad de una devaluación en los próximos meses al señalar que “no hay expectativa de que haya una devaluación luego de las elecciones” al tiempo que volvió a destacar la importancia del entendimiento con el Club de París al señalar que “nos va a dar más previsibilidad” para apuntalar la recuperación económica que está viviendo Argentina.

"El tipo de cambio real está bien, estamos cada vez más fuertes", sostuvo en declaraciones al programa Minuto Uno que se trasmite por C5N. Las declaraciones de Guzmán llegan luego que se conociera un informe de Morgan Stanley que destaca la Argentina podría devaluar de manera más acelerada en los próximos meses.
 
Fiel a su estilo, Guzmán hizo especial hincapié en la importancia de "tranquilizar la economía" a través entendimientos puntuales, en este caso con el Club de París, que le permitan "afrontar con más estabilidad lo cambiario, lo cual implica más estabilidad para toda la economía, más capacidad para generación de empleo, para el crecimiento de la producción, mejores condiciones para ir reduciendo la inflación".

despidosEl Gobierno extiende el seguro de desempleo a los despidos de “mutuo acuerdo”

Para Guzmán, el país debe "ir resolviendo los problemas que uno a uno se le habían generado a la Argentina" pero enfatizó que esto debe hacerse "con seriedad y llevándole tranquilidad a la gente sobre la base de lo que efectivamente se esté haciendo, para que este bien informada y no sea confundida a veces por versiones".

A propósito de ello, el ministro fue contundente al señalar que gran parte de los problemas fueron generados por el gobierno de Mauricio Macri, el cual "había dejado una escases de dólares muy brutal. Eso significa menos capacidad de producción, menos capacidad de empleo, más inflación, deudas en dólares insostenibles". "La deuda no es una cuestión abstracta", resaltó.

Siguiendo esa línea, recordó que actualmente el Gobierno trabaja en acordar con el Fondo Monetario Internacional precisamente "para resolver el problema del préstamo histórico de 45 mil millones que tomo Juntos por el Cambio y que buscamos refinanciar".

Para lograr un acuerdo, el Gobierno de Alberto Fernández debe mostrar cuentas sólidas que permitan al organismo prever un crecimiento sostenido con el cual el país pueda afrontar la deuda. En ese sentido, Guzmán sostuvo que "la economía está transitando un proceso de recuperación a pesar de circunstancia de una pandemia que sigue golpeando a todo el mundo".

Además, aclaró que "reducir el déficit no es ajuste" y que no hay motivos para que haya "una devaluación tras las elecciones". "Hoy estamos robustos", dijo.

En cuanto a los salarios, Guzmán ratificó que, ante el aumento de la inflación por encima de la pauta fijada en el presupuesto 2021, “el compromiso y el objetivo de crecimiento del poder adquisitivo del salario permanece absolutamente firme, porque es justo y es una condición necesaria para que la economía pueda asentarse en la recuperación”.

El ministro explicó también que “mayor poder adquisitivo significa más demanda y mayor fuerza para uno de los motores de economía como es el consumo”.

En cuanto a las últimas negociaciones salariales que rompieron en techo del 45%, el funcionario indicó que “ha habido una readaptación de las negociaciones buscando apuntalar significativamente que el salario crezca por encima de la inflación”. “Esa guía permanece”, agregó.

Sobre la inflación El titular de la cartera económica ató el proceso inflacionario a “lo que pasó en el mundo” desde septiembre de 2020: “un fuerte crecimiento del precio de los alimentos y de los commodities”.

Pese a eso, insistió en que la inflación va hacia la baja. “La realidad es que estamos en una tendencia mes a mes -obviamente con cuestiones de estacionalidad- pero en decrecimiento”. “Esta es la pauta que esperamos: en junio algo similar a mayo y luego bajando”, anticipó.

Además, destacó que si bien los acuerdos de precios “son necesarios en este momento, no definen per se la política inflacionaria”.

En cuanto a las tarifas el ministro aseguró que “este tema se va a ir monitoreando en función del crecimiento de la economía. El objetivo principal es poder avanzar en la segmentación de los subsidios para ayudar a los que estén atravesando situaciones de mayor vulnerabilidad”, explicó.

Por último, el ministro consideró que se siente “cómodo trabajando en el Frente de Todos” porque es “una coalición que le hace bien a la Argentina”.

En este sentido, destacó que si bien “hay discusiones apasionadas, pero de mucho valor, eso tiene que ver con el compromiso de sus líderes”. “Es un grupo de gente absolutamente comprometida con la Argentina que se viene”, cerró en clave electoral.

fuente: Ámbito

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias