Mundo Empresarial Mundo Empresarial

Bruno De Alto: "Queremos transformar a ACUMAR en sujeto de producción de ciencia"

El Director General Ambiental de ACUMAR elogió la creación de la Red de Adecuación Ambiental de la Cuenca Matanza-Riachuelo, que intentará que unas 800 empresas adecuen ambientalmente su producción. El rol de la ciencia y la tecnología.

Opinión 20 de julio de 2020 Colaborador Colaborador
ACUMAR

El Director General Ambiental de la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR), Bruno De Alto, ponderó la creación de la Red de Adecuación Ambiental de la Cuenca Matanza-Riachuelo, en un nuevo intento por avanzar con el saneamiento del afluente de aguas que tiene sobre su vera unas cinco mil industrias, y habitan unas seis millones de personas.  

De esa cantidad de empresas, son 800 las que se consideran "agentes contaminantes" por la falta de adecuación ambiental que presentan en el vertido de líquidos en la cuenca y por la falta de articulación territorial de su producción. 

La cantidad de personas que habitan en la vera del riachuelo (el 15% de la población nacional) hacen mas complejo el problema, y el diseño de las soluciones potenciales para mejorar la calidad de vida de las personas, sin impedir la continuidad de la actividad productiva.     

biocombustiblesPymes de biocombustibles se reunieron con el ministro Matías Kulfas

En diálogo con el programa Gobierno de Científicxs, por Radio Caput, De Alto se refirió, también, a la importancia que la ciencia y la tecnología tienen para este proyecto, que cuenta con el aporte de universidades nacionales, organismos científicos y tecnológicos como el INTI, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y hasta la posibilidad del propio INVAP.  

En esta nota todos los testimonios de Bruno De Alto, y el audio completo de la entrevista. 

ACUMAR, en retrospectiva 

"La corte suprema falló contra los gobiernos de Provincia, Ciudad, Nación y un grupo de empresas, y para eso se creó ACUMAR". 

"El control industrial es uno de los factores para trabajar esa adecuación, por lo que se intenta que las empresas que vierten sus líquidos lo hagan con un bajo o nulo grado de contaminación". 

Empresas fuera de adecuación 

"Hay una cantidad importante de empresas que están fuera de norma, porque faltó una política activa territorial, industrial y ambiental, creamos una red de actores, académicos, políticos y económicos que se pongan al servicio de esas empresas que les está faltando apoyo recursos, tecnolgía, conocimiento para salir de esa situación" 

"Nos proponemos sacar a estas empresas de agentes contaminantes". 

"Las industrias se acercan a las cuencas con fines productivos, pero tienen que hacerlo con nuevos paradigmas con un trato ambiental distinto". 

"Los problemas son varios, hay procesos que están fuera de control, hay insumos que no son los adecuados, hay falta de capacitación técnica porque muchas PyMEs crecen y no se profesionalizan, hay falta de conocimiento de la normativa, por eso los organismos técnicos ayudan con asistencia técnica, desde una recomendación, como puede ser un rediseño o una capacitación, el campo tecnológico y del conocimiento tiene un montón de niveles". 

"Una gota mal vertida en un arroyito de Cañuelas termina en un pasivo ambiental para la cuenca". 

"Hay que revisar como cada empresa está parada en este momento de pandemia, primero quizás arranquemos con el sostenimiento de la empresa para que después pueda reconvertirse". 

"Hay un montón de problemas que son de sobrevivencia y esa es la virtud de que la red exista". 

La ciencia, la tecnología y las universidades, en el proyecto 

"La red también incluye organismos científicos tecnológicos porque hay problemas que son muy complejos". 

"En mi gestión la ciencia y la tecnología intervienen en como se mide la calidad ambiental y otro es el control industrial, controlando más eficazmente a las empresas que tiran sus vertidos". 

"Tenemos relaciones históricas con muchos organismos científicos que queremos transformar en alianzas estratégicas". 

vicentinAlberto Fernández sobre Vicentin: "No me urge una solución ya"

"Tenemos un laboratorio para desarrollar de calidad de aguas, y estamos incluyendo tecnología para el sensado automático y permanente de las industrias en alianza con el INTI y con financiamiento del MINCyT, estamos sondeando la posibilidad con el INVAP de tener dispositivos autónomos de monitoreo de la cuenca, estamos haciendo alianzas con las universidades de la cuenca para que, en algunos casos, algunos laboratorios se potencien, como en Cañuelas, en la Universidad de Lomas de Zamora, en Avellaneda, e investigaciones con la incorporación de las ciencias sociales por aspectos que, más allá de lo técnico son humanos, culturales y políticos". 

"Con las universidades vamos a tener abordajes interdisciplinarios porque los problemas son de distinta índole, y lo vamos a dividir las 800 empresas y sectores productivos que son homogéneos, por región, por actor que los convoca, con mesas de trabajo, para atender los casos como una necesidad para su resolución". 

"Queremos transformar a ACUMAR en sujeto de producción de ciencia".

"Muchas veces la tecnología es un factor importante, tal vez cuando nació la tecnología tenía como posibilidad contaminar, pero hoy eso no puede existir más, el Estado y la sociedad se tiene que hacer cargo de esa reconversión, pero esto no se tiene que hacer cerrando empresas, la cuenca es un lugar productivo, de naturaleza, de comunidad".  

"Las ciencias sociales entran en escena porque muchos problemas de la cuenca matanza-riachuelo tienen que ver con los hábitos, con las culturas". 

De Alto anunció que 807 empresas fueron declaradas como agentes contaminantes, situación que describió como "un problema serio". "Esto responde a fallas internas y la falta de políticas industriales y ambientales para estas empresas en la Cuenca. Hay detrás razones administrativas, técnicas y la RACC viene a trabajar sobre estos aspectos. Es una red política, técnica, social y también económica", argumentó el director del organismo encargado del saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo.  

La coordinadora de Adecuación Ambiental de ACUMAR, Laura Pessoa, aportó datos que ayudaron a orientar geográficamente las zonas de mayor contaminación que afectan a la Cuenca en análisis: "De las 807 empresas declaradas como agentes contaminantes, el 64% de las industrias se ubica en la cuenca baja que abarca municipios como Avellaneda, Lanús y la Ciudad de Buenos Aires. El 30% se ubican en la cuenca media que está integrada por los partidos de La Matanza, Almirante Brown, Merlo y Esteban Echeverría".  

¿Cuál será la función de la RAAC?  

Esta Red, que se autodefine como abierta y multisectorial, está conformada  por organismos nacionales, provinciales y municipales provenientes del sistema científico-tecnológico, del ámbito académico y empresarial que se encuentran comprometidos con la calidad de vida de la Cuenca mencionada.  

El trabajo de la RAAC tiene una definida intervención territorial orientada a alcanzar una producción limpia y sostenible, capaz de convivir en armonía con los objetivos de preservación ambiental y el saneamiento de los ríos y arroyos que componen el cuerpo de agua en cuestión.   

La iniciativa tiene como norte "impulsar la innovación productiva y un modelo amigable con el ambiente", como cita el sitio web oficial raac.com.ar en su carta de presentación, en el marco del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y de la Agenda 2030.   

20200719 - covid  fase 1Qué se puede hacer y qué no en CABA y en Provincia de Buenos Aires

La Red propone ser una instancia de vinculación con las empresas industriales que incumplen la normativa ambiental definida por ACUMAR, el organismo público responsable de articular las políticas públicas para el saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo.  

Su función es constituir un "nexo de comunicación" que aborda las tareas de acercar soluciones, recursos y capacidades técnicas acordes a las necesidades de cada caso. Tareas que en su génesis promueven las buenas prácticas ambientales y las normativas vigentes dispuestas por ACUMAR.   

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA RADIAL

Fuente: Periferiaciencia

Te puede interesar

computadoras pantalla

Síndrome Visual informático: Efectos del uso de pantallas en cuarentena

Colaborador
Opinión 25 de octubre de 2020

El aislamiento originado a raíz de la pandemia por el coronavirus, fue útil para prevenir la enfermedad y para que el sistema sanitario no colapse, pero trajo consigo otras consecuencias, entre ellas, el uso en exceso de pantallas, ya sea por trabajo o por ocio. Pronostican que este síndrome puede afectar al 70% de los usuarios

Lo más visto

Boletín de noticias