La industria textil, imparable: El rubro superó en más de 30 puntos a la inflación anual

Economía 16 de septiembre de 2022 Por Colaborador
Según el Indec, la indumentaria y calzado duplicaron su precio en apenas 12 meses. Los fabricantes nacionales apuntan contra la importación, y en el Gobierno quieren “ordenar” la situación.
SUAZGCFTY5HTTPGKGYYR7UL7MQ

El rubro de indumentaria y calzado fue el que más aumentó de precio en los últimos 12 meses, con un alza 30,4 puntos mayor a la inflación anual promedio. En el sector apuntan a la importación de ropa y de hilados, pero en el Gobierno buscan “ordenar” una situación que parece estar fuera de control.

Los datos los dio a conocer este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y un día después el ministro de Economía, Sergio Massa, citó a los empresarios del sector textil, pese a que la suba de la ropa por encima de la inflación general es un problema que acumula varios años y que se acrecentó durante la pandemia.

supermercado inflacionLa inflación en agosto fue del 7% 6 la interanual roza el 80%

El precio de la ropa, imparable

De acuerdo con los datos del INDEC, el rubro prendas de vestir y calzado subió 109% en agosto respecto del mismo mes de 2021 y fue el que más aumentó de toda la economía. La inflación general promedio fue del 78,5% en el mismo período.

Según Luciano Galfione, presidente de ProTejer, “el precio de la indumentaria que mide el IPC tiene poco que ver con la producción nacional” porque “es esencialmente ropa importada, porque se basa fuertemente en indumentaria de shoppings y justamente todo lo importado es lo que más ha aumentado producto de las restricciones al acceso de divisas”.

El rubro de indumentaria y calzado fue el que más aumentó de precio en los últimos 12 meses, con un alza 30,4 puntos mayor a la inflación anual promedio. En el sector apuntan a la importación de ropa y de hilados, pero en el Gobierno buscan “ordenar” una situación que parece estar fuera de control.

Los datos los dio a conocer este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y un día después el ministro de Economía, Sergio Massa, citó a los empresarios del sector textil, pese a que la suba de la ropa por encima de la inflación general es un problema que acumula varios años y que se acrecentó durante la pandemia.

La explicación la dio a conocer horas antes de ser recibido este jueves por Massa y por el secretario de Comercio, Matías Tombolini; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y el titular de la AFIP, Carlos Castagneto.

“Las importaciones hay que financiarlas a 180 días de nacionalizadas, eso representa al menos un costo directo del 35% en dólares, eso va directo a precio en caso de un producto final”, dijo y agregó que ante la escasez de divisas se debe “priorizar el abastecimiento de materias primas básicas, que no tienen fabricación nacional”

Según estimó, “esto permitiría ahorrar divisas y además anclar precios de semielaborados a dólar oficial y potenciaría mucho más la producción nacional y el trabajo argentino”.

Sergio Massa y una reunión para frenar la inflación

El titular del Palacio de Hacienda no suele encabezar reuniones sectoriales, pero el ruido que se generó tras conocerse que la ropa duplicó su precio en un año, primero dio instrucciones de convocar a empresarios del rubro y luego formó parte del encuentro.

El planteo empresario apuntó a las restricciones para acceder al mercado de cambios para saldar importaciones de insumos que no se producen en el país y a las dificultades que esto genera. “Estamos ya con algunas fábricas en situación crítica, que han empezado a reducir producción por falta de insumos, especialmente las del sector sintético donde las materias primas son de origen externo”, dijo Galfione.

“Esperamos que en los meses próximos se empiece a estabilizar el mercado y sobre todo se establezca previsibilidad para que fundamentalmente el fabricante pueda saber a qué precio va a poder abastecerse de materias primas para producir. Eso va a contribuir a estabilizar los precios del producto final”, garantizó.

En plena pandemia de coronavirus no había restricciones de importaciones y los precios también registraban subas exponenciales. En 2020, el alza fue del 54,4%, más de 18 puntos por encima de la inflación general, pese al fuerte desplome de las ventas. En ese entonces la explicación era que los aumentos de costos de materias primas y de fletes, y el cierre de empresas terminó achicando la oferta, sumado a los ajustes del tipo de cambio.

Ahora, Massa busca “promover un ordenamiento de precios en el sector y plantear lineamientos para los próximos meses en materia de insumos e importaciones”, según se informó oficialmente.

“Acordamos volver a encontrarnos la semana que viene para cerrar una negociación que permita desacelerar fuertemente los precios del sector en lo que resta del año”, expresó Tombolini tras el encuentro.

Te puede interesar