El BCRA podría incrementar el acceso a dólares para pymes exportadoras

Economía 31 de marzo de 2022 Por Colaborador
Industriales Pymes advirtieron que los topes impuestos por el Banco Central en función de las importaciones durante la pandemia paralizan a varios sectores.
exportaciones

Las nuevas restricciones que el Banco Central impuso al acceso de divisas está provocando un "parate productivo" en algunos sectores que dependen de materia prima importada para producir, advirtió Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA). El tope de hasta un 70% más de importaciones que en 2020 o un 5% que en 2021, lo que resulte menor, que fijó a comienzos de mes Miguel Pesce ya se está haciendo sentir.

48816-aplicaran-iva-y-ganancias-en-las-operaciones-con-billetera-electronicaEl 2022 ya marca un nuevo récord de uso de dinero electrónico en el país

Rosato explicó a LPO que, por el freno en el comercio mundial, las restricciones a los fletes y el cierre transitorio de fábricas, en 2020 hubo empresas que importaron el 20% de sus consumos históricos. Por eso, hoy, el tope del 70% no les permite, en la medida en que se van quedando sin stocks de materia prima, reponerlo para poder cumplir con sus clientes. Con la paradoja en algunos casos, de que se trata mayormente de clientes en el extranjero, lo que le implica una caída en su capacidad exportable.

Primeras repercusiones del acuerdo con el FMI: quitan límite a la compra de dólares bursátiles y refuerzan el control de las importaciones 

"Las pymes están sufriendo la falta de materia prima que no se produce en el país. Y si bien existe un sistema para garantizar el consumo histórico de cada fábrica, que busca evitar un salto en las compras externas ante la escasez de dólares, la comparación con la casi nula actividad en pandemia y con el año pasado, cuando recién se estaba restableciendo con dificultades la producción, muestra un panorama que no se ajusta a las necesidades de la reactivación de este año", explicó Rosato.

Las restricciones a las importaciones vienen afectando a la industria desde al menos el mes de noviembre, tal como lo atestiguan las cifras de la producción autopartista, pero en general las pymes con volúmenes más chicos de importación no se veían afectadas por los controles en el acceso al dólar oficial. En cambio, a partir de las últimas medidas del Banco Central, esto empezó a cambiar y con un efecto sobre la capacidad exportable. No en vano, a poco de implementar la medida, el Banco Central debió cambiar la normativa para que al sector agroexportador no le faltasen insumos para la próxima siembra.

En este sentido, Rosato apuntó a la contradicción que se está viendo entre la velocidad a la que se asignan licencias no automáticas y licencias automáticas. Las automáticas son para aquellos productos que no requieren de la previa autorización del Ministerio de Desarrollo Productivo porque se trata de insumos que no se fabrican en el país. En cambio, las no automáticas rigen para productos que sí se producen en el país, en general, bienes finales.

"Lo que sucede es que estas empresas que a lo mejor tienen un 20% de sus clientes nacionales no están pudiendo comprometerse a venderles mercadería porque no tienen los insumos, entonces las empresas nacionales terminan pidiendo para importar el producto directamente a un proveedor externo mediante el procedimiento para licencias no automáticas. Es decir que el insumo se termina importando por otro mecanismo, pero esta vez ya elaborado desplazando a la producción nacional", dijo a LPO.

"Tenemos un socio que casi no pudo importar en 2020 debido a las restricciones del comercio mundial. Y el año pasado tuvo diez meses la planta parada. Hoy, tiene compromisos que no puede atender, porque el cupo que le corresponde es muy bajo. Esos casos se están multiplicando ante la reactivación de la actividad productiva", ejemplificó como uno de los efectos no deseados de las nuevas restricciones del Banco Central.

El otro efecto no deseado es el inflacionario. Ante la falta de algunos productos, el racionamiento lleva a un aumento de precios.

Por eso, el IPA llevó el planteo de las pymes al Banco Central y la respuesta que obtuvieron fue que "Están estudiando una solución a este problema", dijo el industrial a LPO. "Se busca que las restricciones no frenen a las empresas exportadoras que dependen de insumos que no se pueden reemplazar como es el caso de algunos fabricante de muebles, o de fibras sintéticas incluso de fibras para la fabricación de cubiertas", detalló.

"La reactivación también dinamiza la generación de nuevos puestos de trabajo. Y este proceso que para a las empresas y no las deja llegar a su capacidad operativa plena, de continuar, lógicamente impacta también en el empleo si las firmas no van a poder producir a pleno", agregó.

Desde la Asociación de Empresarios Nacionales ENAC han remitido al Banco Central problemas de empresarios de los sectores metalíferos, instrumentos musicales o producción de electrodomésticos que no pueden acceder a los insumos para producir. En algunos casos las empresas han realizado inversiones millonarias en el 2020 y hoy se encuentran que no pueden acceder a los insumos para poner esas inversiones en funcionamiento. Desde ENAC recomendaron al BCRA que los topes para acceder a los dólares para importar (+70% respecto del 2020 o +5% respecto del 2021) contemplen en la polinómica un adicional por inversiones acumuladas en ambos años multiplicada al menos por 2.

Las autoridades del Banco Central "se hicieron eco del problema y trabajan, junto a las pymes, en encontrar una solución urgente que no perjudique la producción nacional, de modo de evitar una interrupción en el crecimiento proyectado para todo el 2022", concluyó.

Te puede interesar