"En cuatro años perdimos 60.000 puestos y 3.700 pymes cerraron sus puertas" Antonio Caló

Sindicatos 20 de octubre de 2019 Por
El líder de la UOM, Antonio Caló, recordó que en el 2015 su gremio llegó a tener 230.000 trabajadores afiliados y ahora posee unos 170.000.
20190926121606_1345073871_antonio_calo_crop_629x356_th

El sindicalismo está preocupado por que no se detiene la caída del consumo y siguen los despidos. Especialmente en la industria metalúrgica, uno de los sectores que se han visto más afectados por la recesión. Así lo señala Antonio Caló, titular de la Unión Obrera Metalúrgica. En diálogo con este medio, reveló que en la rama metalúrgica se han perdido 60.000 puestos de trabajo en los últimos cuatro.

No tiene duda en cuanto a que Alberto Fernández será el próximo presidente y espera que cuando asuma convoque a un acuerdo para rápidamente reactivar la economía. A continuación, el diálogo mantenido con Ámbito:

P.: ¿Cómo está viendo la situación económica?

Antonio Caló: Mal, muy mal. Con el índice de inflación que se dio conocer ayer, peor todavía. La inflación viene en bancarrota como decimos en nuestro barrio. Tenemos que tratar que el nuevo gobierno que asuma -que será Alberto Fernández porque no tengo duda que va a ganar por más del 50% de los votos- llame a todos los sectores, como ya lo está haciendo. Alberto ya habló con los gremialistas, los empresarios, con el campo, con todo el mundo para ver cómo hacemos de solucionar esta grave situación.

P.: Hoy tenemos un serio problema de pobreza, de desocupación, caída del poder adquisitivo, ¿qué tipo de acuerdo imagina usted?

A.C.: Tenemos que tratar entre todos. Los empresarios tendrán que poner una solución para que arranque la economía. Primero hay que poner en marcha el consumo, darle algo a la gente. Me acuerdo que, en el 2003 cuando llegó Néstor Kirchner a la presidencia, estábamos peor que ahora y lo primero que hizo fue dar 200 pesos para todo el mundo, suspendió las paritarias y luego, cuando se volvió a las negociaciones salariales, se incorporó dicha suma.

P.: ¿Cree que esta podría ser una opción?

A.C.: Si, podría ser una posibilidad, es algo para copiar que salió bien. Y estábamos mal, en el 2001 la UOM llego a tener 60.000 trabajadores.

P.: ¿Cómo está ahora la situación en su gremio?

A.C.: En el 2015 llegamos a 230.000 trabajadores y ahora estamos en 170.000, en cuatro años perdimos 60.000 trabajadores. En estos cuatro años, 3.700 pymes cerraron sus puertas.

P.: Pero si las pymes están atravesando por una difícil situación, ¿cómo harían para poner dinero adicional en los bolsillos de los trabajadores?

A.C.: El otro día, cuando se discutía el bono, yo todavía tenía empresas que aún no pagaron el aguinaldo, pero acordamos, pagan en dos o tres veces, pero acordamos. Pero el gobierno tendrá de ver de dónde sacan los fondos. No sé cómo lo van hacer, yo soy un simple tornero, pero sé la economía de la casa y si vos no tienes para comer… No se dieron cuenta que si la gente no tiene el estómago lleno vota por la comida.

Ni una pyme menosPymes Santa Fe: hay 114 PPC que se encuentran vigentes solo en el centro norte de la provincia

P.: Se habla mucho de reforma laboral, ¿usted cree que hay que hacer una gran reforma general o convenio por convenio?

A.C.: Soy partidario de seguir convenio por convenio. Tengo un convenio de 1975, hay nuevas tecnologías que hay que incorporar. Pero hablando de una reforma laboral con esta ley que está desde el 75, la UOM llegó a tener 60.000 obreros, 230.000 y con esta ley tiene 170.000, así que el problema no es la ley, es la economía.

P.: ¿Usted cree que Alberto Fernández, en caso de ser electo, hará un gobierno diferente a Cristina Fernández de Kirchner?

A.C.: Son distintos. Alberto Fernández es un político de raza, siempre dialogó con todo el mundo y no perdió la costumbre. Pienso que todo se aprende, de lo bueno y de lo malo. Cristina tuvo cosas buenas y cosas malas. Hay que poner en práctica lo que tuvo de bueno, como también lo tuvo Néstor Kirchner.

P.: ¿Qué tuvieron de bueno y de malo tanto Cristina como Macri?

A.C.: Cristina tuvo muchas cosas buenas, en el gobierno de Cristina teníamos muchísimos trabajadores y la gente compraba coches, celulares y hacían paros por el tema del Impuesto a las Ganancias. Ahora están haciendo paro porque no tienen para comer, ¡mira que diferencia que hay entre el gobierno de Cristina y el de Macri!.

P.: ¿Considera necesario hacer un gran pacto para intentar resolver que temas?

A.C.: El acuerdo tiene que ser primero para que la gente coma, y los chicos estudien. Porque si los chicos en su primer año de vida no comen bien, el cerebro no se desarrolla bien, necesitamos que coman. Entre todos tenemos que apostar para que nuestros niños coman bien. Somos un país que podemos producir alimentos para 400 millones de personas y no podemos darle de comer a 40 millones Los argentinos algo hacemos mal.

P: ¿El sindicalismo se hace una autocrítica?, por ejemplo, ¿cómo se explica que permanezca tan alta la tasa de trabajo en negro?

A.C.: ¡Pero eso es culpa de los empresarios que tienen los trabajadores en negro! El trabajador gana 150 pesos la hora, el problema es la carga financiera. Hay empresarios que no pudieron pagar el aguinaldo y vinieron a decirme “Antonio tengo un millón de pesos, lo quiero cambiar y me quieren dar 500 mil” y tiene razón, la carga financiera es el problema. En este país ¿quién ganó plata?

Fuente: Ámbito

Te puede interesar