Ordenaron excarcelar a Gerardo Ferreyra

Poder Judicial 03 de octubre de 2019 Por
Le fijaron una caución de 50 millones de pesos. El titular de Electroingeniería aseguró que "el juicio de los Cuadernos no va a arrancar nunca, como el de la AMIA, me dijeron mis abogados". La misma decisión podría tomar el tribunal esta semana con respecto a los dueños del Grupo Indalo.
gerardo-ferreyra.jpg_1902800913

"Claudio Bonadio elevó a juicio oral toda la causa (de los Cuadernos) pero lo que me dicen mis abogados es que este juicio no va a arrancar nunca. Como el de la AMIA", aseguró el empresario, Gerardo Ferreyra, titular de Electroingeniería a las pocas horas de ser excarcelado por la Cámara Federal. Para recuperar su libertad deberá pagar una caución de 50 millones de pesos.

En una entrevista en Radio Con Vos, el empresario analizó su detención y dijo: "Habría que preguntarle a los jueces. Creo que la detención mía, principalmente, se debe a razones geopolíticas. Nosotros no estamos asociados a las represas de Santa Cruz para hacer un proyecto comercial. Es una obra para mejorar el país".

"Hay una razón geopolítica. También puede haber una razón de mezquindad empresaria porque en ese proyecto competimos 23 empresas de cinco países", explicó y agregó: "Indudablemente que la política se hace sentir en los tribunales. Tanto es así que ustedes mismo están hablando de un cambio de época después de las PASO. Los fallos que se producene en Comodoro Py siempre están ligados a lo que pasa políticamente".

uberLa justicia porteña definirá si Uber es legal

Ante la consulta si su excarcelación se debió al triunfo del Frente de Todos en las primarias, respondió: "Mi excarcelación es porque yo no tuve nunca una causa en democracia. Esta es una causa que, en el caso nuestro, no tiene ningún fundamento legal para ser llevada adelante".

"Los demás empresarios lo admiten ellos", dijo sobre los arrepentidos y agregó: " El conjunto de los empresarios que optaron por la vía del arrepentimiento lo único que hicieron fue perjudicarse a sí mismos".

Ferreyra aseguró: "Entre los empresarios, fui el más extorsionado. Los que optaron por la vía del arrepentimiento aceptaron dar un testimonio falso. El objetivo era sacarme de ese proyecto (el de las represas) que ganamos limpiamente".

 
Sobre los investigadores a cargo de la mega causa dijo: "Yo acuso de extorsión a (Carlos) Stornelli y (Claudio) Bonadio. Bonadio elevó a juicio oral toda la causa, pero lo que me dicen mis abogados es que este juicio no va a arrancar nunca. Como el de la AMIA".

La millonaria excarcelación

La Cámara Federal porteña le concedió hoy la excarcelación a Ferreyra, aunque dispuso que tal beneficio esté sujeto a la caución real que debía fijar el juez Claudio Bonadio, quien estableció que el monto sea de 50 millones de pesos.

La decisión fue de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, de la sala 1ª del tribunal de apelaciones, quienes determinaron que ya no existen riesgos procesales que justifiquen que continúe la detención, en este caso domiciliaria, de Ferreyra; quien tenía concedido el arresto domiciliario con tobillera electrónica por razones de salud, desde el 14 de junio.

"No se verifica en este supuesto, la concurrencia de indicadores de riesgos con suficiente entidad como para sostener que la restricción personal impuesta a Ferreyra sea la única alternativa viable a los fines de garantizar la concreción del derecho", sostuvieron los camaristas en el fallo.

Los jueces valoraron "la carencia de antecedentes penales computables y, fundamentalmente, que en estas actuaciones se halla agotada la investigación, habiendo señalado el propio Ministerio Público Fiscal que no se advierte, en lo inmediato, la necesidad de producción de medidas relevantes que pudieran ser obstaculizadas por el aquí imputado".

El empresario está procesado como supuesto integrante de una asociación ilícita y fue enviado a juicio oral junto al resto de los acusados, entre ellos, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el detenido ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido.

El dueño de Electroingeniería fue detenido el 6 de agosto de 2018 y fue uno de los pocos empresarios que no pidió ser aceptado como imputado colaborador en la causa penal abierta a raíz del contenido de los cuadernos del remisero Oscar Centeno.

Además..

Los abogados de De Sousa y López, Carlos Beraldi y Fabián Lértora, presentaron memoriales durante esta semana. Se trata de textos en los que piden la excarcelación y que hacen innecesaria la audiencia que la Cámara fijó para este jueves. De manera que Bruglia y Bertuzzi están en condiciones de resolver. El rumor es que se expedirán antes del fin de semana.

a8a3f50dc37c0f13fd6dc5f2d625a0b0_XLAlberto Fernández en San Juan: "La Argentina se tiene que desarrollar equilibradamente"

La realidad es que Ferreyra, De Sousa y López siempre estuvieron a derecho, por lo que no existe razón alguna para sostener que podrían eludir la acción de la justicia. Es más, los mismos camaristas le concedieron la excarcelación a Oscar Thomas, ex titular del Ente Binacional Yaciretá, que tardó muchísimo en presentarse a la justicia en la primera parte del proceso.

Tampoco hay peligro de que obstaculicen la causa. El expediente fue elevado al tribunal oral, lo que significa que se cerró la investigación y por lo tanto no hay nada que obstaculizar. Por supuesto que siempre Comodoro Py se queda con una carta en la manga y entonces nunca redondea la pesquisa sino que se aduce que todavía faltan cosas por investigar. Con ese argumento, intentan trabar las excarcelaciones.

Se ve que el fiscal Stornelli, en rebeldía desde marzo, aflojó con su dureza desde que quedaron expuestas sus maniobras e ilícitos en la causa de los cuadernos. Por lo tanto ahora dictaminó a favor de la excarcelación de los tres empresarios. Con todos esos elementos --no hay riesgo de fuga ni de obstaculización de la causa, dictamen favorable del fiscal--, Beraldi y Lértora pidieron la libertad.

En el caso de De Sousa y de López hay todavía otro ingrediente. La jueza María Eugenia Capuchetti dictó el sobreseimiento de los dos empresarios por un supuesto intento de venta del grupo Oil como maniobra para disponer de bienes que estaban embargados por el juez Julián Ercolini. El magistrado consideró que eso fue un intento de obstruir la justicia, pero la jueza dijo que tal maniobra no existió, algo obvio porque, con los bienes inhibidos, De Sousa y López no podían vender nada y, además, nadie compra bienes inhibidos. En otras palabras, quedó expuesta que la prisión de ambos fue pura persecución, ordenada de forma pública por el presidente Mauricio Macri, que ejerció presión directa sobre los camaristas federales.

Fuente: La Nación, Página 12

Te puede interesar