Mundo Empresarial Mundo Empresarial

Frigoríficos exportadores comenzar con la reducción y suspensión de personal

La medida del Gobierno de cerrar por un mes las exportaciones de carne generó una drástica decisión de algunas firmas líderes. Cierres de plantas y despidos son los métodos que adquirieron algunas empresas

Agro 20 de mayo de 2021 Colaborador Colaborador
Frigorifico-rusia

Varios frigoríficos exportadores ya están evaluando suspender empleados, adelantar vacaciones e, incluso, reducir personal, según pudo averiguar LPO. La medida la tomarían como respuesta al cierre de exportaciones de carne vacuna dispuesto por el Gobierno nacional el lunes por la noche.

El intendente de La Plata, Julio Garro, relató a este medio la preocupación que existe en el sector. "Acá tenemos al frigorífico Gorina con 800 empleados. Destinan el 80% de su producción a la exportación. Esta medida los deja prácticamente sin actividad", contó Garro.

Los directivos de la firma Gorina, que en la campaña 2020/21 accedió a un cupo de 250 toneladas de Cuota Hilton para exportar a la Unión Europea, tienen en mente suspender a un tercio de los trabajadores por los próximos 30 días hasta que se levante el cierre de exportaciones.

Carne precios cuidadosCuál es la explicación del Gobierno tras el cierre a las exportaciones de carne

Otro caso, más contundente aún, es de la empresa Rafaela Alimentos. Dicha firma anunció el cierre temporario de su planta ubicada en la localidad santafesina de Casilda donde trabajan unos 650 operarios. Hoy miércoles es el último día de faena "hasta nuevo aviso".

Rafaela Alimentos destina el 75% de su producción a países como Aruba, Bosnia, Brasil, China, Costa de Marfil, Hong Kong, Malasia, Perú, Rusia, Singapur, Suiza y Sudáfrica. La compañía posee un predio industrial de unos 19.000 metros cuadrados con equipamiento de última tecnología.

Los casos de Gorina y Rafaela Alimentos se replican en la mayor parte de las empresas frigoríficas exportadoras. De hecho, los directivos de las filiales argentinas de Marfrig, Quickfood y Minerva recibieron un fuerte reproche por parte de las casas matrices ubicadas en Brasil.

La preocupación en el sector frigorífico se concentra lógicamente en las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires donde se localizan la mayor parte de las plantas. Pero los problemas trascienden a otras regiones productivas del país donde estas firmas compran los animales.

Un informe difundido por la Fundación FADA advirtió este martes que la cadena de la carne vacuna emplea a unas 400.000 personas en todo el país. De ese total, alrededor de 100.000 trabajadores están vinculados directamente al circuito de exportación.

Los analistas de mercados estiman que el cierre de exportaciones por 30 días implicará la pérdida para el país de unos 250 millones de dólares. Sin embargo, no se descarta que el impacto de la medida sea mayor dado que nuestro país podría perder clientes y mercados en el exterior.

La Argentina exporta 1 millón de toneladas de carne por año. Actualmente es el quinto exportador mundial de este producto detrás de Brasil, Australia, India y Estados Unidos. Los envíos al exterior representan un ingreso anual del orden de los 3.126 millones de dólares.

El informe de FADA recién mencionado indica también que la carga impositiva representa un 28% del precio final de un kilo de carne. El productor (criador), en tanto, se queda con el 30%, los feedlots con un 27%, la carnicería con un 9% y, por último, los frigoríficos con un 6%. 

Fuente: La Política Online

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias