Orden fiscal: Hay ajustes y congelamiento en plantas de empresas del Estado

Economía 24 de agosto de 2022 Por Colaborador
El Gobierno acelera la reducción del gasto. A la quita de subsidios que aplicó a los servicios le sumó un recorte a los ministerios y un congelamiento en la planta de las empresas del Estado. El próximo paso será la poda en los giros que el gobierno central otorga a las provincias
sergio-massa-webp

“Orden fiscal”, el primer punto que desarrolló Sergio Massa en su conferencia de prensa inaugural parece ser el eje ordenador de sus primeros pasos como ministro. A la quita de subsidios que aplicó a los servicios públicos, ya le sumó un recorte de gastos a los ministerios que alcanza los $128.000 millones y un congelamiento en la planta de personal de las empresas del Estado que salió publicado este martes en el Boletín Oficial. El próximo paso será una poda en los giros que el Gobierno central otorga a las provincias, por lo que los gobernadores se reagrupan para dar la discusión.

indec-1.jpg_258117318Las empresas del Estado deberán informar mensualmente al Indec la variación de su personal

En las reuniones que el jefe del Palacio de Hacienda sostiene con sus colaboradores más estrechos, que pueden durar hasta entradas horas de la madrugada, se diagramó una estrategia para alcanzar la pauta fiscal acordada con el FMI para este año que prevé un déficit del orden del 2,5% del PBI. En ese plan aparecía una reducción de los gastos energéticos, por la poda en subsidios y también por cambios en el esquema de importaciones que habilitarán un ahorro de u$s400 millones; un recorte a los desembolsos hacia los ministerios, que se confirmó el lunes y alcanza los $128.000 millones; y acciones para reducir los gastos en organismos descentralizados. Este martes salió publicado un decreto que establece el congelamiento de la plantilla de empleados para las empresas públicas.

El último punto que aparecía en la agenda de esas reuniones, de las que participan habitualmente el secretario de Finanzas, Eduardo Setti, el de Hacienda, Raúl Rigo y el jede de asesores, Leonardo Madcur, entre otros, es “la reprogramación de fondos a las provincias, sobre todo las que tienen plazos fijos y deudas con el Estado Nacional”. Concretamente, se trata de una reducción a aquellos distritos que cuentan hoy en día con fondos propios para afrontar sus compromisos.

Como contó Ámbito, en su breve paso por el Ministerio de Economía, Silvina Batakis ya había puesto el ojo sobre la cuestión. “Mientras todas las jurisdicciones tienen superávit, nosotros cargamos con el déficit fiscal”, le señaló la actual presidenta del Banco Nación al presidente Alberto Fernández en una reunión en la Casa Rosada, en la que llegó a señalar que “hay provincias y municipios que tienen apalancado en plazos fijos los pagos de más de un año de la administración pública y nos siguen requiriendo fondos”.

A pesar de esto, las transferencias a las provincias siguieron creciendo. En julio, mes en que el gasto se contrajo en términos reales, exhibieron una suba del 15,8%. En el mismo período los 24 distritos subnacionales registraron subas reales.

Sergio Massa retomó la agenda que había dejado pendiente Silvina Batakis y comenzó a abordarla con los gobernadores. Pero los mandatarios provinciales, que impulsaron su llegada al Gabinete, ponen la lupa sobre el grado de aporte que les pedirán para ordenar las cuentas nacionales.

Este martes, en una reunión de gobernadores del norte del país que se realizó en Jujuy lo dejaron en claro. Fuentes que participaron del cónclave explicaron a Ámbito que el planteo se realizó a los funcionarios nacionales presentes, el Jefe de Gabinete Juan Manzur y la secretaría de Energía Flavia Royón, entre otros.

El primer punto, tema tarifas. El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, hizo un pedido concreto para que se considere un diferencial en las boletas del servicio eléctrico en las provincias del norte. Algo similar al esquema que se armó con el gas, que tendrá impacto en el sur del país.

También hubo pedidos concretos por las obras públicas en las provincias y municipios, el Gobierno asegura que no se van a frenar, los subsidios al transporte y lo que habitualmente se conoce como los giros discrecionales. Varios de esos puntos deberán abordarse en la próxima gran discusión: la elaboración del presupuesto nacional.

En el Ministerio de Economía aseguran que la prioridad hoy es “estabilizar la economía”. A eso apuntan las medidas tendientes a recortar el gasto. Señales concretas de austeridad en un escenario de inestabilidad que no se termina de disipar.

Fuente: Ámbito 

Te puede interesar